Combate las uñas encarnadas con estos 6 remedios caseros

Carolina Betancourth · 3 mayo, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Mario Benedetti Arzuza el 24 diciembre, 2018
Además de desinflamar la zona y favorecer la curación, gracias a sus principios activos el jengibre también nos ayuda a calmar el dolor y el enrojecimiento de las uñas encarnadas

Las uñas encarnadas, conocidas en términos médicos como onicocriptosis, son una molestia común que se origina cuando una de las uñas se incrusta en la piel del dedo.

En el siguiente espacio queremos compartir 6 buenas opciones para que no dudes en aplicarlas cuando te aqueje este problema.

¿Qué son las uñas encarnadas?

Su síntoma principal es el dolor y enrojecimiento de la zona afectada. Con todo, también puede venir acompañada de inflamación, pus y otras complicaciones derivadas de su infección.

Su aparición está relacionada con el uso continuado de calzados inapropiados. Estos casi siempre emplean materiales rígidos y que impiden la transpiración del pie.

También puede aparecer como consecuencia de un traumatismo, por un mal corte de uñas o si no pisamos correctamente, entre otras cosas.

Si bien no está considerado como un problema grave, siempre se recomienda un tratamiento oportuno para evitar problemas de mayor cuidado.

Por fortuna, hay ingredientes 100% naturales cuyas propiedades aceleran su recuperación. Además, al mismo tiempo, pueden ayudarte a crear una barrera protectora contra los gérmenes.

1. Miel de abejasfrasco de miel

La aplicación de miel de abejas sobre las uñas encarnadas brinda un efecto antiinflamatorio y antibiótico. Así, esta puede resultar útil para su recuperación.

Estas propiedades ayudan a prevenir las infecciones y, de paso, suavizan la piel para facilitar la extracción de la uña.

¿Cómo utilizarla?

  • Toma una pequeña cantidad de miel de abejas orgánica y luego frótala sobre la uña afectada.
  • Después, deja que actúe durante 30 minutos y enjuaga.
  • Repite su uso 2 veces al día, todos los días, hasta controlar el problema.

¿Quieres conocer más? Lee: 8 usos desconocidos de la miel

2. Aceite de eucalipto

El aceite esencial de eucalipto es un producto con propiedades antimicóticas y antibacterianas. Por eso, puede ayudarnos a mejorar la condición de las uñas encarnadas.

Su aplicación ayuda a disminuir la inflamación del dedo y calmar el dolor.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece un trozo de algodón con aceite de eucalipto y luego aplícalo sobre el dedo afectado.
  • Después. espera a que actúe 30 minutos, o bien, cúbrelo con un vendaje durante 2 horas.
  • Úsalo todos los días hasta curar la uña.

3. Ajo

dientes de ajo

Los compuestos azufrados que contiene el ajo pueden emplearse como solución natural contra la inflamación y el dolor ocasionado por las uñas enterradas.

Estas propiedades evitan la infección de la piel afectada y ablandan las durezas para promover su alivio.

¿Cómo utilizarlo?

  • Primero, tritura un diente de ajo y luego fija la pasta con un vendaje sobre la zona afectada.
  • Si gustas, combínalo con un poco de aceite de oliva para potenciar su efecto hidratante y reparador.
  • Después, deja que actúe como mínimo 4 horas y enjuaga con agua fría.
  • Repite el tratamiento todos los días.

4. Sal de mar

La sal marina es un ingrediente relajante y antiinflamatorio. Así, puede ayudarte a controlar la irritación y el dolor ocasionado por esta condición.

Su uso protege la piel de las infecciones. Además, posteriormente, puede facilitar la extracción de la uña.

¿Cómo utilizarla?

  • Agrega media taza de sal marina en agua tibia y luego sumerge los pies durante 20 minutos.
  • De manera opcional, combina la sal con un poco de aceite de coco y úsalo como exfoliante sobre la uña afectada.
  • Exfolía con mucho cuidado para no hacerte daño.
  • Repite su aplicación, por lo menos, 3 veces a la semana.

5. Infusión de jengibre

jengibre

El gingerol, uno de los principios activos del jengibre, tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Estas pueden ayudarnos a reducir este problema.

Su uso directo sobre la zona afectada calma el dolor y disminuye el enrojecimiento.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega un trozo de raíz de jengibre en agua caliente y luego déjalo reposar varios minutos para que se concentre.
  • Cuando adquiera una temperatura soportable, sumerge los pies en el líquido y déjalos durante 20 minutos.
  • Por último, seca bien y repite su uso todos los días.
  • Si gustas, adquiere aceite de jengibre y aplícalo de forma directa sobre la uña dolorida.

Visita este artículo: 5 formas de consumir jengibre

6. Vinagre de manzana

La aplicación de vinagre de manzana sobre las uñas puede ayudarte a impedir la infección por hongos. Además, evita el enrojecimiento y la inflamación.

Sus ácidos naturales ayudan a cambiar el pH de la piel afectada, eliminando así las bacterias. Por eso, este ingrediente puede promover el alivio de las uñas enterradas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Agrega una taza de vinagre de manzana en un recipiente con agua tibia y luego sumerge los pies durante 30 minutos.
  • Si gustas, humedece un trozo de algodón en el producto y aplícalo de forma directa.
  • Repite el tratamiento todos los días hasta encontrar mejoría.

¿Lista para hacerle frente a este problema? Prueba cualquiera de los remedios mencionados y descubre que puedes tratar sus síntomas sin recurrir a tratamientos agresivos.

Sin embargo, si estos no hacen efecto en varios días, consulta al médico para conocer otras alternativas.

Además, trata de averiguar qué ha causado el problema para cambiar de hábitos. Así, te evitarás agravar o volver a sufrir uñas encarnadas en el futuro.