Coliflor gratinada al horno

Es muy importante que cuando terminemos de cocer la coliflor la pasemos por agua fría para detener la cocción. De lo contrario podría pasarse y quedar demasiado blanda

La coliflor es una gran fuente de vitamina C, fibra, ácido fólico, magnesio, potasio y calcio y tiene también propiedades antioxidantes que ayudan a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Este es un plato sano, muy fácil de hacer y apto incluso para los que salen corriendo cuando alguien dice ‘hoy comemos coliflor’. Esta es una manera estupenda de hacer que los niños coman verdura, puesto que la bechamel enmascara un poco el sabor de la coliflor y hace que el plato sea más atractivo para todos aquellos a los que les resulta difícil incluir en su dieta diaria. Hoy te enseñamos a hacer la coliflor gratinada al horno, ideal para cualquier comida especial o incluso una cena con los más pequeños.

Opción 1: Coliflor gratinada al horno

Ingredientes:

  • 1 coliflor
  • 150 g de panceta salada
  • 1 diente de ajo
  • 1 pizca de perejil picado
  • ½ vaso de leche entera
  • Sal y pimienta

Para la bechamel

  • 500 ml de leche
  • 75 g de harina
  • 75 g de mantequilla
  • Nuez moscada
  • Sal y pimienta

Procedimiento:

Coliflor-beneficios

  • Trocear la coliflor separando los ramilletes, dejando solo un poco de tallo (lo justo para que no se deshagan). Lavarlos bien.
  • Poner a hervir una cacerola con agua, sal y un vaso de leche, para mitigar el olor desagradable que produce la coliflor al cocerse. Cuando hierva, introducir la coliflor y cocer durante 15 minutos. Escurrirla y reservar.
  • Cortar la panceta salada en trozos pequeños y saltearla en una sartén junto con un diente de ajo picado. Freír durante 5 minutos. Si la sartén es antiadherente (y nueva, todas son antiadherentes al principio hasta que dejan de serlo), no hará falta aceite, ya que la panceta suelta suficiente grasa como para poder freírse en su propio jugo.
  • Preparar la bechamel. Para ello colocar en una cacerola 75 g de mantequilla y calentar al fuego. Cuando se vuelva líquida, añadir la harina y remover hasta que se integre bien. Ir añadiendo la leche poco a poco, removiendo constantemente. Una vez que toda la leche esté incorporada, salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada. Cocinar durante 20 minutos removiendo constantemente. Al final quedará una bechamel espesa. Si quedasen grumos al acabar de cocer, se puede pasar la batidora de mano.
  • Precalentar el horno a 180ºC.
  • Poner la coliflor en una fuente apta para horno, esparcir la panceta por encima y cubrir con la bechamel.
  • Hornear a 180ºC en la zona media del horno, con calor por arriba y por abajo, durante 7-8 minutos, hasta que la bechamel adquiera un tono dorado.

Opción 2: Coliflor gratinada al horno con queso

Ingredientes:

  • ½ coliflor
  • 200 g queso
  • Queso rallado
  • ½ taza nata
  • 1 cuchara de  mantequilla
  • 1 pizca sal

Procedimiento:

gratinado calabacin

  • Precalentar el horno a 180ºC con calor por arriba y por abajo.
  • Cortar la coliflor en trozos medianos.
  • Poner en una cacerola abundante agua con sal (abundante quiere decir la suficiente para que luego cubra la coliflor) y llevar a ebullición.
  • Cuando hierva, añadir la coliflor y cocer hasta que esté hecha, pero no se deshaga.
  • Escurrirla coliflor y pasar por agua fría para parar la cocción.
  • En un cazo a fuego medio, derretir el queso. Cuando esté derretido, mezclarlo con la nata hasta que quede homogéneo y reservar.
  • Engrasar con la mantequilla una fuente para horno e ir intercalando capas de coliflor con capas de nata y queso, acabando con una capa de nata y queso.
  • Esparcir queso rallado por encima.
  • Hornear a 180ºC durante 10 minutos hasta que el queso se gratine.