Combate la rinitis de forma eficaz con estos 7 remedios naturales

Podemos aprovechar las propiedades antiinflamatorias y antihistamínicas de algunos ingredientes naturales para combatir los síntomas de la rinitis de manera natural y reforzar nuestra respuesta inmunitaria

La rinitis es una condición común que se produce por la inflamación del revestimiento mucoso de la nariz, casi siempre acompañado con síntomas como los estornudos, el prurito y la congestión nasal.

Suele presentarse al inhalar algunas sustancias que desencadenan alergias, como pueden ser el polvo, el polen y algunos productos químicos.

También puede manifestarse como reacción a los ambientes fríos o por el consumo de alimentos que provocan intolerancias.

Si bien suele producirse de forma leve y esporádica, en algunos casos se convierte en un problema crónico cuyos síntomas son más difíciles de controlar.

Por suerte, hay varios remedios de origen natural que, por sus propiedades, ayudan a acelerar su recuperación sin exponer el organismo a efectos secundarios.

En esta oportunidad queremos compartir en detalle los 7 mejores para que no dudes en probarlos ante la primera molestia.

¡Descúbrelos!

1. Cúrcuma

Ver también: Tiras nasales para respirar mejor: ¿las conoces?

Beneficios de la cúrcuma

La cúrcuma es una especia con propiedades antioxidantes y antiinflamatorias que contribuyen a controlar los síntomas causados por la rinitis.

Sus activos naturales bloquean la producción de la inmunoglobulina E, un agente al que se le atribuyen las reacciones alérgicas.

¿Cómo utilizarla?

  • Incluye cúrcuma en tus platos favoritos.
  • Incorpora una cucharadita de cúrcuma en agua caliente y consume la infusión hasta 2 veces al día.

2. Jengibre

El jengibre es una raíz natural que, por sus agentes antiinflamatorios, ayuda a aliviar la congestión e irritación ocasionada por este problema.

El gingerol, su principal activo, disminuye las secreciones nasales y los continuos estornudos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega una cucharadita de la raíz rallada en agua caliente, déjala reposar y consúmela hasta 2 veces al día.
  • Incorpora jengibre en tus batidos y bebidas naturales.

3. Ajo

3. Ajo

El ajo contiene un antihistamínico natural llamado quercetina que, tras ser asimilado, ayuda a reducir la rinitis alérgica de forma significativa.

Su alicina, un compuesto de azufre, ejerce efectos antibióticos y antiinflamatorios que apoyan las funciones inmunitarias para hacerle frente a este problema.

¿Cómo utilizarlo?

  • Consume un diente de ajo triturado en ayunas.
  • Incluye ajo en polvo en tus ensaladas y sopas.
  • Prepara un té de ajo. Infusiona un diente triturado y endulza con una cucharada de miel.

4. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana es otro de los productos naturales que se pueden emplear para detener el desarrollo de los síntomas de esta condición.

Cuenta con propiedades antibióticas y antihistamínicas que reducen la intensidad de la congestión nasal y los dolores de cabeza.

Por si fuera poco, sus nutrientes esenciales apoyan la función inmunitaria y mejoran la respuesta ante los agentes que desencadenan la alergia.

¿Cómo utilizarlo?

  • Incorpora una cucharada de vinagre de sidra de manzana orgánico en un vaso de agua tibia.
  • Consume esta bebida 2 o 3 veces al día, hasta controlar la alergia.

5. Ortiga

ortiga para rinitis alérgica

La ortiga es una de las plantas con propiedades antiinflamatorias que, desde hace cientos de años, se utiliza para el tratamiento de la rinitis alérgica y otras afecciones estacionarias.

Su acción antihistamínica bloquea los agentes que desencadenan esta respuesta inmunitaria y, de paso, proporciona un rápido alivio de la congestión, los estornudos y la comezón.

¿Cómo utilizarla?

  • Prepara una infusión con una cucharada de las hojas secas de la planta y, si gustas, endúlzala con un poco de miel.
  • Consúmela 2 o 3 veces al día hasta que los síntomas desaparezcan por completo.
  • Este remedio no es apto para mujeres embarazadas ni niños pequeños.

6. Té verde

Conocido por sus propiedades depurativas y adelgazantes, el té verde es uno de los complementos naturales que pueden ayudar a frenar las reacciones causadas por la rinitis.

Cuenta con sustancias antihistamínicas y antiinflamatorias que, tras ser absorbidas en el cuerpo, calman la congestión, la irritación nasal y el exceso de secreciones mucosas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Pon una cucharada de té verde en agua caliente y déjalo reposar hasta que se concentre bien.
  • Cuando esté listo, consúmelo hasta 2 veces al día.
  • De forma opcional puedes ingerirlo en extractos o comprimidos.

Lee también: 7 efectivas soluciones caseras para las hemorragias nasales

7. Regaliz

Beneficios y contraindicaciones del regaliz

La raíz de regaliz tiene propiedades antiinflamatorias y calmantes que pueden ayudar a controlar las molestias producidas por la rinitis y otras alergias.

Desde la antigüedad se ha utilizado en la medicina tradicional china pues, entre otras cosas, también tiene cualidades expectorantes y antivirales.

¿Cómo utilizarla?

  • Se puede consumir su infusión 2 o 3 veces al día, o bien, masticar su raíz.

¿Te aqueja con regularidad este problema? Anímate a preparar cualquiera de los remedios mencionados y dile adiós a sus molestos síntomas.

 

Te puede gustar