El coco y sus productos derivados podrían ayudar a combatir la obesidad

¿Sabías que el aceite de coco puede ayudarnos a acelerar nuestro metabolismo? Los resultados serán visibles y más rápidos siempre y cuando lo combinemos con una dieta equilibrada y ejercicio físico

El coco es una fruta deliciosa y nutritiva que se puede aprovechar mediante el consumo de su pulpa, jugo, leche y aceite, los cuales concentran una gran cantidad de propiedades capaces de mejorar la salud en muchos aspectos.

Este alimento hace parte principal de la dieta de los lugares de clima tropical y cálido, pues es allí donde, por lo general, se cultiva con facilidad.

No obstante, en muchos lugares del mundo tienen el beneficio de disfrutarlo en todas sus presentaciones, ya que en la actualidad lo comercializan en casi todos los países.

Este fruto y todos sus derivados son ricos en fibra, vitaminas, minerales y otros importantes nutrientes que lo catalogan como un alimento funcional.

Durante muchos años ha formado parte de la medicina tradicional de los isleños y también aparece en los libros de medicina alternativa.

Pero, sumado a esto, gracias a las recientes investigaciones se han podido corroborar muchos de los beneficios que ya se le atribuían.

Los derivados del coco podrían ayudar a controlar la obesidad

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México están utilizando la cáscara y la parte media del coco con el fin de crear productos o suplementos que ayuden a controlar los niveles altos de colesterol, triglicéridos y obesidad.

De acuerdo con los resultados de su estudio, estas partes del coco podrían estar compuestas por fibra y micronutrientes que pueden ayudar a controlar la obesidad.

Por si fuera poco, el tipo de fibra dietética que contiene puede disminuir el índice glicémico, lo que es muy prometedor para los pacientes con diabetes.

derivados-del-coco

Para la realización de dichos suplementos, en primer lugar, los residuos del fruto son sometidos a un proceso de deshidratación en el microondas.

Dicho calentamiento se realiza de adentro hacia afuera, con el fin de que las estructuras de la fibra se abran para fraccionarla en pequeños trozos y de este modo realizar el experimento.

Las conclusiones de este estudio son un inicio para un posible tratamiento contra la obesidad a base de coco. Pese a esto, aún se necesitan más estudios para comprobar su efectividad y posibles efectos.

Por ahora, los pacientes que están luchando contra la obesidad, se pueden apoyar en el coco y sus derivados naturales como complemento de la dieta para adelgazar.

¿Cuáles son esos productos derivados?

¿Quieres conocer más? Lee: Esto es lo que le sucede a tu cuerpo cuando bebes agua de coco

Aceite de coco

Aceite-de-coco

Durante muchos años se pensó que el aceite de coco era del tipo insalubre por su alto contenido de grasas saturadas.

Más tarde, varias investigaciones se encargaron de demostrar que el tipo de grasas que lo componen son las de cadena media, es decir, las que tienen la capacidad de convertirse de forma directa en energía sin metabolizarse en azúcar.

Esto indica que, al consumir aceite de coco, le estamos aportando al organismo energía y vitalidad, contribuyendo a acelerar el metabolismo para perder grasa con más facilidad.

Eso sí, no se trata de un producto milagroso y tampoco tiene la capacidad de adelgazar por sí solo. Funciona siempre y cuando esté apoyado de una dieta saludable y ejercicio.

Agua de coco

Cuando se obtiene de forma orgánica, directamente desde un coco joven, el agua de coco actúa como un apoyo para adelgazar debido a su increíble concentración de nutrientes, fibra y baja cantidad de calorías.

Esta bebida refrescante está recomendada para sobreponer líquidos ya que, además de ser muy hidratante, también contiene electrolitos y minerales esenciales para acelerar la recuperación del cuerpo.

Su consumo regular ayuda a mejorar la digestión, previene el estreñimiento y facilita la eliminación de líquidos retenidos, los cuales también influyen en el aumento de peso.

Jugo de coco y piña

Jugo-de-coco-y-piña

Esta forma de consumir coco es bastante especial ya que se combinan sus propiedades con todos los nutrientes de la piña, fruta con poder diurético que también apoya la dieta de los que quieren perder kilos.

El jugo de coco y piña tiene un sabor tropical muy delicioso, se puede tomar en los días de intenso calor y lo mejor es que se le aportan al organismo, nutrientes y antioxidantes para combatir el colesterol, activar el metabolismo y prevenir el envejecimiento prematuro.

Ingredientes

  • 1 taza de coco picado (80 g)
  • 1 taza de piña picada (155 g)
  • ½ vaso de agua (100 ml)

Preparación

  • Introduce todos los ingredientes en una licuadora y procésalos hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Tómalo sin colar y hazlo, como mínimo, 3 veces por semana.

No olvides leer: Descubre lo que ocurre cuando bebes agua de piña con el estómago vacío

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar