Claves para disfrutar en el trabajo

Para disfrutar en el trabajo es esencial establecer una serie de rutinas que te permitan concentrarte y obtener lo mejor de ti mismo en cada momento

El trabajo ocupa buena parte de nuestras vidas. No todo el mundo cuenta con la suerte de que le guste su profesión, pero incluso quien la tiene, a veces encuentra dificultad para encontrarse bien en su puesto.

A menudo, la preocupación por un problema familiar, el desacuerdo con la cultura de la empresa, las ganas de ascender o un desencuentro con tus compañeros pueden provocar una serie de emociones negativas que te impiden disfrutar en el trabajo.

Sea cual sea el origen, la cuestión es que pasas al menos ocho horas de tu vida a disgusto y esto tiene consecuencias.

Entre ellas, la más grave es la depresión. Que ocurra no es extraño. Nuestro cerebro pasa demasiadas horas segregando cortisol, la hormona del estrés, al tiempo que la serotonina disminuye.

Esto afecta a nuestros neurotransmisores. Comenzamos a tener unas ideas negativas que se van apoderando de nosotros hasta tal punto que nos dificultan la toma de decisiones y nuestra capacidad para comprender lo que nos rodea de forma equilibrada.

Este es el inicio de un bucle muy difícil de parar. Por ello, lo ideal es intentar hacer cambios en nuestra manera de afrontar nuestra vida laboral en el instante en que detectemos cierto disgusto.

Estas técnicas son fáciles de poner en práctica, sobre todo si se tiene en cuenta lo complicado que puede resultar salir de una situación como la que hemos descrito antes.

Por tanto, te proponemos que sigas con atención los siguientes elementos claves para mejorar tu situación en tu ocupación.

Consejos para disfrutar en el trabajo

Organiza bien tu agenda

Organiza bien tu agenda

Lo ideal es que hagas cada tarea con tranquilidad, pero con cierto grado de tensión. De este modo, tendrás el nivel de estrés necesario para tener la concentración que precisas, pero sin sentir ansiedad.

Así, te deshaces del aburrimiento que genera operar con lentitud. Ten en cuenta que el tedio es un enemigo que debemos batir en cualquier ámbito, también en el laboral.

¿Quieres conocer más? Lee: Ir al trabajo en bicicleta reduce el estrés laboral

Conócete y prioriza

El autoconocimiento es vital para discernir lo importante de lo urgente. Es bueno saber cómo reaccionas ante la dificultad.

Por ejemplo, hay personas que funcionan mejor bajo presión, en cuyo caso es deseable que posterguen las tareas más exigentes para este momento.

Si a ti te sucede lo contrario, debes empezar por aquellas que te planteen mayores desafíos. Así te aseguras el éxito en tus quehaceres.

Haz pausas para disfrutar en el trabajo

Haz pausas para disfrutar en el trabajo

El descanso es básico en cualquier aspecto de la vida. Asimismo, es igual de conveniente desconectar de una cosa para empezar otra.

Por ello, te recomendamos usar ese intervalo para comer algo, hablar con tus compañeros, hacer algún ejercicio para la espalda o para los ojos

Cualquiera de estas alternativas es muy útil y beneficiosa para aumentar nuestra productividad y nuestro bienestar en nuestros puestos.

Establece rutinas

¿Te has dado cuenta de la cantidad de manías que tienen los deportistas de élite? No se trata de una simple superstición. Disponer de una serie de hábitos nos ayuda a concentrarnos.

Funcionan como anclas que nos conectan con nuestras funciones y evitan que nos despistemos. Las distracciones ralentizan cualquier proceso, por lo que nos dan la sensación de que este no se termina nunca.

Es muy difícil que nos lo pasemos bien haciendo algo que se nos vuelve eterno. Por ello, lo mejor es eludirlos.

Visita este artículo: 9 formas de saber si tienes un trabajo tóxico

Desconecta del trabajo cuando estés en casa

Desconecta del trabajo cuando estés en casa

Tener una vida privada satisfactoria también es indispensable para disfrutar en el trabajo. Estar con tu familia, amigos o divertirse a solas, libre de cuestiones laborales es muy ventajoso.

Todos necesitamos relajarnos, compensar esos momentos de tensión con otros de diversión. No obstante, hay personas a las que les cuesta hacer esa transición.

Si este es tu caso, prueba con el ejercicio al salir del trabajo. El deporte es un instrumento estupendo para rebajar el cortisol y generar la serotonina que se requiere.

El bienestar en el trabajo constituye un elemento fundamental para la salud general. Empleamos tanto tiempo en él que afrontarlo con pesadumbre puede tener unas consecuencias muy indeseables.

En este sentido, es preferible estar atento y darnos cuenta de cómo nos sentimos para evitar que estas se produzcan.

Al hacerlo, no solo apostamos por una mayor productividad, sino que procuramos nuestra felicidad también fuera del entorno profesional.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar