Claves para gozar de buena salud

Con una actitud positiva ante la vida y siendo conscientes de los pequeños placeres que esta nos ofrece a diario podemos conseguir disfrutar más, lo que repercutirá en nuestra salud

La felicidad es un estado que cualquier persona quiere alcanzar. Nadie sabe cuáles son las claves para hallarla, pero todos conocemos el tópico de que lo único que necesitamos es buena salud, amor y dinero.

Seguramente, la mayoría cuestionemos que el dinero tenga un papel protagonista en esta ecuación y en cuanto al amor, no entraremos en ese jardín. De los tres, el único punto en el que podemos daros consejos, es la salud.

Por desgracia, el seguimiento de estos consejos no garantiza al 100% que siempre gozaremos de buena salud, hay demasiados factores sobre los que no podemos influir pero, sin lugar a dudas, nos ayudarán a sentirnos bien con nosotros mismos y evitaremos problemas de salud que si son consecuencia de malos hábitos o actitudes.

Claves para gozar de buena salud

  • La alimentación es fundamental. Debe ser variada y equilibrada, debemos comer alimentos de todos los grupos, mucho mejor si son frescos, es decir, evitando los productos manufacturados. No debemos olvidar que comer es un placer, por ello, debemos hacer que la comida sea apetecible.
  • Debemos evitar el consumo de tabaco y otras drogas, así como moderar la ingesta de alcohol pero sin privarlo del todo, siempre y cuando nuestra salud o estado vital nos lo impida, pues el consumo inteligente de cerveza o vino, por ejemplo, es beneficioso.
  • Realizar ejercicio de forma habitual. Deberemos buscar aquel que se adecue a nuestra edad y estado de forma. Un simple paseo diario de 30 minutos tiene enormes efectos positivos para nuestra salud.
  • Un uso racional de medicamentos es clave. Con ello no se quiere decir que no deban tomarse, si no que deben hacerse siempre y cuando sean necesarios y supervisados por un profesional.
  • No mantener relaciones sexuales de riesgo. La protección es fundamental para  no contraer y no contagiar a otros de enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • Vivir en un entorno sano, rodeados de aire puro, a ser posible. Si no lo es, escapar siempre que podamos de la polución a la que está sometida la vida en la ciudad.
  • Tener una actitud positiva ante la vida, disfrutando de ella y no vivir en un constante estado de estrés. Es básico tener una ilusión o un motivo en la vida que nos haga levantarnos cada día, incluso aquellos más malos.
  • Reírse. Una gran sonrisa puede ser el remedio ante muchos males.
Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar