Cómo cocinar boniato, descubre las distintas formas de hacerlo

21 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Florencia Villafañe
El boniato es un tubérculo nutritivo y delicioso. Por su textura fibrosa, es un ingrediente ideal para diferentes recetas. En este artículo te contamos cómo puedes cocinarlo.

¿Conoces las distintas formas de cocinar boniato? Si eres de las personas que disfruta el sabor de este alimento, deberías saber que puedes usarlo en diferentes recetas. Descubre en este artículo en qué preparaciones te conviene incluirlo.

El boniato, también conocido como batata, camote o patata dulce, es una planta de origen sudamericano que se cultiva en la mayor parte del mundo. Además, es un tubérculo comestible, nutritivo y económico.

Diferentes formas de cocinar boniato

Cocinar boniato nos pone en sintonía con la gastronomía de tiempos antiguos, ya que es usado desde antaño en la cocina, pues presenta un sabor que es aceptado con facilidad. En general, las variedades de colores fuertes como las naranjas, amarillas o moradas son más dulces que las blancas.

Además de presentar una textura fibrosa, varios estudios sugieren que tiene un aporte nutricional destacable, debido a que entre sus componentes destacan la fibra dietética, el agua, las vitaminas, los minerales y las sustancias antioxidantes. Gracias a estos compuestos, el camote es beneficioso para la salud.

Hay distintas formas de cocinar boniato, por lo que lo puedes incorporarlo en diferentes recetas. En este apartado te contamos cómo hacerlo.

Chips de boniato
Los chips saludables de boniato reemplazan otras opciones de snack.

Chips: un snack saludable

Una de las variantes que puedes realizar para sustituir a las típicas patatas fritas son los chips saludables. Para hacer esta receta necesitas una batata lavada (no es necesario que descartes su cáscara, ya que le da un toque crocante), una cucharadita de aceite, sal y especias.

Preparación

  • Lo primero que tienes que hacer es cortarla en láminas finas.
  • Luego, colocarla en una bandeja con aceite, sal y condimentos o especias de tu preferencia.
  • Finalmente, cocinarla al horno por 10 minutos. Si quieres que salgan lo más crocante posible, puedes precalentar la bandeja.

Ver también: Trucos para cocinar saludable y bajo en calorías

Puré de boniato: una guarnición que no puede faltar

Otra de las posibilidades de este tubérculo es consumirlo como puré. Esta es una opción ideal para acompañar carnes u otros platillos. Para ello necesitas 1 boniato grande, sal, 1 cucharada de mantequilla y especias.

Preparación

  • Para comenzar, debes pelar el boniato y cocinarlo hasta que su textura sea blanda. Puedes hacerlo al vapor o hervido. Lo recomendable es que retires la cáscara antes de hacerlo.
  • Luego, hay que pisarlo por completo con un tenedor, agregar la sal, las especias y la mantequilla.
  • Para finalizar, mezclar la preparación y servir en un plato.

Muffins de batata asada

Asar este alimento hace que el sabor dulce resalte, por lo que una vez cocido puedes usarlo en recetas dulces, como por ejemplo, en muffins, en budines o en tortas. En este caso, para hacer la primera opción necesitas 1 batata asada (sin piel), 1 huevo, 4 cucharadas de azúcar y 1 taza de harina leudante.

Preparación

  • Batir a punto nieve el huevo, luego agregar el azúcar poco a poco y continuar batiendo.
  • Por otro lado, pisar el boniato y mezclarlo con la harina.
  • Agregar esta pasta a los demás ingredientes y unir con movimientos envolventes.
  • Colocar la preparación en moldes aceitados y cocinar a fuego medio. Si gustas, cuando estén listos puedes decorarlos con frutas o chocolate.

Lee también: Batatas rellenas con guisantes y aguacate: deliciosas y rápidas

Tortilla de patatas dulces con vegetales

Una receta que tienes que probar es la tortilla de batata con vegetales. Si quieres, puedes usar este ingrediente en crudo, pero será necesario que lo ralles. Para hacerla necesitas lo siguiente:

  • 1 boniato rallado (crudo o cocido).
  • 1/2 cebolla.
  • 1 huevo.
  • 1 taza de harina blanca o avena.
  • 1/4 de pimiento rojo pequeño.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.
  • Sal y condimentos a gusto.
  • Agua en cantidad necesaria.

Preparación

  • Picar la cebolla y el pimiento.
  • Colocarlos en un bowl y agregar el aceite, la sal, los condimentos y el boniato rallado.
  • Mezclar todo, agregar el huevo y la harina o la avena. Añade el agua que te parezca hasta que logres una masa homogénea.
  • Para finalizar, coloca la mezcla en una sartén y cocina a fuego mínimo. Si te resulta más cómodo, puedes cocinarlo en el horno.

Sopa de boniato

Puré de boniato como receta saludable
Puré, sopa y hasta muffins de boniato se pueden realizar con este tubérculo.

Si eres amante de las sopas de textura cremosa, esta opción será ideal para ti. Puedes elaborarla en cantidad y dejarla lista en tu heladera; luego agregas los ingredientes que prefieras antes de consumirla. Necesitas 2 camotes pelados, 1 cucharada de semillas, agua, sal y cebolla de verdeo a gusto.

Preparación

  • Para hacerla tienes que poner a hervir los camotes (no agregues demasiada agua, así no tienes que colarla); la idea es que lleguen al punto en que se desarmen.
  • Una vez que notas que se ablandaron lo suficiente, písalos con un tenedor, agrega las semillas, la cebolla de verdeo picada, la sal y los condimentos.
  • Puedes consumirla sola o bien agregar carne, legumbres y queso.

Las diferentes formas de cocinar boniato en el mundo

Por su versatilidad, cocinar boniato tomó auge en los últimos años en la industria a nivel mundial. Por ejemplo, se lo utiliza para obtener almidón y, a partir de éste, elaborar panificados y fideos.

Asimismo, en algunos países se producen bebidas o se extraen los antioxidantes del mismo para agregarlos a la leche fermentada. Así lo indica el estudio de la revista Advances in Food and Nutrition Research sobre el papel de la batata dulce en el pasado, el presente y el futuro de la nutrición humana.

Si no estás acostumbrado a consumir este alimento, es hora de que pruebes estas recetas. Además de lograr una textura suave y fibrosa, sumarás nutrientes indispensables para el cuerpo. Recuerda que es fuente de fibra dietética, es digestivo y aporta vitaminas y minerales.

  • Serrano Romero, A. D. C., Vílchez Morales, E. Y., Sandino Silva, C. M., Carrillo Centeno, P., & Pachón, H. (2011). Sensory evaluation among Nicaraguan school-age children of a sweet potato (Ipomoea batatas) snack prepared with and without sweet potato leaves. Perspectivas en Nutrición Humana13(2), 191-202.
  • Melédez Guadarrama, L., & Hirose López, J. (2018). Patrones culinarios asociados al camote (Ipomoea batatas) y la yuca (Manihot esculenta) entre los mayas yucatecos, ch'oles y huastecos. Estudios de cultura maya52, 193-226.
  • Vidal, A. R., Zaucedo-Zuñiga, A., & Ramos-García, M. (2018). Propiedades nutrimentales del camote (Ipomoea batatas L.) y sus beneficios en la salud humana. Revista Iberoamericana de Tecnología Postcosecha19(2), 1-15.
  • Bovell‐Benjamin, A. C. (2007). Sweet potato: a review of its past, present, and future role in human nutrition. Advances in food and nutrition research52, 1-59.