Combate las estrías con esta crema corporal casera

Elena Martínez · 7 febrero, 2016
Las estrías son un problema cutáneo muy común que se puede prevenir y combatir con una crema muy fácil de preparar en casa

Combate las estrías antes de que aparezcan o sean demasiado notorias con una crema corporal milagrosa que puedes elaborar en casa de una manera muy sencilla.

Descubre en este artículo cómo elaborar este remedio con propiedades medicinales para tonificar y regenerar la piel.

Combate las estrías a tiempo

Las estrías son marcas tipo cicatriz que aparecen en la piel en forma de líneas o franjas, de color blanco o morado, causadas por una rotura de las fibras cutáneas. Pueden aparecer en el vientre, las caderas, los glúteos, las piernas, los brazos, la espalda o los pechos ante los cambios de tamaño de estas partes del cuerpo y la falta de elasticidad de la piel.

Es muy importante estar atentos a la aparición de las estrías y a su color, el cual nos indica en qué fase están:

  • Color morado: es el momento más adecuado para realizar tratamientos para combatirlas, ya que el color morado indica que todavía hay riego sanguíneo y que pueden eliminarse con más facilidad.
  • Color rosa: el riego sanguíneo es mucho menor pero los tratamientos todavía pueden ser efectivos.
  • Color blanquecino: ya no hay riego sanguíneo en la zona, por lo que los tratamientos solamente podrían disimular un poco las estrías

Te recomendamos leer: Estrías en los senos: ¿A qué se deben? ¿Cómo atenuarlas?

Una crema antiestrías casera

Tratamiento-eliminar-estrias

Una manera muy eficaz de prevenir y eliminar las estrías de color rosado o morado consiste en aplicarnos a diario una loción con ingredientes muy nutritivos que devuelvan la elasticidad a la piel.

Si preparamos nosotros mismos una crema casera antiestrías podremos elegir ingredientes naturales y de la máxima calidad, así como prescindir de otros componentes perjudiciales para la salud que están presentes en muchas lociones.

Esta crema también es excelente para usarla durante el embarazo.

Ingredientes

  • Aceite de almendras
  • Aceite de germen de trigo
  • Aceite de rosa mosqueta
  • Cera de abeja

Los aceites deben de ser obtenidos por extracción en frío para que conserven intactas todas sus propiedades medicinales.

Vamos a explicar las propiedades de cada uno de estos ingredientes.

Aceite de almendras

El aceite de almendras es uno de los más nutritivos, por lo que combate las estrías aportando a la piel la flexibilidad que necesita. También es muy efectivo para prevenir arrugas y tratar la piel seca. Aporta mucha suavidad a la piel y ayuda a tratar las durezas.

Su textura agradable y su olor discreto lo convierten, también, en un producto natural ideal para la piel de los bebés.

Aceite de germen de trigo
aceite-germen-trigo

Este aceite se extrae del germen del cereal y es el que contiene más vitamina E, además de ser rico en ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6.

Además de prevenir y tratar las estrías también tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que lo convierten en un producto muy beneficioso para trastornos cutáneos como la psoriasis, eczemas u otros tipos de irritaciones con descamación y picor.

Aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es rico en ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6 y vitaminas A, C y E, por lo que es uno de los mejores remedios para cicatrizar la piel y potenciar la regeneración de las células cutáneas.

También es infalible para las manchas provocadas por la exposición al sol y también para las que aparecen con la edad.

Ver también: Prepara jabón de rosa mosqueta y aloe vera para la regeneración de la piel

Cera de abeja

Cera de abejas

Este ingrediente natural nos permite dar consistencia y solidez a las lociones elaboradas en casa con aceites naturales para que sean más cómodas y fáciles de aplicar.

Además, nos ayuda a mantener la hidratación natural de la piel, favorece la cicatrización y tiene efectos antiinflamatorios.

Elaboración

Para elaborar esta crema que combate las estrías necesitaremos las siguientes cantidades:

  • 100 ml de aceite de almendras
  • 50 ml de aceite de germen de trigo
  • 30 ml de aceite de rosa mosqueta
  • 50 g de cera de abeja

¿Cómo la preparamos?

  • Pondremos la cera de abeja en un recipiente de cristal al baño María.
  • Cuando se derrita y adquiera una textura líquida, añadiremos los tres aceites y mezclaremos bien todos los ingredientes con una espátula o cucharita.
  • Dejaremos enfriar la mezcla en el recipiente que vayamos a usar.
  • No es necesario conservarla en la nevera, ya que tanto los aceites como la cera de abeja tienen componentes que actúan como conservantes naturales.