Combate la sensibilidad dental usando estos 6 remedios caseros

Carolina Betancourth 5 agosto, 2017
Si bien estos remedios pueden ayudarnos a aliviar la sensibilidad dental, si esta persiste es conveniente acudir al especialista para asegurarnos de que no existe un problema de mayor cuidado

La sensibilidad dental es un incómodo síntoma que suele producirse por estímulos externos como la ingesta de alimentos muy calientes o fríos.

Se caracteriza por una sensación punzante y eléctrica en los dientes que, algunas veces, viene acompañada con un dolor que se irradia hasta la cabeza.

Su causa principal es el deterioro del esmalte que protege las piezas dentales, aunque también influye la inflamación de las encías y algunas lesiones.

Si bien no representa un problema de salud grave, quienes lo padecen buscan tratamientos, dado que los síntomas tienden a ser recurrentes.

Por suerte, existen varios remedios de origen natural que, por sus efectos calmantes y antiinflamatorios, controlan este problema sin causar reacciones indeseadas.

A continuación queremos compartir en detalle los 6 mejores para que no dudes en aplicarlos cuando te aqueje esta dolencia.

1. Infusión de menta

te-de-menta

La acción antiinflamatoria y antibacteriana de la infusión de menta hace que sea un remedio ideal para el alivio de la sensibilidad dental.

Sus activos naturales disminuyen el dolor y frenan el crecimiento bacteriano que conduce al desarrollo de infecciones.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de menta (20 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora la menta en una taza de agua hirviendo y déjala reposar hasta que esté tibia.
  • Pasa el líquido a través de un colador y procede a utilizarlo.

Modo de uso

  • Toma varios buches de infusión de menta y haz gárgaras durante 2 o 3 minutos.
  • Repite el tratamiento 3 veces al día.

¿Quieres conocer más? Lee: 12 Usos curativos de la menta

2. Jengibre y pimienta de cayena

Las propiedades analgésicas y antibióticas tanto del jengibre como de la pimienta resultan idóneas para proteger los dientes sensibles.

Estos compuestos impiden el desarrollo de infecciones orales y calman la sensación de dolor causada por esta condición.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre (5 g)
  • ¼ de cucharadita de pimienta de cayena (1 g)
  • 3 cucharadas de agua (30 ml)

Preparación

  • Incorpora todos los ingredientes en un recipiente y mézclalos hasta que queden bien integrados.

Modo de aplicación

  • Unta un trozo de algodón o tampón con la pasta y frótala sobre los dientes.
  • Deja que actúe 2 minutos y enjuaga con abundante agua.
  • Evita ingerir el producto.

3. Infusión de jengibre

infusion-jengibre

Si la opción anterior no te agrada, puedes aprovechar el efecto calmante del jengibre preparando su infusión.

Esta especia contiene una sustancia llamada gingerol que, por su efecto antioxidante y antiinflamatorio, ayuda a reducir la sensibilidad.

Ingredientes

  • 1 cucharada de jengibre rallado (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Incorpora el jengibre rallado en una taza de agua hirviendo y déjalo reposar unos 15 minutos.
  • Luego, filtra la bebida con un colador y aplícala.

Modo uso

  • Realiza gárgaras con la infusión de jengibre, 3 o 4 veces al día.

4. Aceite de árbol de té

El aceite esencial de árbol de té es un ingrediente antiséptico y refrescante que ayuda a controlar el dolor dental causado por la sensibilidad.

Su aplicación regular disminuye la presencia de bacterias dañinas en la boca y, de paso, controla el mal aliento.

Ingredientes

  • 6 gotas de aceite esencial de árbol de té
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Mezcla el aceite de árbol de té con media taza de agua tibia.

Modo de uso

  • Realiza gárgaras con el líquido ante la primera señal de sensibilidad.

Visita este artículo: El aceite del árbol del té: el aceite de la vida y de los mil remedios

5. Sal

agua con sal

La sal es un ingrediente rico en minerales que, por su acción antiséptica, puede controlar el crecimiento de bacterias que afectan la salud de la boca.

Su uso en enjuagues naturales ayuda a reducir la sensibilidad y el riesgo de infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal (5 g)
  • ½ taza de agua tibia (125 ml)

Preparación

  • Diluye la cucharadita de sal en media taza de agua tibia.

Modo de uso

  • Realiza enjuagues con el líquido, tras cada cepillado habitual.

6. Infusión de mostaza

La bebida natural de semillas de mostaza tiene propiedades analgésicas y antibacterianas que facilitan el alivio de la sensibilidad dental.

Es ideal para evitar las infecciones en las piezas dentales y encías.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ½ cucharadita de semillas de mostaza (2 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y agrégale las semillas de mostaza.
  • Cuando esté a una temperatura soportable, fíltrala y procede a utilizarla.

Modo de uso

  • Haz gárgaras con infusión de mostaza, 2 o 3 veces al día.

¿Sufres de sensibilidad dental? Si es así, prueba cualquiera de los remedios mencionados para controlar sus síntomas.

Eso sí, procura consultar a tu dentista de confianza para determinar si esta dolencia tiene relación con enfermedades de mayor cuidado.

 

 

Te puede gustar