Cómo combatir la apnea del sueño con 5 remedios naturales

Podemos recurrir a algunos remedios que nos ayuden a relajar la garganta para así disminuir la incidencia de la apnea. No obstante, si se produce de forma habitual es conveniente acudir a un especialista

La apnea del sueño es un trastorno común que se produce cuando la respiración se interrumpe o se hace superficial, debido a un estrechamiento o bloqueo parcial de las vías respiratorias.

Estas pausas pueden durar de segundos a minutos y, a menudo, ocurren 30 o más veces por hora. Posteriormente, la respiración vuelve a la normalidad, a veces con un ronquido, pero también con un sonido similar al del atragantamiento.

Las personas con más riesgo de padecerlo son aquellas que sufren de sobrepeso y obesidad; sin embargo, también es habitual en pacientes con enfermedades respiratorias, amigdalitis y consumidores de tabaco.

Si bien se puede llegar a confundir con ronquidos comunes, es importante consultar al médico para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuado.

Además, para evitar que afecte la calidad de vida, podemos preparar algunos remedios naturales que pueden ser útiles para su tratamiento.

¿Te interesa? ¡No dejes de probarlos!

1. Pimienta negra y miel

pimienta-negra

Las propiedades antiinflamatorias y descongestivas de la pimienta negra nos ayudan a relajar las vías respiratorias para evitar dificultades en el flujo de aire durante la noche.

En esta ocasión la combinamos con la prodigiosa miel de abejas, un conocido remedio para reducir los ronquidos.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ½ cucharada de pimienta negra (5 g)
  • 1 cucharada de miel (25 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale la pimienta negra.
  • Deja reposar la bebida durante 10 minutos y endúlzala con miel.

Modo de uso

  • Ingiere una taza de bebida 30 o 40 minutos antes de acostarte.

Visita este artículo: Prepara un ungüento natural para descongestionar las vías respiratorias

2. Aceite esencial de lavanda

Los compuestos volátiles y aromáticos del aceite esencial de lavanda se pueden emplear como complemento del tratamiento de la apnea obstructiva del sueño.

Estas sustancias actúan como relajantes de las vías respiratorias, disminuyendo la obstrucción que impide respirar con normalidad al dormir.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite esencial de lavanda (15 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Hierve las tazas de agua y, posteriormente, viértelas en un barreño o recipiente grande.
  • Agrégale el aceite esencial de lavanda y remuévelo unos segundos.

Modo de uso

  • Acerca la cara al recipiente, con cuidado de no quemarte, e inhala los vapores.
  • Tápate la cabeza con una toalla para aprovechar por completo el vapor.
  • Realiza el tratamiento cada noche antes de acostarte.

3. Jengibre y canela

jengibre

Tanto el jengibre como la canela se destacan en la medicina alternativa por sus propiedades antibióticas, antiinflamatorias y calmantes.

Sus principios activos actúan de forma beneficiosa sobre los conductos respiratorios, optimizando el paso del aire hacia los pulmones para evitar la apnea.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jengibre rallado (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ½ cucharadita de canela en polvo (2 g)

Preparación

  • Agrega el jengibre rallado en una taza de agua y ponlo a hervir.
  • Cuando llegue a ebullición, retíralo del fuego, agrégale la canela y déjalo reposar 10 minutos.
  • Filtra la infusión con un colador fino y sírvela.

Modo de uso

  • Toma la bebida 30 minutos antes de acostarte.

4. Hinojo, valeriana y menta

Las propiedades sedantes y antiinflamatorias de este remedio natural ayudan a relajar los músculos de la garganta para prevenir los ronquidos causados por la apnea del sueño.

Ingredientes

  • 5 gotas de aceite esencial de hinojo
  • 5 gotas de aceite esencial de valeriana
  • 5 gotas de aceite esencial de menta
  • ½ taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Diluye los aceites esenciales en media taza de agua tibia.

Modo de uso

  • Realiza gárgaras con la solución, durante 2 o 3 minutos.
  • Haz el tratamiento antes de acostarte, todos los días.

¿Quieres conocer más? Lee: Valeriana para calmar el estrés y otros beneficios

5. Ajo

ajo

Las propiedades antibióticas y antiinflamatorias del ajo ayudan en el tratamiento de la inflamación de las amígdalas, una de las causas asociadas a la apnea del sueño.

También es útil contra las infecciones respiratorias y las obstrucciones causadas por el exceso de toxinas.

Ingredientes

  • 1 diente de ajo
  • 1 cucharada de miel (25 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando alcance su punto de ebullición, agrégale un diente de ajo machacado.
  • Deja la bebida a fuego bajo durante 2 minutos y retírala.
  • Espera que repose 10 minutos, fíltrala con un colador y agrégale una cucharada de miel.

Modo de consumo

  • Ingiere el té de ajo 15 minutos antes de irte a dormir.

La apnea del sueño puede manifestarse en diferentes niveles de gravedad. Por esta razón, aunque estos remedios faciliten su control, es fundamental consultar al médico.

Si existen causas adyacentes del problema, es probable que se requieran otros tratamientos.

 

Te puede gustar