Descubre como combatir la celulitis con sal marina

¿Quieres probar un remedio natural y efectivo para acabar con la piel de naranja? Te contamos de qué forma la sal marina puede convertirse en tu mejor aliada

Casi el 80% de las mujeres tiene celulitis y , aunque tiene un claro componente hereditario, su aparición también está favorecida por unos malos hábitos de vida como una mala alimentación o llevar una vida sedentaria. Combatir la celulitis es una de las tareas que más cuesta en los cuidados de la mujer.

¿Se puede eliminar por completo? Lamentablemente la respuesta es no. Sin embargo, sí que podemos reducir su volumen y estilizar nuestra figura. De este modo, podremos conseguir que se note mucho menos

Combatir la celulitis requiere un esfuerzo cotidiano, una dieta adecuada y un poco de ejercicio diario. No obstante, existen también excelentes remedios que podemos utilizar semanalmente que nos van a venir muy bien para complementar el tratamiento.

Hoy queremos descubrirte de qué forma puede ayudarte la sal marina a combatir la celulitis. ¿Quieres saber cómo?

La sal marina y sus beneficios para combatir la celulitis

sal-marina

La sal marina es un gran exfoliante natural. Su utiliza para limpiar los poros y descongestionar esa acumulación de toxinas que nos hacen retener líquidos y, como consiguiente, la aparición de celulitis.

Si conviertes este tratamiento a base de sal marina en una rutina más de tu cuidado personal cotidiano, eliminarás todas esas toxinas negativas que originan la celulitis.

Tratamiento con sal marina para combatir la celulitis

El tratamiento a base de sal marina se debe realizar dos veces a la semana. Para hacerlo, debemos preparar un baño en el que añadiremos los siguientes ingredientes. con el fin de abrir los poros de la piel, desintoxicar y aportar nutrientes adecuados para favorecer el equilibrio de nuestros tejidos.

Lee: Preparado de aceites esenciales para combatir el acné

Ingredientes

  • 1 taza de sal marina (250 g).
  • ½ taza de bicarbonato de sodio (125 g).
  • 1 taza de sal sulfato de magnesio (250 g).
  • 20 gotas de aceite esencial de ciprés o toronja.
  • 20 gotas de aceite esencial de pino.
  • 15 gotas de aceite esencial de mandarina.

Preparación

El tratamiento durará entre 35 y 40 minutos. Señalarte, también, que puedes incluir en este tratamiento los aceites esenciales que tú desees pero, de entre todos los que te hemos indicado, sería ideal que no faltara el aceite esencial de ciprés.

Se trata de un antiinflamatorio natural muy efectivo que te va a ayudar a reducir esos nódulos de grasa que originan la celulitis. El aceite esencial de ciprés es muy útil también para tratar el acné o cualquier inflamación de la piel.

Para empezar,mezcla todos los ingredientes en un bol o en un cuenco sin incluir agua en ningún momento. El segundo paso es sencillo, añade la mitad de este preparado en la bañera, que previamente habrás llenado con agua caliente.

Quizás te interese leer también: 10 razones por las que un baño caliente es más saludable que una ducha

Ahora, con ayuda de una esponja exfoliante, utiliza la otra mitad del preparado para hacerte un buen masaje en los muslos o en la zona donde tengas la celulitis. El masaje debe ser enérgico y circular, reactivando la circulación sanguínea y procurando que todos los elementos hagan su efecto en nuestra piel.

Después, sumérgete en la bañera y relájate a lo largo de 35 o 40 minutos. Pasado este tiempo, sécate con normalidad. Si realizas este sencillo tratamiento cada semana, verás cómo, poco a poco la celulitis reduciendo. No obstante, recuerda que es muy importante combinar este remedio con otros consejos que seguidamente te recordamos.

Consejos básicos para complementar el tratamiento

Celulitis

  • Elimina por completo de tu dieta la sal, el azúcar y las bebidas con gas: estos ingredientes retienen líquidos y, por lo tanto, toxinas.
  • Aumenta el consumo de agua natural: empieza siempre tus mañanas con un vaso de agua tibia con el zumo de un limón.
  • Camina todos los días durante media hora:  realiza rutinas específicas para ejercitar la fuerza y resistencia de tus piernas. La natación, por ejemplo, es ideal para combatir la celulitis.
  • Incluye en tu dieta alguno de estos alimentos: brócoli, remolacha, pimiento, cebolla, col rizada, zanahoria y espinacas.

 

  • Gunderson, C. (2012). Celulitis: definición, etiología y manifestaciones clínicas. Revista de Enfermedades Infecciosas En Pediatría.
  • Mateos, A. J. M., & Morales, M. D. M. (2007). Celulitis periorbitaria y celulitis orbitaria. FMC Formacion Medica Continuada En Atencion Primaria. https://doi.org/10.1016/S1134-2072(07)71894-7
  • Maestro Durán, R., & Borja Padilla, R. (1993). Actividad antioxidante de los compuestos fenólicos. Grasas y Aceites. https://doi.org/10.3989/gya.1993.v44.i2.1105