5 remedios caseros para la infección de los folículos capilares

28 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la médica Karla Henríquez
Aunque la infección de los folículos capilares no suele revestir gravedad, sí puede ser molesta, ya que viene acompañada de picazón e inflamación, además de favorecer los vellos encarnados

La infección de los folículos capilares, también conocida como foliculitis, es una condición que se produce por la proliferación de gérmenes, casi siempre del tipo estafilococos. Estos se encuentran de forma natural en la piel, pero pueden convertirse en patógenos ante el estímulo que reciben por agentes externos.

Es común que se presente tras usar métodos de afeitado o depilación agresivos, aunque también se asocian con el uso de ropa ajustada, la mala higiene y la obesidad.

Si bien no representa un problema grave, su presencia puede causar irritación, comezón en la piel y vellos encarnados que, algunas veces, se llenan de pus. Tienden a formarse en áreas como los glúteos, las axilas y el cuello, ya que son zonas donde la piel sufre fricción constante.

De acuerdo con los expertos de Mayo Clinic, para tratar adecuadamente la foliculitis es necesario ir al médico. Dependiendo del caso, es posible que paute un determinado medicamento u otro (cremas o pastillas para controlar la infección, champús, píldoras para combatir las infecciones fúngicas y cremas o píldoras para reducir la inflamación).

5 remedios para los folículos capilares

Según creencias populares, estos son los 5 remedios que te pueden ayudar a tratar la foliculitis, puesto que ayudan a eliminar las bacterias y, al mismo tiempo, reducir la inflamación.

1. Cúrcuma y aceite de coco para

Beneficios de la cúrcuma

Se dice que la mezcla de cúrcuma con aceite de coco es un remedio antibacteriano y exfoliante que, tras ser aplicado, reduce la foliculitis causada por bacterias.

Ayudaría a remover las células muertas que obstruyen los folículos pilosos y, además, ayudaría a reducir la inflamación, calmar el dolor y la comezón.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g).
  • 1 cucharada de aceite de coco orgánico (15 g).

Preparación

  • Vierte los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta obtener una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Frota el tratamiento sobre las zonas afectadas por la foliculitis y déjalo actuar hasta 2 horas.
  • Cuando esté bien seco, enjuaga con agua tibia y realiza suaves movimientos circulares para estimular la circulación.
  • Repite el tratamiento todos los días, hasta controlar la infección.

Lee: Exfoliante para el rostro de azúcar y aceite coco

2. Aceite de oliva y aceite de árbol de té

Se dice que el aceite de oliva combinado con el aceite esencial de árbol de té brinda una solución antiséptica y antibacteriana capaz de controlar la infección de los folículos capilares.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g).
  • ½ cucharadita de aceite esencial de árbol de té (2 g).

Preparación

  • Combina el aceite de árbol de té con el de oliva.

Modo de aplicación

  • Frota el producto sobre las áreas de la piel afectadas y déjalo actuar sin enjuagar.
  • Repite su uso todos los días, hasta curar la foliculitis.

3. Aceite de orégano y aceite de coco

Aceite de orégano

Según creencias, el aceite esencial de orégano es un ingrediente antibacteriano y fungicida que, tras aplicarse sobre la piel, acelera la curación de la infección de los folículos capilares y otras enfermedades. 

Sus agentes antiinflamatorios disminuyen las protuberancias causadas por este problema y, de paso, facilitan la extracción del vello en caso de que esté encarnado.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de aceite de orégano (5 g).
  • 2 cucharadas de aceite de coco (30 g).

Preparación

  • Incorpora los aceites en un recipiente y remuévelos para que se integren bien.

Modo de aplicación

  • Masajea las áreas afectadas con el producto, durante 5 u 8 minutos.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y úsalo todos los días.

4. Vinagre de manzana

Aunque no existe evidencia científica, se cree que los ácidos naturales que contiene el vinagre de sidra de manzana le confieren efectos antibacterianos y antiinflamatorios, que serían adecuados para curar la foliculitis.

Estos activos combatirían las bacterias que producen la infección y, al mismo tiempo, eliminarían las células muertas e impurezas retenidas en el folículo.

Ingredientes

  • 5 cucharadas de vinagre de manzana (50 ml).
  • ¼ de taza de agua tibia (62 ml).

Preparación

  • Diluye el vinagre de manzana en el agua tibia.

Modo de aplicación

  • Rocía el líquido sobre las partes afectadas y déjalo absorber sin enjuagar.
  • Repite su uso 2 o 3 veces al día, hasta que la infección se cure.

Descubre: 7 propiedades adelgazantes del vinagre de manzana

5. Aloe vera y aceite de rosa

aloe vera para los folículos capilares

El gel de aloe vera se puede combinar con un poco de aceite de rosa mosqueta para obtener una crema antiinflamatoria e hidratante, ideal para curar la piel en casos de infecciones en los folículos capilares.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de gel de aloe vera (30 g)
  • 1 cucharada de aceite de rosa mosqueta (15 g)

Preparación

  • Combina el gel de aloe vera con el aceite esencial de rosa mosqueta hasta conseguir una crema homogénea.

Modo de aplicación

  • Aplícate el producto sobre las irritaciones y zonas afectadas, y déjalo actuar hasta 2 horas.
  • Enjuaga con agua tibia y repite su uso todos los días.

Nota final

Como pudiste notar, son varias las opciones caseras que se proponen para desinfectar y proteger la piel en caso de desarrollar este tipo de infecciones. 

En caso de que desees aplicarte alguno, recuerda consultarlo primero con el médico para evitar reacciones adversas.

 

 

  • Epstein, F. H., Paus, R., & Cotsarelis, G. (1999). The Biology of Hair Follicles. New England Journal of Medicine. https://doi.org/10.1056/NEJM199908123410706
  • Schneider, M. R., Schmidt-Ullrich, R., & Paus, R. (2009). The Hair Follicle as a Dynamic Miniorgan. Current Biology. https://doi.org/10.1016/j.cub.2008.12.005
  • Canapi, E., Agustin, Y., Moro, E., Pedrosa, E. J., & Bendano, M. L. (2009). Coconut Oil. In Bailey’s Industrial Oil and Fat Products. https://doi.org/http://dx.doi.org/10.1071/SR99116
  • Zorofchian Moghadamtousi, S., Abdul Kadir, H., Hassandarvish, P., Tajik, H., Abubakar, S., & Zandi, K. (2014). A review on antibacterial, antiviral, and antifungal activity of curcumin. BioMed Research International. https://doi.org/10.1155/2014/186864
  • Murbach Teles Andrade, B. F., Nunes Barbosa, L., Da Silva Probst, I., & Fernandes Júnior, A. (2014). Antimicrobial activity of essential oils. Journal of Essential Oil Research. https://doi.org/10.1080/10412905.2013.860409
  • MAKINO, S., CHEUN, H., TABUCHI, H., & SHIRAHATA, T. (2000). Antibacterial Activity of Chaff Vinegar and Its Practical Application. Journal of Veterinary Medical Science. https://doi.org/10.1292/jvms.62.893
  • Nejatzadeh-Barandozi, F. (2013). Antibacterial activities and antioxidant capacity of Aloe vera. Organic and Medicinal Chemistry Letters. https://doi.org/10.1186/2191-2858-3-5