Combate los síntomas de la esofagitis con 5 soluciones naturales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 13 enero, 2019
En muchas ocasiones la esofagitis responde a una serie de malos hábitos que debemos erradicar para lograr que la condición remita. Es fundamental evitar el alcohol y el tabaco.

La esofagitis puede hacer que sea doloroso y difícil tragar, y podría incluso causar dolor en el pecho. Por eso, te traemos cinco soluciones o tratamientos naturales para tratar los síntomas de la esofagitis y aliviar las molestias..

¿Qué es la esofagitis?

La esofagitis es la inflamación o irritación del esófago, un tubo que conecta la boca con el estómago. Esta enfermedad puede deberse a varios factores, como el alcohol, cigarrillos, medicamentos, operaciones quirúrgicas, o por la radiación en el tórax, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas de la esofagitis?

Los síntomas de la esofagitis más comunes son:

  • Dolor y dificultad al tragar los alimentos
  • Dolor en el pecho al comer
  • Acidez estomacal
  • Náuseas o vómitos
  • Eructos

Para combatirla, existen varios remedios caseros que puedes preparar de una forma fácil.

1. Vinagre de sidra de manzana

El vinagre ayuda a regular los niveles de ácido, por lo que puede ayudar a mejorar los síntomas de la esofagitis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (15 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Lee: Increíbles propiedades del agua con una cucharada de vinagre de manzana

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, asegúrate de que el vinagre de sidra de manzana esté crudo y sin filtrar.
  • Luego, se debe mezclar la cucharada de vinagre de sidra de manzana con el vaso de agua.
  • Beber todas las mañanas en ayunas.

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio, combinado con el agua ayuda a neutralizar los ácidos del estómago. Por eso se considera un remedio útil para aliviar los dolores de la esofagitis.

Bicarbonato de sodio para aliviar los síntomas de la esofagitis

Ingredientes

  • ½ cucharada de bicarbonato de sodio (4,5 g)
  • Un vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla bien ambos ingredientes.
  • Bebe todas las mañanas, durante una semana.
  • Después, es recomendable consumirlo solo en casos de emergencia.

3. Jugo de sábila

La sábila es una de las plantas con más propiedades medicinales. Gracias a sus propiedades antinflamatorias, es un potente remedio para aliviar los síntomas de la esofagitis, .

Ingredientes

  • 2 pencas de aloe vera
  • ½ vaso de agua

¿Lo sabías? Descubre los beneficios de congelar aloe vera o sábila. ¡Impresionante!

¿Qué debes hacer?

  • Quita la corteza de las pencas y lávalas bien para quitar el líquido que las recubre.
  • Bátelas con el agua.
  • Bebe media taza antes de cada comida.

4. Raíz de jengibre

La raíz de jengibre tiene efectos gastroprotectores, que la hacen adecuada para tratar problemas digestivos y gastrointestinales.

Ingredientes

  • 3 rodajas de raíz de jengibre
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Pon el agua a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, añade el jengibre.
  • Deja reposar durante media hora.
  • Bebe antes de cada comida.

5. Infusión de manzanilla

Además de brindarte un sueño sumamente placentero, tomar una infusión de manzanilla antes de dormir te ayudará a aliviar síntomas de acidez.

Manzanilla contra los síntomas de la esofagitis

Ingredientes

  • 1 taza de agua caliente (250 ml)
  • 2 bolsitas de té de manzanilla

¿Qué debo hacer?

  • Pon a hervir el agua.
  • Cuando llegue a ebullición, vierte sobre las bolsitas de infusión.
  • Deja reposar y endúlzalo al gusto.
  • Bebe justo antes de dormir.

Con estos remedios caseros, seguro que notarás mejoría. Recuerda que es muy importante cuidar la alimentación.

Si los síntomas persisten, acude a tu médico de cabecera. Él podrá indicarte qué tipo de tratamiento será el más conveniente..

  • Sociedad Argentina de Gastroenterología. (2015). Diagnóstico y tratamiento de la esofagitis eosinofílica en niños. Revisión de la literatura y recomendaciones basadas en la evidencia., 45, 263–271. Retrieved from http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=199341740014
  • Kines, K., & Krupczak, T. (2016). Nutritional Interventions for Gastroesophageal Reflux, Irritable Bowel Syndrome, and Hypochlorhydria: A Case Report. Integrative Medicine (Encinitas, Calif.), 15(4), 49–53. Retrieved from http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27574495
  • Higuera-Pulgar, I. (2016). Ingesta dietética de pacientes adultos con esofagitis eosinofílica que siguen una dieta de exclusión de seis grupos de alimentos. Nutrición Hospitalaria, 33(4). https://doi.org/10.20960/nh.387
  • Heidelbaugh, J. J., Rew, K. T., & Van Harrison, R. (2018). Guidelines for Clinical Care Ambulatory - GERD. Retrieved from www.uofmhealth.org/provide