Combate la afonía y la disfonía con 5 remedios naturales

Carolina Betancourth · 3 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas el 11 diciembre, 2018
Si bien el médico puede recomendar reposo, caramelos para chupar y el uso de algún enjuague bucal en concreto, también es posible aprovechar algunos remedios naturales para obtener el alivio.

La afonía es el término que se utiliza para el trastorno relacionado con la pérdida total de la voz, mientras que la disfonía se refiere a las pérdidas parciales, con variaciones en el tono y volumen. Ambas condiciones se producen por la irritación de la laringe o la faringe y también son habituales cuando se atraviesan episodios de amigdalitis.

Esta dolencia es común en personas que fuman y que toman bebidas alcohólicas, aunque muchos casos afectan a cantantes, maestros y personas cuyas profesiones les exige forzar la voz. Otras causas menos frecuentes incluyen complicaciones de alguna enfermedad respiratoria, como también los daños en las cuerdas vocales, los problemas nerviosos y emocionales.

Si bien las molestias tienden a desaparecer en cuestión de días, se pueden preparar algunos remedios naturales («de la abuela») que ayuden a sentir alivio y mejorar progresivamente. A continuación compartimos 5 interesantes opciones, muy fáciles de elaborar en casa.

1. Cebolla y miel para la afonía

cebolla-y-miel-para-la-afonia

Ingredientes

  • ½ cebolla.
  • 3 cucharadas de miel (75 g).

Preparación

  • Primero corta media cebolla y procésala en la licuadora hasta obtener una pasta jugosa.
  • A continuación, mézclala con las cucharadas de miel de abejas.
  • Toma una o dos cucharadas al día, o cuando sientas molestias.

Descubre: 5 remedios con cebolla para la tos y otras enfermedades

2. Piña y miel

Jugo de piña

Ingredientes

  • 2 rodajas de piña
  • Opcional: miel.

Preparación

  • Trocea las rodajas de piña.
  • Procesa la piña con la batidora hasta obtener un líquido sin grumos.
  • Consume el zumo 2 o 3 veces al día, hasta aliviarte por completo.
  • Si decides añadir un toque de miel, procura que este no sobrepase la cucharadita (5 g). 

3. Agua de limón

Ingredientes

  • El zumo de ½ limón.
  • ½ taza de agua (125 ml).

Preparación

  • Diluye el zumo de limón en media taza de agua tibia.
  • Si lo deseas, también puedes añadir unas rodajas de limón fresco al agua, para realzar su sabor.
  • Consúmela una vez al día, mientras te mejoras.

Te interesa: ¿Beber agua tibia de limón cada mañana brinda beneficios?

4. Zanahoria y miel

zanahorias

Ingredientes

  • 3 zanahorias.
  • Miel (al gusto).
  • 2 tazas de agua (500 ml).

Preparación

  • En primer lugar, corta las zanahorias en varios trozos y ponlas a hervir en las tazas de agua.
  • Pasados 10 minutos, retíralas del fuego y déjalas reposar a temperatura ambiente.
  • Finalmente, cuando se enfríen, exprímelas para extraerles el zumo y, enseguida, mézclalo con la miel.
  • Toma una cucharada cuando sientas molestias. 

5. Tomillo, limón y miel

infusion-tomillo-propiedades-antiinflamatorias-y-antivirales

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml).
  • El zumo de ½ limón.
  • 1 cucharadita de tomillo (5 g).
  • 1 cucharada de miel (25 g).

Preparación

  • En primer lugar hierve una taza de agua y, cuando alcance su punto de ebullición, retírala del fuego y agrégale el tomillo.
  • A continuación tapa la bebida y déjala reposar 10 minutos.
  • Por último cuélala y agrégale la miel y el zumo de medio limón.
  • Consume con moderación cuando tengas molestias.

Descubre: Cómo preparar 3 remedios expectorantes para la tos

Nota final

¿Tienes ronquera o cambios en tu voz? Si te estás enfrentando a la afonía o disfonía, sigue las instrucciones de tu médico y, adicionalmente, si el profesional así lo autoriza, prueba alguno de estos remedios naturales que te hemos comentado.

Ten en cuenta que algunos tienen un alto contenido de calorías (por la miel), por lo que deberás ser prudente a la hora de consumirlos.

En líneas generales, estos remedios proporcionan alivio porque ayudan a suavizar la garganta y a calmar la sensación de ardor, propia de la irritación. Ahora, hay que recordar que para que sus efectos puedan conllevar a una mejoría y no solo al alivio momentáneo, debes seguir las pautas del médico.

Por último, queda comentarte que hay quienes diluyen los remedios con miel en agua para aprovecharlos como bebida hidratante y no solo como jarabe. En cualquier caso, se recomienda mantener la moderación.

La medicación para la afonía puede consultarse en el siguiente enlace.

  • Jarić, S., Mitrović, M., & Pavlović, P. (2015). Review of Ethnobotanical, Phytochemical, and Pharmacological Study of Thymus serpyllum L. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine : eCAM, 2015, 101978. http://doi.org/10.1155/2015/101978
  • Allan, G. M., & Arroll, B. (2014). Prevention and treatment of the common cold: making sense of the evidence. CMAJ : Canadian Medical Association Journal, 186(3), 190–199. http://doi.org/10.1503/cmaj.121442
  • Goldman RD. (2014). Honey for treatment of cough in children. ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4264806/