Combatir la depresión sin químicos sintéticos

Paula Aroca · 1 diciembre, 2013 · Última actualización: 27 febrero, 2019 27 febrero, 2019
Mediante la actividad física, nuestro cuerpo libera endorfinas, que nos ayudan a sentirnos mejor. Combínala con alimentos que te levanten el ánimo, como los frutos secos o el chocolate.

¿Algunas veces te sientes de mal humor, deprimido y sencillamente no tienes ánimo para nada? Es probable que estés pasando por una pequeña depresión y tal vez no necesites medicación para salir adelante. 

No obstante, te recomendamos que visites al médico y que no pases por alto la sintomatología depresiva por la que puedes estar pasando. El especialista será quien mejor te pueda ayudar y recomendar si necesitas medicación o no.

Continúa leyendo para descubrir varios remedios naturales que te ayudarán a sentirte mucho mejor. Y toma nota.

Hipérico y Ginkgo Biloba

El hipérico, también conocido como hierba de San Juan, es usado en infusiones para mejorar la depresión leve y para controlar la ansiedad. Si bien aún no se conoce cuál es su mecanismo de acción, algunos estudios científicos avalan el uso de hipérico como antidepresivo natural.

Esto se debe a que destacan sus efectos positivos sobre el estado de ánimo de las personas. No obstante, los resultados, en este sentido, no son concluyentes.

También hay evidencia científica a favor del uso de Ginkgo Biloba para combatir estados depresivos. Una investigación realizada en el año 1993 con un grupo de pacientes que no respondían bien a la medicación antidepresiva arrojó resultados favorables. Concretamente, en aquellas personas que tomaron 80 mg de extracto de Ginkgo Biloba tres veces por día.

Aparentemente, este extracto logra elevar los niveles de serotonina en el cerebro, provocando una sensación de bienestar.

Alimentos que combaten la depresión

¿Eres de los que decide atacar la heladera cuando se siente desanimado? Ciertos alimentos pueden ser muy útiles para levantar el ánimo. Éstas son algunas buenas opciones:

  • Plátanos. Cuando baja el nivel de azúcar en la sangre, las personas tienden a estar de mal humor y a tener pensamientos negativos. Los plátanos aportan una gran cantidad de azúcar y además contienen triptófano, un precursor de la serotonina, una de las “hormonas de la felicidad”.
  • Chocolate. El azúcar y la manteca de cacao presentes en el chocolate hacen que el organismo absorba más fácilmente el triptófano, favoreciendo la producción de serotonina. También contiene feniletilaminas que tienen un efecto estimulante sobre el sistema nervioso. Por su gran aporte calórico, se recomienda comer chocolate en cantidades moderadas.
  • Nueces y Almendras. Estos frutos secos aportan ácidos grasos omega 6, omega 3 y polifenoles, los cuales tienen un efecto muy positivo sobre el tejido neuronal. Puedes consumirlas en cualquier momento del día, solas o en ensaladas.

Cambia tu estilo de vida para sentirte mejor

Hay muchas otras cosas que puedes hacer para eliminar los pensamientos negativos y combatir la depresión. Fíjate en estos simples consejos que te harán sentir muy bien:

  • Muévete un poco. Hacer ejercicio, bailar, salir a caminar o trotar por el parque son excelentes remedios naturales para la depresión. La actividad física genera endorfinas, sustancias que actúan en el cerebro y te harán sentir de maravilla.
  • Actividades al aire libre. Está demostrado que el contacto directo con la luz solar aumenta los niveles de serotonina en el organismo. Realiza actividades al aire libre para tomar sol, temprano en la mañana o por la tarde, siempre tomando las precauciones correspondientes para evitar los efectos nocivos de los rayos UV.
  • Ríe todo lo que puedas. La risa también genera una gran cantidad de endorfinas, te relaja y elimina el estrés. Mira películas cómicas, sal con amigos y ríe todo lo que puedas, eso te hará sentir mucho más feliz. Además, pensar en positivo también te hará sentir mejor.
  • Exprésate. A veces, escribir tus sentimientos y plasmarlos en un papel, contribuye a la liberación de tristeza. Las técnicas narrativas han resultado ser un remedio muy efectivo para tratar este tipo de problemas. Así que, ya sabes, ¡ponle palabras a tus emociones!

Todos podemos pasar por estados depresivos en algún momento de la vida. Sigue estos simples consejos para mejorar tu estado de ánimo, pero si los síntomas no desaparecen y te sientes triste durante mucho tiempo, puede tratarse de un estado depresivo crónico y debes consultar con tu médico sin demoras.