Combate los síntomas de la esofagitis con 5 soluciones naturales

En muchas ocasiones la esofagitis responde a una serie de malos hábitos que debemos erradicar para lograr que la condición remita. Es fundamental evitar el alcohol y el tabaco.

Lidiar con las consecuencias de nuestra alimentación y hábitos no siempre es fácil. En algunas ocasiones, estos traen enfermedades dolorosas que necesitan ser revertidas. Por eso, te traemos cinco soluciones o tratamientos naturales para tratar los síntomas de la esofagitis.

¿Qué es la esofagitis?

El esófago es una especie de tubo que se encuentra detrás de la boca y va hasta el estómago. La esofagitis es eso que sucede cuando los tejidos que recubren este tubo se inflaman o irritan. Normalmente, este problema es causado por el consumo excesivo de alcohol, cigarrillos, medicamentos, cirugías o por la radiación en esta área del tórax, entre otros.

¿Cuáles son los síntomas de la esofagitis?

Los síntomas más comunes que presentan las personas con el problema de esofagitis son los siguientes:

  • Dolor y dificultad a la hora de tragar los alimentos
  • Dolor en el pecho a la hora de comer
  • Acidez estomacal
  • Náuseas o vómitos
  • Eructos

Para combatirla, existen una variedad de remedios caseros que puedes preparar de una forma fácil, además de que son económicos. A continuación te mostraremos cinco soluciones naturales para enfrentar los síntomas de la esofagitis.

1. Vinagre de sidra de manzana

La esofagitis se produce cuando hay muy poco ácido contenido en las paredes estomacales. Al preparar un remedio natural con vinagre de sidra de manzana, se controlan y regulan los niveles de ácido, mejorando los síntomas causados por la esofagitis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de vinagre de sidra de manzana (15 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Lee: Increíbles propiedades del agua con una cucharada de vinagre de manzana

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, asegúrate de que el vinagre de sidra de manzana esté crudo y sin filtrar.
  • Luego, se debe mezclar la cucharada de vinagre de sidra de manzana con el vaso de agua.
  • Beber todas las mañanas en ayunas.

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio, combinado con el agua ayuda a neutralizar los ácidos del estómago. Es por eso que es un remedio útil para disminuir los dolores causados por la esofagitis. Así que te presentamos una sencilla forma de ingerirlo.

Bicarbonato de sodio para el mal aliento.

Ingredientes

  • ½ cucharada de bicarbonato de sodio (4,5 g)
  • Un vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla bien ambos ingredientes.
  • Bebe todas las mañanas, durante una semana. Luego de ese tiempo, es recomendable consumirlo solo en casos de emergencia.

3. Jugo de sábila

La sábila es una de las plantas con más propiedades. En este caso, la sábila o aloe vera es potente para combatir la esofagitis, gracias a todas sus propiedades antiinflamatorias.

Ingredientes

  • 2 pencas de aloe vera
  • ½ vaso de agua o jugo natural ( a nuestra elección)

¿Lo sabías? Descubre los beneficios de congelar aloe vera o sábila. ¡Impresionante!

¿Qué debes hacer?

  • Luego de haber quitado la corteza de las pencas y lavado bien del líquido amarillo que la recubre, licuar junto con medio vaso de jugo o agua natural.
  • Beberemos media taza de la mezcla resultante antes de cada comida.

4. Raíz de jengibre

La raíz de jengibre es una planta que cuenta con una serie de efectos gastroprotectores, que la hace adecuada para problemas digestivos y gastrointestinales. De allí que con este remedio, en pocos días verás la mejora en cuanto a la esofagitis que puedes presentar.

Ingredientes

  • 3 rodajas de raíz de jengibre
  • 1 taza de agua (250 ml)

¿Qué debes hacer?

  • En primer lugar, se debe colocar a hervir el agua.
  • Una vez ya haya alcanzado el punto de ebullición, se agregan las tres rodajas de raíz de jengibre.
  • Dejar reposar durante media hora.
  • Beber este líquido justo antes de cada comida.

5. Té de manzanilla

Además de brindarte un sueño sumamente placentero, el consumo del té de manzanilla antes de dormir te ayudará a mejorar tus problemas con el esófago. Este desinflamará y aliviará el dolor causado por los síntomas de la esofagitis de forma eficiente.

Ingredientes

  • 1 taza de agua caliente (250 ml)
  • 2 bolsitas de té de manzanilla

¿Qué debo hacer?

Este remedio es el más fácil y, probablemente, el más conocido de todos.

  • Lo único que debes hacer es agregar las bolsitas de té de manzanilla en la taza de agua caliente.
  • Bebe justo antes de dormir.

Sigue estos remedios caseros que hemos descrito y en poco tiempo podrás volver a disfrutar de un esófago sano. Recuerda que, además de aplicar diversos tratamientos, es importante cuidar la alimentación. En gran medida, de eso depende la mejoría y el avance que puedas tener con la esofagitis.

También, bebe la cantidad adecuada de agua según tus necesidades y mantén un equilibrio en cuanto a las actividades físicas que realices. Cuando tengas algún problema de reflujo relacionado con esofagitis, los remedios naturales serán tus mejores aliados.