6 tónicos y mascarillas con té verde para combatir el acné

Te presentamos varias mascarillas preparadas con té verde que, no solo, combaten el acné, sino, que suavizan y refrescan la piel. ¡No sabrás con cuál quedarte!

Dentro de las mascarillas para combatir el acné, destacan las que están hechas con té verde. Y es que las propiedades astringentes de esta famosa bebida milenaria son muy beneficiosas para este problema tan común de la piel.

Las siguientes mascarillas caseras y tónicos que te proponemos, son una solución sencilla, que no solo evitará que te expongas a productos químicos sino también, te resultará muy asequible.

Haz la prueba con la mascarilla que más te llame la atención y verás cómo podrás mejorar el aspecto de tu piel. Ojo, dado que se trata de una alternativa natural, debes tener paciencia a la hora de obtener resultados. 

1. Mascarilla de té verde, miel y bicarbonato de sodio

Esta mascarilla tiene una textura agradable y es apta para todo tipo de pieles. En cuanto a su frecuencia de uso, puedes recurrir a ella hasta dos veces por semana si el problema es severo.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de té verde recién preparado (20 ml).
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g).
  • 1 cucharadita de miel de abejas natural (5 g).

Preparación

  • Prepara un poco de té verde. De esa preparación, separa dos cucharadas y colócalas en un recipiente aparte.
  • Deja reposar el té durante unos minutos hasta que tenga temperatura ambiente.
  • Pasado ese lapso, añade el bicarbonato de sodio.
  • A continuación procede a mezclarlo todo con ayuda de una cuchara.
  • Incorpora la miel y vuelve a mezclar.
  • Aplica sobre la piel limpia y realiza un masaje con movimientos circulares.
  • Deja actuar durante 15 minutos.
  • Enjuaga tu rostro.

2. Mascarilla exfoliante con té verde

Esta mascarilla con té verde para combatir el acné reduce los problemas desde la raíz y evita las molestas cicatrices.

Ojo, con esta mascarilla es vital que limites la exposición solar, pues el limón puede ocasionar manchas en la piel. Para evitar este problema basta con enjuagar muy bien el rostro después de aplicarlo y también usa un bloqueador solar apropiado a diario.

Mascarilla exfoliante con té verde

Ingredientes

  • ¼ taza de té verde concentrado (25 ml).
  • 2 cucharadas de azúcar granulada (20 g).
  • El jugo de 1 limón.

Preparación

  • Prepara un concentrado de té verde.
  • Deja reposar durante una hora.
  • Mezcla el té con el resto de los ingredientes.
  • Remueve la mezcla con una cuchara varias veces para incorporarlo todo bien.
  • Aplica sobre la piel con movimientos circulares y suaves.
  • Deja actuar durante 15 minutos.
  • Enjuaga y aplica tu crema hidratante de costumbre.

3. Mascarilla de té verde y yogur

La siguiente de las mascarillas para combatir el acné también es apta para pieles sensibles gracias a sus ingredientes. El yogur es un ingrediente que ayuda a eliminar las bacterias que causan acné y reduce la inflamación de los granos.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de yogur natural o yogur griego (30 g).
  • 2 cucharadas de té verde frío (20 ml).

Preparación

  • Prepara el té verde. Una vez esté a temperatura ambiente, separa dos cucharadas en un recipiente y lleva a refrigerar.
  • Combina los dos ingredientes y aplica sobre el rostro limpio con una brocha.
  • Deja actuar durante 15 minutos y enjuaga con agua tibia.
  • Puedes aplicar esta mascarilla una vez por semana.

4. Tónico de té verde y vinagre de manzana

Este tónico es genial si quieres combatir el acné. Te recomendamos que una vez que lo prepares, lo guardes en un frasco de plástico con atomizador. De esta forma, podrás aplicarlo cuando lo desees, de una forma muy sencilla.

En cuanto a su frecuencia de uso, debes saber que puedes usar este tónico entre una o dos veces al día. Notarás que en un par de semanas el acné estará mucho más controlado.

Ingredientes

Preparación

  • Prepara el concentrado de té verde. Deja reposar hasta que esté tibio.
  • Añade la cucharada de vinagre al té verde y mezcla varias veces con una cuchara.
  • Vierte el líquido en un frasco de plástico con atomizador.
  • Toma un algodón e imprégnalo con el tónico.
  • Pásate el algodón mojado por todo el rostro y déjalo actuar durante 5 minutos.
  • Enjuaga con agua fresca y aplica tu crema hidratante.

5. Tónico de té verde con agua de rosas

Tanto el té verde como el agua de rosas son dos ingredientes que ayudan a eliminar la suciedad, las grasas acumuladas e impurezas que tapan los poros. Este tónico se destaca por su capacidad de limpiar y desinflamar la piel afectada por el acné. 

Ingredientes

  • 2 bolsitas de té verde.
  • ½ taza de agua de rosas (50 ml).

Preparación

  • Pon a calentar el agua de rosas y, antes de que alcance su punto de ebullición, añade el contenido de las bolsas de té verde.
  • Deja infusionar durante un par de minutos.
  • Apaga el fuego y deja reposar durante 7 minutos.
  • Guarda el líquido en una botella con atomizador y lleva a refrigerar.
  • Aplica este tónico cada noche antes de ir a dormir.
  • Nota: se debe mantener refrigerado el tónico.

6. Tónico de té verde, manzanilla y menta

Té de manzanilla

¿Quieres un tónico para combatir el acné que puedas usar sin problemas y que, de paso, te ayude a refrescar tu rostro? En ese caso, debes probar la siguiente receta.

Este tónico de té verde, manzanilla y menta es muy beneficioso, ya que ayuda no solo para combatir el acné, sino que también ayuda a refrescar y suavizar la piel.

Ingredientes

  • Hojas de té verde frescas.
  • 1 taza de agua (100 ml).
  • Flores de manzanilla frescas.
  • Hojas de menta frescas.

Preparación

  • Pon a calentar el agua y cuando rompa en hervor añade la menta, la manzanilla y el té verde.
  • Apaga el fuego y deja reposar durante 10 minutos.
  • Cuela y guarda en un frasco con atomizador.
  • Aplica sobre el rostro limpio por la mañana y por la noche.

Otros consejos para combatir el acné

En caso de que estés bajo algún tratamiento específico para el acné, debes consultar con tu dermatólogo acerca del uso de estas mascarillas y tónicos, para evitar interferir con el tratamiento.

Por otra parte, si observas alguna reacción desfavorable, suspende de inmediato el uso de estos productos.