Combate las espinillas con estos 3 tratamientos con bicarbonato de sodio

Carolina Betancourth · 11 enero, 2018
Aunque el bicarbonato es muy efectivo para acabar con las espinillas, debido a su naturaleza y a su efecto exfoliante solo lo utilizaremos una o dos veces por semana

Las espinillas son pequeños comedones de color blanco que, a menudo, aparecen en las zonas de la piel que son ricas en glándulas sebáceas. Se forman por la acumulación de restos de sebo, células muertas y otras impurezas que tienden a quedarse retenidas en los poros.

Aunque no representan un problema grave, son mal vistas a nivel estético, sobre todo cuando aparecen en la llamada “zona T” del rostro, donde son más visibles. Si bien se pueden disimular con maquillaje y productos cosméticos, lo mejor es darles un tratamiento para removerlas y reducir su aparición.

Por suerte, además de las opciones comerciales, hay remedios 100 % naturales que brindan efectos similares sin causar agresiones o efectos indeseados. Entre estos nos encontramos con el prodigioso bicarbonato de sodio, un ingrediente astringente que limpia la piel a profundidad.

¿Conoces sus propiedades? Descubre estos tratamientos para aprovecharlo.

Propiedades del bicarbonato de sodio para remover las espinillas

bicarbonato-tratamiento

El bicarbonato de sodio es uno de los productos naturales que se han empleado de forma alternativa para reducir la producción excesiva de grasa en la piel y, a su vez, combatir los granos y espinillas. Además, es un ingrediente muy económico y fácil de adquirir. Por su composición, se puede combinar con facilidad con otros añadidos que potencian sus propiedades.

Lee también: Combate las espinillas de tu rostro con estos 5 tratamientos caseros

Es exfoliante

Por su textura, este ingrediente actúa como exfoliante natural, removiendo las células muertas y residuos que se acumulan en la superficie de la piel.

Regula el pH

Tras aplicarse sobre la piel, el bicarbonato de sodio restablece su pH natural y neutraliza cualquier desequilibrio que pueda influir en la aparición de acné.

Es astringente

Es ideal para absorber el exceso de sebo que se produce por un descontrol de las glándulas sebáceas y, además, resulta eficaz para disminuir el tamaño de los granos y espinillas.

Reduce las manchas y cicatrices

Por su efecto aclarador y cicatrizante, este producto puede minimizar las marcas que, muchas veces, quedan tras tener acné crónico o espinillas mal tratadas.

Tratamientos con bicarbonato de sodio para remover las espinillas

El bicarbonato de sodio no es un producto para usar todos los días en la piel. Sin embargo, su aplicación, una o dos veces a la semana, puede ayudar a remover las impurezas que, de algún modo, dan lugar a la aparición de espinillas.

1. Tratamiento de bicarbonato de sodio y miel

bicarbonato-sodio

Al combinar las propiedades del bicarbonato de sodio con el poder hidratante de la miel de abejas podemos conseguir un tratamiento efectivo contra las espinillas y los puntos negros. Ambos limpian en profundidad los poros y ayudan a restablecer el pH para frenar la producción excesiva de sebo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  • Vierte el bicarbonato de sodio en un recipiente y mézclalo con las cucharadas de miel hasta obtener una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Extiende el tratamiento por todo el rostro, o bien por las zonas de la piel afectadas con espinillas, y déjalo actuar 30 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y úsalo 2 veces a la semana.

Ver también: 5 hierbas que te ayudarán a combatir el acné de forma natural

2. Tratamiento de bicarbonato de sodio y aceite de coco

bicarbonato-de-sodio-aceite-de-coco

Este remedio antibacteriano y antiinflamatorio ayuda a regular la actividad de las glándulas sebáceas. Así, logra disminuir la retención de restos de grasa en la piel. Sus compuestos mantienen el cutis protegido contra las infecciones y, a su vez, previenen el acné crónico y las cicatrices.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 1 cucharada de aceite de coco orgánico (15 g)

Preparación

  • Combina el bicarbonato de sodio con el aceite de coco hasta formar una pasta espesa.

Modo de aplicación

  • Aplica el producto con suaves masajes circulares, enfocándote en las zonas donde hay espinillas.
  • Déjalo actuar 20 minutos y enjuaga.

Finalmente, ¿te animas a probar estos tratamientos alternativos? Si tienes espinillas e imperfecciones en tu piel, dale un aspecto renovado sin tener que gastar demasiado.