Clítoris y todo lo que deberías saber sobre él

El clítoris es en el cuerpo de las mujeres, el que mayor placer puede brindarle y generalmente del que menos se habla. Descubre su verdadera función

El clítoris pertenece al órgano sexual femenino y es uno de los principales responsables de los orgasmos. Tal vez por desconocimiento, la mayoría de las personas no dan a esta zona la suficiente importancia.

Tanto hombres como mujeres suelen preocuparse más por los placeres de la penetración, pero es aquí donde se logra lo mejor. El clímax es, en la mayoría de los casos, conseguido por la estimulación del clítoris.

Consejos del clítoris que te harán disfrutar más del sexo

Postura sexual del 68.

Un concepto poco nombrado a pesar de su relevancia en el organismo femenino. Todos quienes tienen relaciones sexuales deberían conocer en mayor profundidad sobre sus bondades y su ubicación.

1. Es un glande, al igual que el pen

Durante la concepción, durante las primeras semanas no se puede distinguir el sexo por la similitud entre clítoris y pene.

Quizá nunca han escuchado esto, pero es la realidad. El clítoris es un glande que se ubica entre los labios menores, justo en su unión. Sin embargo esa parte que resulta fácil de identificar es solo el capuchón, pues el tronco está por dentro y no se puede ver. Esta otra parte corre por los lados internos de la vagina.

¿Lo sabías?: 5 tipos de orgasmos y cómo alcanzarlos

2. Receptor de terminaciones nerviosas

 

Su gran poder para otorgar placer es, precisamente, la cantidad de terminaciones nerviosas que recaen en él. Son aproximadamente unas 8000, motivo por el cual los orgasmos así son más probables y placenteros. En el miembro masculino los nervios son casi la mitad.

3. Se mantiene joven por siempre

El secreto del orgasmo femenino

A diferencia de otras zonas del cuerpo, éste cuenta con juventud eterna. Es decir que no envejece con el paso de los años, sino que se mantiene en su misma condición. Por lo tanto, mujeres de todas las edades pueden disfrutar de sus beneficios en cualquier etapa de sus vidas.

4. Son diferentes, pero no pierden su rol

Los clítoris de todas las mujeres pueden ser muy diversos entre sí. Algunos más grandes o más pequeños, otros que pueden tocarse con facilidad y otros más escondidos, etc. Estas condiciones particulares no tienen ninguna relación con el aporte de esta zona en las relaciones sexuales.

5. La estimulación correcta asegura un orgasmo en minutos

9 de cada 10 mujeres pueden llegar al clímax absoluto con la estimulación del clítoris en pocos minutos. Más precisamente si lo hacen por su propia cuenta, es más probable que tengan un orgasmo antes. Pues, para los hombres todavía sigue siendo un órgano un poco confuso al que no saben tratar tan bien.

En realidad es una zona erógena muy sensible y debe ser tratado con suavidad. En el momento de excitación, los muchachos suelen ser un poco bruscos y pueden causar dolor.

6. Cambia de tamaño durante la excitación

Orgasmo femenino al masturbarse.

El glande y el eje se agrandan y se llenan de sangre a medida que aumenta la excitación de la mujer. A mayor concentración sanguínea, mayor será el placer cuando la misma se libere.

Para obtener estos placeres, son los juegos previos los que mayor rédito se llevan. Asimismo, es de gran importancia la estimulación lingual con el sexo oral en este miembro.

Perfecciona tus artes: ¿Cómo mejorar la técnica del sexo oral?

7. Lleva varios nombres

Quizá no se sientan cómodas hablando abiertamente del clítoris con su grupo de amigas. Pues, tiene otras denominaciones que lo convierten en un órgano más elegante o confiable. Y todos se basan en su trabajo como fuente de placer femenino.

  • Dulzura de Venus
  • Delicia de Amor
  • Aguijón Sexual

Curiosidades culturales con respecto al clítoris

En algunos países se realiza la mutilación o ablación del clítoris. Es decir, a una edad temprana de las mujeres se mutila de manera parcial o total el glande.

La creencia de algunos países africanos que tiene este ritual en el inicio de la pubertad indica que protegen al sexo femenino. Es un acto de castidad que las mantiene vírgenes hasta el matrimonio.

En realidad, lo que están haciendo es prohibirles disfrutar del sexo físicamente. Es sabido que el mayor número de orgasmos se dan en el clítoris y solo un bajo porcentaje lo logra de otra manera. Por lo tanto, estas mujeres en su matrimonio podrán tener sexo, pero se les dificultará llegar al éxtasis absoluto.

Conclusión

El clítoris está en el cuerpo femenino con el único objetivo de proporcionar placer. Solo por eso, es que hay que brindarle mayor atención y otorgarle las caricias más tiernas. Solas o con una pareja, incluir la estimulación de esta zona es fundamental para tener sexo feliz.