Coágulos en la sangre: 8 señales para estar alerta

Los coágulos de sangre pueden poner en riesgo tu salud. A continuación te comentamos por qué y cuáles son las señales que debes tener en cuenta.

Cuando se forman coágulos dentro de los vasos sanguíneos la salud está en riesgo. ¿Por qué? porque un coágulo es una masa de sangre, que cambia su estado, de líquido a semisólido.

Cuando esta masa con aspecto gelatinoso se desprende, puede bloquear parcial o totalmente un arteria o vena, a lo cual se le conoce como trombosis. Dado que todo nuestro cuerpo está conectado por vasos sanguíneos, un coágulo puede viajar a cualquier lugar, lo cual es muy peligroso.

Si se traslada al corazón, al cerebro o a los pulmones corre el riesgo de atascarse y causar lo que se denomina como: embolia o accidente cardiovascular. Existen dos tipos de coágulos de sangre:

  • Arteriales. Aquellos que se forman en las arterias y no permiten que el oxígeno llega a los principales órganos.
    • Los coágulos causan un sin número de complicaciones como ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares parálisis nerviosa y dolores intensos.
  • Venosos. Se forman en las venas, lentamente, por ende, los síntomas se hacen notar de forma gradual.
    • Es común que aparezcan en los brazos, piernas y pelvis.
    • Por lo general, estos coágulos permanecen inmóviles, pero siempre existe el riesgo que puedan moverse y convertirse así en un riesgo para la salud.

Factores de riesgo de presentar coágulos de sangre

  • Largos períodos en cama o en reposo; es decir, permanecer en una misma posición durante mucho tiempo.
  • El consumo de ciertos anticonceptivos.
  • Antecedentes familiares de trastornos circulatorios.
  • El sedentarismo.
  • La obesidad.
  • El tabaquismo.
  • La edad.

Señales a las que debes prestar atención

1. Tos inexplicable y dificultad para respirar

Tos inexplicable y dificultad para respirar

Un coágulo en los pulmones hace que el flujo de oxígeno sea lento, lo cual provoca que tu ritmo cardíaco aumente. Las palpitaciones aceleradas, acompañadas de dificultad al respirar, suelen interpretarse como una señal de alerta ante una embolia pulmonar.

2. Cambios en el estado de ánimo

Síntomas como la irritabilidad y la confusión, acompañadas por alucinaciones o convulsiones pueden indicar que, algo no va bien e, incluso, una posible trombosis arterial en el cerebro. Esto sucede cuando un coágulo de sangre obstruye el flujo regular de oxígeno y glucosa en el torrente sanguíneo, lo cual provoca que el cerebro no funcione adecuadamente.

3. Fatiga

fatiga

Al tener un coágulo de sangre, el cuerpo activa sus organismos de defensa, lo cual puede conllevar al agotamiento. Ahora bien, hay que recordar que las causas de la fatiga suelen ser difícil de diagnosticar, por lo que es muy importante estar atentos a otros síntomas.

4. Hinchazón en las extremidades

La trombosis venosa profunda es una afección que puede presentar, entre sus síntomas, la hinchazón de las extremidades. En especial, las inferiores. Por ende, debes tener cuidado si la hinchazón se desarrolla con rapidez, en especial, si resulta dolorosa. Por otra parte, puede que se trate de una inflamación por retención de líquidos. Ante la duda, consulta con tu médico.

Te puede interesar: ¿Cómo mejorar la mala circulación de las piernas?

5. Dolor en el brazo o la pierna

Dolor en el brazo o la pierna

El dolor es localizado y punzante. Se presenta muchas veces cal caminar o flexionar las extremidades. En ocasiones, puede acompañarse de una sensación de adormecimiento.

6. Venas distendidas

Las venas distendidas no suelen dar lugar a complicaciones mayores, pero cuando un coágulo ejerce presión en los vasos sanguíneos, pueden ocasionar rupturas interna, enrojecimiento o moratones. En estos casos, las varices aparecen como producto de una trombosis venosa en las piernas.

7. Rayas rojas en la piel

Rayas rojas en la piel

Cuando presentes unas rayas o líneas de color rojo en la piel a lo largo de las venas, puede que se trate de coágulos de sangre. En especial, si las líneas se sienten calientes al tacto. Para descartar la probabilidad de una trombosis arterial, acude a tu médico.

8. Fiebre

Cuando tienes un coágulo de sangre y este entra a tu torrente sanguíneo, puede causar fiebre. Este malestar suele acompañarse de sudoración, temblores, migrañas, deshidratación, debilidad corporal e inapetencia.

Recomendaciones para prevenir los coágulos de sangre

  • Ten cuidado si tomas anticonceptivos orales, ya que las hormonas aumentan la coagulación en la sangre.
  • Procura ingerir alimentos ricos en vitamina B3, C y E como por ejemplo ajo, minerales, zinc, magnesio, manganeso y suplementos minerales para la buena circulación.
  • Deja de fumar, ya que el cigarrillo aumenta la formación de coágulos en la sangre.
  • Mantén un peso adecuado, que vaya acorde a tu altura e índice de masa corporal.

La obesidad y el sedentarismo son la principal causa de accidentes cardiovasculares e infartos causados por coágulos de sangre que se desprenden en el torrente sanguíneo. Por ello, es fundamental mantener una buena rutina de ejercicios.