El color y la forma de las heces hablan sobre tu salud

Hay que estar atento a cualquier anomalía en las heces, pues un simple cambio de color puede ser síntoma de que algo anda mal en tu cuerpo

Las heces deben presentar un color marrón –ni muy claro ni muy oscuro– considerado como normal. Su textura debe ser sólida, pero no de forma exagerada.

Para lograr estas características es importante que se cumplan las cuatro fases del proceso digestivo:

  • Ingestión: Cuando los alimentos entran al cuerpo.
  • Digestión: Es el proceso químico en el que los alimentos se transforman en pequeñas moléculas.
  • Absorción: Las moléculas atraviesan el tubo digestivo para llegar a la sangre y se distribuyen en los órganos.
  • Egestión: El cuerpo elimina los residuos de los alimentos que no fueron digeridos.

La materia fecal son las heces que expulsa el aparato digestivo por medio del recto.

En su mayoría están compuestas de alrededor de un 75% de agua y el resto son bacterias de las comidas que no se pudieron digerir y sustancias que arrojan los intestinos y el hígado.

Colores de las heces

Verdoso

Las-mejores-frutas-que-ayudan-a-combatir-el-estreñimiento

  • La razón por la que los desechos adquieren ese tono es porque la bilis no tuvo tiempo de degradarlos.
  • El tránsito por los intestinos y el colon es demasiado rápido.

Es posible que estés comiendo altas cantidades de clorofila, que se encuentran en las verduras, suplementos de hierro o colorantes.

Lee también: 7 cosas que puedes hacer todos los días para mejor tu digestión 

Amarillento

Este tipo de heces puede estar causado por diversos factores. Entre ellos encontramos:

  • Un padecimiento conocido como síndrome de Gilbert, que es un exceso de bilirrubina en la sangre.
  • También la bacteria Giardia puede provocar el tono amarillento.
  • Entre otras enfermedades está la hepatitis y anomalías en el hígado.
  • En el menor de los casos es una simple irregularidad en la absorción de nutrientes.

Rojo oscuro

Mujer con ganas de ir al baño

Generalmente este tono indica que hay un sangrado debido a úlceras, varices o gastritis en el sistema digestivo. Puede ser en el esófago, estómago e inclusive en el intestino delgado.

En algunos casos solo es causa de haber ingerido alimentos con colorantes como los tomates, la remolacha o arándanos.

Pardo

El color pardo se considera completamente normal. Es el tono que adquieren las heces por las sustancias que segrega el hígado.

Según lo que se coma y la cantidad que secreta el hígado se determinará el color. No obstante, mientras esté dentro del marrón y levemente verde no hay de qué preocuparse.

Negruzco

No reprimas los deseos de ir al baño

Lo recomendable es que en caso de defecar heces con tonos oscuros se acuda de forma inmediata al médico.

  • Entre las posibles causas está el sangrado del tracto digestivo superior, el cual abarca la zonas entre el esófago, estómago o intestino delgado.
  • Otra de las causas es la acumulación de sangre coagulada.
  • En algunos casos solo es debido a la ingestión de medicamentos como el hierro.

Blancos

Las haces en colores blanquecinos no son normales en ninguna circunstancia. Es posible que haya una irregularidad en el hígado o la vesícula.

Las heces blancas pueden ser síntoma de hepatitis y cirrosis y los antiácidos se encargan de segregar sustancias que las blanquean. 

Cuida lo que comes

  • Uno de los nutrientes más importantes para la digestión es la fibra que ayuda combatir el estreñimiento, reduce los niveles de colesterol y previene la aparición de células cancerosas en el colon.
  • Mastica los alimentos con calma. Muchas veces las actividades cotidianas nos traicionan y no tenemos tiempo para comer con tranquilidad.Esto puede termimar afectandoafecta en la digestión, pues el estómago no puede triturar al 100 %.
  • Evita consumir productos que no sean de origen vegetal o animal. Los colorantes, saborizantes y sustancias tóxicas no solo alteran el color de las heces también perjudican la salud.
  • Incluye probióticos en tu dieta. Los yogures y algunos suplementos contienen bacterias buenas que ayudan a la digestión y mantener una buena consistencia en las heces.

Te recomendamos: Mejora tu salud pulmonar añadiendo estos 7 alimentos en tu dieta 

En conclusión, el cambio en la textura y color de las heces puede estar provocado por infinidad de causas.

Lo recomendable es acudir con un especialista para descartar cualquier padecimiento, ya sea leve o grave. Como ya vimos, en algunos casos se debe solo a los colorantes naturales y artificiales de los productos que consumimos.

¡No te alarmes, previene!

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar