Cómo combatir la gingivitis con 5 remedios de origen natural

Aunque estos remedios son muy eficaces para aliviar la gingivitis no sustituyen las indicaciones del especialista ni las visitas al mismo en casos más graves

La gingivitis es la etapa inicial de una enfermedad periodontal que, debido a un proceso inflamatorio, causa sangrados y enrojecimiento de las encías.

Se produce por la acumulación de depósitos de placa, un material de textura pegajosa que se compone de bacterias, secreciones mucosas y residuos de alimentos.

Si esta placa no se elimina mediante el cepillado y el uso de hilo dental, poco a poco libera toxinas que irritan el tejido gingival, originando esta condición.

Sin embargo, su tratamiento oportuno puede revertir los daños, puesto que el hueso y el tejido conectivo que sostienen los dientes aún no han sido afectados.

Si bien es necesario consultar al dentista para evaluar la gravedad de la afección, como complemento podemos tener en cuenta algunos remedios naturales que apoyan su proceso de recuperación.

En el siguiente espacio te compartimos 5 interesantes opciones para que no dudes en probarlas cuando te enfrentes a este problema.

¡Apunta!

1. Bicarbonato de sodio y agua oxigenada

bicarbonato-agua

Tanto el bicarbonato de sodio como el agua oxigenada concentran compuestos antimicrobianos que ayudan a eliminar los residuos de placa que afectan la salud dental.

Su combinación nos da como resultado un tratamiento contra la gingivitis, facilitando la desinflamación y alivio de las encías.

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 1 cucharadita de agua oxigenada (5 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Diluye el bicarbonato de sodio y el agua oxigenada en media taza de agua tibia.

Modo de aplicación

  • Realiza gárgaras con la solución, durante 2 o 3 minutos, sin tragar el líquido.
  • Repite su uso 2 veces al día, mínimo durante 2 semanas.

Visita este artículo: 8 usos del agua oxigenada que te gustará conocer

2. Anís, romero y menta

La infusión de anís, romero y menta es un remedio antiinflamatorio y calmante que puede controlar la irritación y los sangrados causados por la gingivitis.

Sus compuestos neutralizan la acción de las bacterias y, entre otras cosas, reducen el mal aliento.

Ingredientes

  • 1 taza de agua (250 ml)
  • ½ cucharada de anís seco (5 g)
  • ½ cucharada de romero (5 g)
  • 1 cucharadita de menta (5 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las plantas.
  • Tapa la bebida y déjala reposar 30 minutos, a temperatura ambiente.
  • Pasado el tiempo recomendado, cuélala y procede a utilizarla.

Modo de aplicación

  • Toma varios sorbos de la bebida y realiza gárgaras durante 2 o 3 minutos, sin tragar.
  • Repite el enjuague 3 veces al día, durante 10 o 12 días.

3. Salvia

salvia

Las hojas de salvia tienen propiedades antisépticas y fungicidas que actúan de forma positiva en el tratamiento de la inflamación de las encías.

Estos compuestos combaten la proliferación de las bacterias y contribuyen a remover los excesos de placa dental.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de salvia (10 g)
  • ½ taza de agua (125 ml)

Preparación

  • Pon a hervir el agua y, cuando alcance su punto de ebullición, agrégale las hojas de salvia.
  • Tapa la bebida, déjala reposar a temperatura ambiente y, cuando esté fría, cuélala.

Modo de aplicación

  • Realiza buches con la infusión, 2 o 3 veces al día.
  • Repite el tratamiento durante 2 semanas.

4. Equinácea

La equinácea tiene propiedades antiinflamatorias y analgésicas que pueden ser útiles para reducir la inflamación y el dolor en las encías.

Sus compuestos ayudan a eliminar los microbios de la boca y, a su vez, previenen complicaciones de la gingivitis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de equinácea (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte una cucharada de equinácea en una taza de agua y déjala hervir, a fuego bajo, durante 5 minutos.
  • Tapa la bebida y, tras retirarla del fuego, déjala reposar hasta que se enfríe.

Modo de aplicación

  • Cuela el líquido y realiza buches 3 veces al día, después de cada cepillado.
  • Repite su uso 2 o 3 semanas seguidas.

¿Quieres conocer más? Lee: 14 razones por las que te sangran las encías al cepillarte los dientes

5. Aloe vera, miel y agua oxigenada

aloe-vera-miel-remedio

Este remedio antibacteriano ayuda a controlar el crecimiento de la placa dental y, de paso, facilita la desinflamación de las encías.

Su combinación de ingredientes limpia las áreas de difícil acceso de la boca y controla los sangrados y el mal aliento.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de gel de aloe vera (45 g)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)
  • ½ cucharadita de agua oxigenada (5 ml)

Preparación

  • Mezcla las cucharadas de aloe vera con la miel y el agua oxigenada.

Modo de aplicación

  • Frota la pasta sobre los dientes y encías, y déjala actuar 10 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y repite su uso 2 veces al día.
  • Haz el tratamiento, por lo menos, durante 10 días.

¿Tus encías sangran cuando te cepillas? ¿Sientes dolor y sensibilidad en los dientes? Si sospechas que tienes gingivitis, prueba estos remedios naturales para prevenir complicaciones.

Por supuesto, consulta al especialista para averiguar si se requieren otros tipos de tratamiento.