Clindamicina: usos e indicaciones

21 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
La clindamicina es un antibiótico de amplio espectro del grupo de las lincosamidas. Posee una actividad principalmente bacteriostática. Actúa frente a bacterias aerobias gram positivas y frente a muchas bacterias anaerobias.

La clindamicina es un antibiótico semisintético que pertenece al grupo de las lincosamidas. Se trata de un fármaco con actividad bacteriostática.

Se usa para tratar ciertos tipos de infecciones bacterianas, incluyendo infecciones de los pulmones, la piel, la sangre, los órganos reproductivos de la mujer, así como los órganos internos.

¿Cómo actúa la clindamicina?

cultivo de bacterias

Este antibiótico de amplio espectro del grupo de las lincosamidas posee una actividad principalmente bacteriostática. Actúa frente a bacterias aerobias gram positivas y frente a muchas bacterias anaerobias.

La clindamincina ejerce su acción mediante su unión a la subunidad 50S del ribosoma de la bacteria. De esta forma, inhibe las primeras etapas de la síntesis proteica de la célula bacteriana.

Aunque su acción es fundamentalmente bacteriostática, a concentraciones elevadas puede tener un efecto bactericida. Esto dependerá de la sensibilidad de la cepa y del medio.

Administrada por vía oral, se absorbe prácticamente un 90 % de la dosis. Aunque no se sabe cuanto, la toma junto alimentos, retrasa esta absorción.

Indicaciones terapéuticas de la clindamicina

Este fármaco está indicado en el tratamiento de infecciones causadas por microorganismos sensibles. Entre ellas, están:

Dado que algunas de estas infecciones a menudo se producen también por bacilos gram negativos, se usa la clindamicina con otros antibióticos adicionales. Por vía tópica, se emplea para el tratamiento del acné.

No obstante, puede usarse para tratar infecciones por cepas sensibles a clindamicina o a eritromicina. También puede ocurrir que algunas cepas sean sensibles a uno de los antibióticos y resistentes al otro.

Descubre: Toxoplasmosis: qué es y cómo tratarla

Efectos adversosEfectos adversos de la clindamicina

El principal efecto adverso de la clindamicina es la diarrea asociada con Clostridium difficile. Se asocia con este tipo de diarrea hasta en el 10 % de los pacientes en tratamiento, independientemente de la vía de administración, incluida la vía tópica.

También pueden producirse reacciones de hipersensibilidad. Cuando se administra por vía oral, si no se toma con agua, puede causar esofagitis.

Por otra parte, también pueden aparecer otras reacciones adversas secundarias en pacientes bajo tratamiento con clindamicina, entre las que se encuentran:

  • Hematológicas: se han dado casos de leucopenia, leucocitosis, anemia y trombocitopenia graves.
  • Sistema cardiovascular: en algunos pacientes, la clindamicina puede causar arritmias severas como fibrilación ventricular, alargamiento del intervalo QT y arrit­mia ventricular polimórfica.
  • Sistema nervioso central: es posible que se den eventos aislados de bloqueo neuromuscular.
  • Gastrointestinales: el tratamiento con clindamicina pue­de producir diarrea, náusea, vómito y dolor abdominal.  Además, puede inducir colitis seudomembranosa por superin­fección debida a Clostridium difficile. Este efecto es reversible si se suspende el tratamiento. Teniendo que emplear medidas de apoyo junto con la  administración de  vancomicina o metronidazol.
  • Hígado: este antibiótico puede elevar las cifras de aspartato amino­transferasa y alanina aminotransferasa, así como las concentraciones de bilirrubina debido a daño hepático directo.
  • Riñón y aparato genitourinario: se asocia a la clindamicina con cuadros de moniliasis vaginal y vulvova­ginitis.
  • Piel: hay casos en los que se puede observar la aparición de erupción, que puede ser de leve a moderada intensidad.

Cuando el tratamiento es tópico, puede manifestarse prurito facial, der­ma­titis de contacto, edema facial y erupción ma­cu­­lo­pa­pular.

Otros efectos adversos que pueden presentarse en las personas tratadas con clindamicina incluyen el síndrome de Stevens-Johnson, reacciones de hipersensibilidad en pacientes HIV positivo y linfadenitis. No obstante, estas reacciones son poco frecuentes.

Contraindicaciones

La clindamicina está contraindicada en pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas a este fármaco y a la lincomicina.

En cuanto a la lactancia, debes saber que este fármaco se excreta en la leche materna. Por esta razón, y debido a los posibles efectos graves en el lactante, está contraindicado su uso de durante la misma. Durante el embarazo tampoco debe utilizarse, a menos que sea estrictamente necesario, ya que no existen estudios ni datos suficientes.

Lee también: Medicamentos compatibles con la lactancia materna

Conclusión

Numerosos ensayos clínicos y una extensa experiencia de farmacovigilancia avalan el uso de clindamicina como fármaco efectivo en el tratamiento de infecciones orales maxilofaciales, entre otras.

  • Montoya Claramunt, I., Mira O., M., Álvarez A., I., Cofré G., J., Cohen V., J., Donoso W., G., & Torres T., J. P. (2009). Resistencia inducible a clindamicina en Staphylococcus aureus meticilino resistente. Revista Chilena de Pediatria. https://doi.org/10.4067/s0370-41062009000100006

  • Rodriguez, E. (2009). Tratamiento antibiótico de la infección odontogénica. Inf Ter Sist Nac Salud.

  • Pérez, N., Pavas, N., & Isabel Rodríguez, E. (2010). Resistencia de Staphylococcus aureus a los antibióticos en un hospital de la orinoquia colombiana. Infectio. https://doi.org/10.1016/s0123-9392(10)70108-9