Combate la ansiedad social y gánale

Puesto que la ansiedad social puede condicionar nuestra vida, es conveniente conocer algunos recursos a los que podemos recurrir para hacerle frente desde diferentes perspectivas

Todos conocemos la timidez y la consideramos, hasta cierto punto, graciosa y tierna. Sin embargo, cuando es exagerada, hasta tal punto de perjudicar la vida cotidiana recibe el nombre de ansiedad social.

Este comportamiento genera una gran dificultad de crear lazos afectivos.

Gran parte de las personas que viven con este problemas son conscientes de que sus pensamientos negativos son infundados e irracionales, pero no consiguen luchar solos con esto.

Aunque este trastorno es serio y necesita tratamiento, existen una serie de terapias, remedios y procedimientos que buscan combatir el foco del problema.

Aquí te decimos cómo hacerle frente a esta cuestión y salir victorioso. No será fácil, pero sí es posible.

Controla tu respiración

respira profundo

Esto sirve para reducir las tensiones del sistema nervioso. Tienes varias opciones, pero nosotros te recomendamos hacer compases en la respiración y exhalar lentamente por la nariz, con la boca cerrada.

Este método puede llevarse a cabo en cualquier lugar y a cualquier hora. Toma el tiempo que necesites y no te sientas presionado. Es muy importante que hagas este ejercicio de forma lenta y con todas las repeticiones que necesites.

Si estás en un ambiente silencioso y tienes la posibilidad de estar acostado, usa una técnica de relajación. El relajamiento combinado con la respiración diafragmática, ciertamente, reducirá la respiración sofocante, la taquicardia y el temblor.

Al estar en medio de un ataque de ansiedad social lo mejor que puedes hacer es mantenerte lo más calmado posible.

Lee también: Cómo la respiración incorrecta puede afectar tu salud

Incluye más alimentos fermentados

La comida fermentada que contiene probióticos reduce la permeabilidad de la mucosa del intestino. Los probióticos también disminuyen la inflamación de los intestinos.

Esta es una buena noticia ya que la ansiedad es frecuentemente acompañada por síntomas gastrointestinales. Por ello, la reducción de la inflamación ayuda a aliviar los síntomas.

Se dice que los alimentos fermentados también ayudan a modificar la respuesta del organismo debido al estrés

Y es que esta respuesta está altamente relacionada con los desórdenes de salud mental, como la ansiedad social. Además, el consumo de leche fermentada reduce las respuestas del cerebro a expresiones faciales y a los estímulos sociales negativos.

Psicoterapia cognitiva

La psicoterapia cognitiva es un tipo de tratamiento que suele surtir mucho efecto en la calidad de vida de las personas con ansiedad social, y que ayuda a disminuir sus síntomas.

En la terapia, el paciente aprende a controlar los pensamientos negativos que carga consigo.

Esto produce un cambio inmediato, ya que desarrolla habilidades que le harán ganar confianza si es el caso.

Si decides tomar esta clase de terapia constantemente serás expuesto a las situaciones sociales que te causan miedo o reprensión.

Enfrentar este tipo de situaciones es esencial para adquirir confianza y poder manejarte en la vida diaria.

¡Ejercítate!

La práctica de cualquier deporte ayuda a combatir la ansiedad social y sus efectos porque eleva la producción de serotonina. Esta sustancia aumenta la sensación de placer y te hará más fácil lidiar con las emociones negativas.

Caminar tres veces por semanas, al menos, durante media hora, ya puede ayudar con la ansiedad.

La caminata también puede aprovecharse para relajar la mente y realizar una meditación activa. Cuando tú caminas, piensas. Y al ser un movimiento repetitivo, acabas trabajando los puntos generadores de la ansiedad.

Quizás ya has disfrutado los beneficios de la caminata de forma inconsciente. Te invitamos a que esta vez lo hagas de forma totalmente consciente.

La práctica de algún deporte también te ayudará a relacionarte con otros y vencer, de forma gradual, la ansiedad social.

Ingerir aminoácidos

platano y chocolate

Para controlar la ansiedad social, podemos consumir banana y chocolate de forma moderada. Ambos contiene triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina.

Otra posibilidad es consumir el triptófano en cápsulas junto a las vitamina B6 y el magnesio. Otros aminoácidos que pueden ayudar son la taurina y glutamina.

Estos aumentan la disponibilidad de un neurotransmisor llamado GABA, que es un organismo que controla fisiológicamente la ansiedad.

Podemos ingerirlos en cápsulas o en infusiones. La mayoría contiene sustancias que funcionan como sedantes suaves que ayudan diariamente a controlar la ansiedad.

Las plantas conocidas y estudiadas con esa acción son la camomila y la valeriana.

Medicación

Si ya has probado de todo y sientes que tu situación solo empeora, deberías acordar una cita con un especialista.

Aunque muchas personas se niegan por completo a esta opción, existe una gran cantidad de medicamentos que pueden ayudarte a controlar la ansiedad social.

Los inhibidores de la recaptación de la serotonina son el principal medicamento usado para tratar este trastorno de la conducta.

Para reducir el riesgo de efectos colaterales el médico podría comenzar recetando dosis bajas del medicamento que va a eliminar conforme se eliminen los síntomas.

El tratamiento puede durar varias semanas o varios meses pero los síntomas van a reducir considerablemente.

Si en verdad no deseas tomar medicamentos, puedes probar con las demás alternativas. Solo recuerda que esta terapia no es mala ni síntoma de que estés “loco”.

Solo es una ayuda extra para estar sano y funcional.

Visita este artículo: La depresión y la ansiedad son signos de lucha, no de debilidad

Ansiedad social: un problema cada vez más común

En la fobia social las personas sufren de crisis de ansiedad cuando están junto a otras personas o en situaciones en las que deben pasar tiempo con otros.

Su incidencia ha ido en aumento y hoy en día causa sufrimiento a muchas personas. En esta lista no se muestran todos los tratamientos completos para tratar este mal.

La psicoterapia es un recurso valioso para lidiar con esta forma de enfermedad.

La ansiedad social tiene varios niveles y tipos, por lo que es necesario saber distinguirla de la timidez que es un comportamiento no patológico frecuente.