Combatir la alergia al polen: 8 consejos

Este artículo fue redactado y avalado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
11 mayo, 2019
Una alergia es una reacción excesiva de nuestro organismo ante el contacto de determinadas sustancia como puede ser, una comida, ácaros del polvo e incluso el propio polen de las plantas. Este último caso es uno de lo más habituales entre la población.

¿Sufres de alergia? Aunque la alergia no tiene cura hasta la fecha, sí se pueden tomar una serie de medidas para reducir sus síntomas que pasan por evitar en lo posible el contacto con el polen. En este artículo te contamos algunos consejos para evitar y combatir la alergia al polen.

Uno de cada cuatro españoles padece alergia al polen, según datos la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Se trata del tipo de alergia más frecuente en nuestro país y está causada sobre todo por el polen que diseminan plantas y árboles como las gramíneas o el ciprés, entre otros.

Para más de 400 millones de personas en todo el mundo, la primavera es sinónimo de estornudos, secreción nasal, lagrimeo, sensación de cansancio y otros síntomas de la alergia al polen. Esta cifra, facilitada por la Organización Mundial de la Salud, aumenta cada año.

¿Qué es la alergia estacional?

Una alergia es una reacción excesiva de nuestro organismo ante el contacto de determinadas sustancia como puede ser una comida, ácaros del polvo e incluso el propio polen de las plantas. Este último caso es uno de lo más habituales entre la población.

Esta reacción se produce desde el momento en que nuestro cuerpo entra en contacto con el polen, momento en el que nuestro cuerpo activa las defensas, produciéndose con ello los tan conocidos síntomas de la alergia al polen, o como también se le conoce “la fiebre del heno”.

Quizá te interese leer: 5 remedios herbales para combatir la rinitis alérgica

Síntomas

Mujer con alergia
La congestión nasal, así como el picor y los problemas respiratorios, son los síntomas más frecuentes en las alergias.

Los síntomas de la alergia al polen no son graves, pero si resultan molestos en nuestro día a día. Alguno de los síntomas más característicos de este tipo de alergia son:

  • Picor en los ojos
  • Estornudos
  • Congestión nasal y picor
  • Irritabilidad
  • Problemas respiratorios tales como tos o asma
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Pitidos en el pecho
  • Sensación de arenilla en los ojos

Tipos de polen

Durante la época de polinización, generalmente durante la primavera, el polen se encuentra suspendido en el aire. Esta concentración trae consigo que los episodios de alergia sean cada vez más habituales y numerosos, trayendo consigo problemas de rinitis alérgica, asma y conjuntivitis.

Entre los principales tipos de polen responsables de causar alergia, encontramos:

  • Gramíneas
  • Cupresáceas
  • Betuláceas
  • Salicáceas
  • Parietaria
  • Olees
  • Urticáreas

Te puede interesar leer: 9 alergias más comunes entre los niños

Consejos para combatir la alergia al polen

Hombre en un coche
Cuando viajemos, es necesario evitar los horarios con mayor concentración de polen, así como protegernos adecuadamente.

1. Quédate en casa: en los días de mayor concentración de polen y, sobre todo, durante los días de fuerte viento, permanecer el máximo tiempo posible dentro de casa ayudará a sobrellevar mejor la alergia.

2. Evita salir en estos horarios: los intervalos entre las 5 y las 10 de la mañana y las 7 y 10 de la noche son los que acumulan una mayor concentración de polen. Por esta razón, se recomienda reducir las actividades al aire libre durante esas horas y mantener las ventanas de casa cerradas.

3. Protégete cuando vayas en coche: durante los desplazamientos en coche, es preferible mantener las ventanillas cerradas.

4. Los filtros para el aire ayudan: pueden colocarse filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado, tanto en casa como en el coche, siempre que se cambien con frecuencia.

5. Protege tus ojos: es conveniente llevar gafas de sol para que el polen no pueda entrar en contacto con los ojos.

6. Cámbiate de ropa: los granos de polen pueden quedarse atrapados en las prendas. Por lo que una buena medida es ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa.

7. Evita remover el polen: hay que evitar aquellas actividades que puedan remover partículas de polen como cortar el césped o barrer la terraza. En caso de alergia al polen de gramíneas, tampoco es recomendable tumbarse sobre el césped.

8. Cuidado en el jardín: en el caso de que se tenga jardín, evitar las plantas que polinicen por el aire.

Por último, para combatir la alergia al polen…

Te recomendamos consultar con tu médico si decides tomar medicamentos específicos para combatir la alergia al polen, como los antihistamínicos. Es importante ingerir siempre los recetados por el médico, de forma regular y en la dosis recomendada por el especialista. Recuerda que estos medicamentos nunca deben mezclarse con alcohol.

  • Terán, L. M., Haselbarth-López, M. M. M., & Quiroz-García, D. L. (2009). Alergia, pólenes y medio ambiente. Gaceta Médica de México, 145(3), 215-222.
  • Berasategui, M. T. A., Fernández, E., Gastaminza, G., Bartolomé, B., Uriel, O., Bernedo, N., ... & Muñoz, D. (2005). Alergia al polen de las oleáceas en un lugar donde no hay olivos. Alergología e inmunología clínica, 20(4), 131-138.
  • Alché, J. D. D., & Rodríguez García, M. I. (1997). El polen como vector responsable de alergias.