¿Qué es la colelitiasis?

Carolina Betancourth · 15 diciembre, 2017
La presencia de cálculos biliares puede no ser evidente debido a la ausencia de síntomas. En casos de obstrucción del conducto biliar la extirpación de la vesícula puede ser la mejor solución.

La colelitiasis, mejor conocida como cálculos biliares o litiasis biliar, es la formación de depósitos endurecidos de fluidos digestivos en el interior de la vesícula biliar. Esta materia sólida, conocida popularmente como cálculos o piedras, llega a ser tan pequeña como granos de arenilla, o tan grande que ocupa toda la vesícula.

La vesícula es un pequeño órgano con forma de pera que se encuentra ubicado en el lado derecho del abdomen, justo debajo del hígado. Tiene como función liberar una sustancia conocida como bilis, la cual participa en la digestión.

Tipos de cálculos biliares

La colelitiasis se divide en distintos tipos en función del compuesto con que se forme el cálculo.

  • Cálculos biliares de colesterol. Es el tipo de colelitiasis más frecuente y tiene lugar cuando la cantidad de colesterol excretada por el hígado es superior a la capacidad de la bilis para disolverlo.
  • Cálculos biliares de bilirrubina (cálculos pigmentarios). Este tipo de colelitiasis se produce cuando, por un problema médico, se produce bilirrubina en exceso.
  • Otro tipo de colelitiasis menos frecuente es aquella que se forma por problemas de vaciado de la vesícula biliar.

Visita este artículo: 6 señales que te alertan problemas en la vesícula biliar

Causas de la colelitiasis

litiasis-biliar-calculos-biliares

Las causas que favorecen la aparición de cálculos en la vesícula son muy diversas y, a menudo, se debe a la combinación de varios factores de riesgo. La colelitiasis es más frecuente mujeres que en hombres; además, la incidencia es mayor en personas con sobrepeso. Una persona es más propensa a desarrollar cálculos en caso de:

  • Sufrir sobrepeso u obesidad
  • Tener diabetes
  • Ser mayor de 40 años
  • Tener antecedentes familiares de colelitiasis
  • Sufrir insuficiencia de la vesícula biliar para vaciar la bilis apropiadamente (es más probable durante el embarazo)
  • Tener cirrosis hepática o infecciones de las vías biliares (cálculos pigmentarios)
  • Tomar píldoras anticonceptivas
  • Sufrir enfermedades que provocan la destrucción de los glóbulos rojos
  • Tener una pérdida rápida de peso por consumir una dieta muy baja en calorías
  • Recibir alimentación por vía intravenosa por tiempo prolongado

Síntomas de la colelitiasis

Un gran número de casos de colelitiasis cursan de manera asintomática. Los pacientes se enteran de la presencia de los cálculos porque se descubren cuando en una radiografía rutinaria o al realizarse una cirugía abdominal. No obstante, si el cálculo es tan grande que bloquea el conducto que drena la vesícula se pueden experimentar ciertos síntomas que resultan clave para el diagnóstico. Estos pueden ser:

  • Un dolor abdominal agudo
  • Coloración amarillenta de la piel y de la esclerótica del ojo (ictericia)
  • Heces de color arcilloso
  • Náuseas y vómitos
  • Fiebre moderada
  • Inflamación abdominal
  • Intolerancia a las comidas grasas

Diagnóstico

diagnostico

Tras evaluar los síntomas del paciente el médico puede sugerir la realización de pruebas como análisis de sangre. Estos exámenes no ayudan como tal a concretar la presencia o no de cálculos biliares, pero sí pueden servir para descartar otra serie de enfermedades que pueden conllevar síntomas similares. Para verificar un diagnóstico de colelitiasis es imprescindible la realización de pruebas de imagen de la vesícula biliar. Estas pueden ser:

  • Ecografía abdominal
  • Tomografía computarizada abdominal
  • Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE)
  • Gammagrafía de la vesícula biliar con radionúclidos
  • Ecografía endoscópica
  • Colangiopancreatografía por resonancia magnética (CPRM)
  • Colangiografía transhepática percutánea (CTHP)

¿No lo sabías? ¿Cómo depurar la vesícula biliar?

Tratamiento

En la mayoría de los casos esta afección no requiere ningún tratamiento. El médico determinará si es necesaria una intervención considerando los síntomas y los resultados de las pruebas de imagen. Si no se desarrollar síntomas, simplemente se recomienda estar alerta ante cualquier señal que puede indicar una complicación de los cálculos. De ser así, el médico le pondrá el tratamiento pertinente.

Medicamentos

Medicamentos

Los medicamentos en forma de píldora se pueden administrar en caso de cálculos biliares de colesterol. No obstante, estos pueden tardar meses, incluso años, en hacer efecto. Este tratamiento no es de uso general y está reservado para las personas que no se pueden someter a una cirugía.

Colecistectomía: extirpación de la vesícula biliar

El médico puede sugerir una colecistectomía para extirpar la vesícula biliar si los cálculos se repiten con frecuencia, o si causan una obstrucción. Es un procedimiento bastante sencillo. Una vez extirpada la vesícula, la bilis fluye de forma directa desde el hígado hasta el intestino delgado. Este órgano no es necesario para vivir y su extirpación no afecta la capacidad de digerir los alimentos.

Referencias:

Fogel EL, Sherman S. Diseases of the gallbladder and bile ducts. In: Goldman L, Schafer AI, eds. Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2016:chap 155.

Jackson PG, Evans SRT. Biliary system. In: Townsend CM Jr, Beauchamp RD, Evers BM, Mattox KL, eds. Sabiston Textbook of Surgery. 20th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2017:chap 54.

Brunicardi, F. (2006). «Capítulo 31: Vesícula biliar y sistema biliar extrahepático.». Schwartz: Principios de cirugía (8va edición). McGraw-HillISBN 9789701053737.

Wang HH, Liu M, Li X, Portincasa P, Wang DQ (2017). «Impaired intestinal cholecystokinin secretion, a fascinating but overlooked link between celiac disease and cholesterol gallstone disease»Eur J Clin Invest (Revisión). PMID 28186337doi:10.1111/eci.12734.