Coiloniquia, una anomalía de las uñas muy común: síntomas y tratamiento

Valeria Sabater · 27 agosto, 2017
Aunque la coiloniquia no va más allá de un problema estético debemos atender a la señal que nos mandan las uñas, puesto que son indicativo de una enfermedad o carencia nutricional

La coiloniquia o uñas cuchara es un trastorno bastante común donde las uñas de las personas afectadas aparecen más delgadas y deformadas, hasta el punto de perder por completo la clásica que las caracteriza.

Algo que, sin duda, te explicamos en numerosas ocasiones en nuestro espacio es que las uñas son un reflejo directo de nuestra salud.

Cualquier cambio en su tonalidad, su resistencia o su textura evidencia alguna condición médica a la que deberíamos prestar una atención inmediata.

La coiloniquia, por su parte, aparece en aquellas personas que sufren, por ejemplo, una carencia de hierro.

Sin embargo, también puede asociarse a otros procesos que debemos tener muy en cuenta.

A continuación te facilitamos toda la información al respecto.

¿Qué es coiloniquia?

uñas con Coiloniquia

Gabriel tiene 22 años y lleva una semana sufriendo diarrea y una sensación de debilidad general muy acusada.

Cuando acude al médico, este examina sus manos y le pregunta que si hace tiempo que sus uñas presentan esa forma: muy delgadas, frágiles y en forma de cuchara.

  • Gabriel responde que hace 6 meses que empezaron a adquirir esa forma pero, puesto que no le duelen ni interfieren en su vida diaria, no le dio importancia alguna.
  • Sin embargo, tras realizar las pruebas pertinentes, el médico informa al joven de que padece una severa anemia ferropénica.
  • Le indica, además, que si hubiera acudido antes al ambulatorio y en cuanto sus uñas adquirieron esa forma, no hubiera llegado a ese punto de debilidad extrema.

Descubre también esta crema de remolacha y perejil para combatir la anemia ferropénica

La coiloniquia y la anemia por déficit de hierro

Se dice que en los casos más extremos de coiloniquia la uña puede llegar a contener incluso varias gotas de agua, simulando ser una auténtica cuchara.

Asimismo, cabe decir que puede aparecer en una sola mano y también en los pies. Por otro lado, es bastante común que aparezca en niños con desnutrición y en mujeres que sufren menstruaciones muy abundantes.

  • La causa más común de las uñas cuchara es, como ya hemos podido ver, la deficiencia de hierro.
  • De ahí que, además de este síntoma evidente en nuestras uñas, notemos además gran cansancio físico, dificultades para respirar, palidez en la piel y pérdida del cabello.

La coiloniquia y otras enfermedades asociadas

Sensación de cansancio

Tal y como habíamos señalado al inicio, la coiloniquia no se asocia en exclusiva a la anemia. Hay otras condiciones que es necesario tener en cuenta:

  • Una mala alimentación basada en un exceso de grasas y escasas vitaminas y minerales
  • Hemorragias intestinales
  • Ser celíaco también puede propiciar que suframos coiloniquia
  • Síndrome de Raynaud
  • Tomar corticoides
  • Padecer eccema
  • Sufrir lupus eritematoso
  • Tener el hábito de mordernos las uñas
  • Sufrir enfermedades endocrinas
  • Mantener una dieta muy baja en folatos (vitamina B9) y vitamina C
  • Algunos tipos de cáncer
  • Recibir quimioterapia
  • Enfermedades severas de corazón donde la sangre no llega a los dedos de forma adecuada

Por otro lado, hay un aspecto muy curioso que también debe considerarse. La coiloniquia se ha relacionado también con el uso de productos que contienen petróleo. 

  • Algunas personas, como los peluqueros, habituados a trabajar con múltiples productos químicos, suelen sufrir en mayor grado este problema.
  • Asimismo, la población que vive localizaciones más elevadas también evidencian en ocasiones esta particularidad.
  • La razón de ello está en que en dichas altitudes las atmósferas son más pobres en oxígeno.

A menor oxígeno, nuestro organismo agota sus reservas de hierro y, en consecuencia, aparecen todos los problemas asociados a la anemia.

Descubre también el significado de tu personalidad según la forma de tus manos

¿La coiloniquia es grave?

La coiloniquia supone, en apariencia, poco más que un problema estético.

Sin embargo, debemos verlo como lo que es: un síntoma asociado a una enfermedad o un déficit nutricional que debemos atender.

Por tanto, en cuanto percibamos que nuestras uñas dejan de tener la forma y textura de siempre, es necesario acudir al médico para que nos hagan un análisis.

No cuesta nada y estaremos haciendo mucho por nuestra salud.

¿Qué tratamiento hay para la coiloniquia?

Fruta

Tal y como podemos deducir, el enfoque que seguirán nuestros médicos partirá siempre de la propia enfermedad que suframos y donde la coiloniquia, tal y como ya hemos señalado, no es un síntoma.

  • No obstante, cabe decir que hay personas que manifiestan esta característica en sus uñas por simple condición genética.
  • Es decir, hay veces que no existe ningún problema subyacente, sino que es un rasgo genético que hemos heredado de nuestra familia.

Por otro lado, y puesto que la causa más común es la anemia y los problemas nutricionales, nunca está de más mejorar nuestra dieta.

Tips para nuestra alimentación

Tanto para prevenir la coiloniquia como para tratarla, nos irá muy bien incrementar el consumo de estos alimentos.

De esta forma invertiremos en salud y, en consecuencia, en la fuerza y resistencia de nuestras uñas.

  • Combina las carnes y pescados con vegetales ricos en hierro como, por ejemplo, las espinacas, los guisantes, la remolacha, el brócoli, las alcachofas…
  • Añade jugo de limón a tus comidas.
  • Incrementa el consumo de legumbres como las lentejas y los garbanzos.
  • La levadura de cerveza y el germen de trigo son ideales para fortalecer la salud de tus uñas.
  • Toma infusiones de perejil.
  • Los mariscos también son muy saludables en estados carenciales de hierro.

Para concluir, no descuides nunca el estado de tus uñas: ¡Dicen mucho de tu salud!