Cómo combatir las flatulencias con 5 remedios naturales

Gracias a las propiedades carminativas de algunos ingredientes naturales podemos tanto prevenir como aliviar las molestias producidas por la acumulación de gases y evitar las flatulencias

Las flatulencias son gases que se forman en el intestino debido a la acumulación de residuos de alimentos y alteraciones de la flora bacteriana.

Es uno de los síntomas más comunes de la indigestión y las intolerancias alimentarias, aunque también se dan ante enfermedades digestivas de mayor cuidado.

Estas se componen por partículas de hidrógeno, dióxido de carbono y metano, los cuales causan el desagradable olor que las caracteriza.

Si bien no representan un problema grave de salud, su aparición provoca inflamación abdominal, malestar estomacal y, por su mal olor, estrés social.

La buena noticia es que hay varios remedios de origen natural que, por sus propiedades, promueven su eliminación antes de que generen más molestias.

En esta oportunidad queremos compartir 5 buenas opciones para que no dudes en probarlas cuando te empiecen a aquejar.

1. Vinagre de manzana y miel

Vinagre manzana

El vinagre de manzana combinado con miel de abejas nos ayuda a regular la actividad de la flora intestinal, reduciendo la formación de gases y problemas digestivos.

Estos ingredientes regulan el pH del estómago y estimulan el movimiento intestinal para lograr una correcta eliminación de los desechos.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de vinagre de manzana orgánico (20 ml)
  • 1 cucharada de miel de abejas (25 g)
  • 1 vaso de agua tibia (200 ml)

Preparación

  • Diluye el vinagre y la miel en un vaso de agua tibia.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida en ayunas, o bien, tras comer platos demasiado copiosos.

Visita este artículo: Remedio con canela, propóleo, peladura de limón y miel para subir las defensas

2. Limón y bicarbonato de sodio

Tanto el limón como el bicarbonato de sodio actúan como antiácidos en el sistema digestivo, lo cual es determinante para calmar las flatulencias.

Sus efectos alcalinos neutralizan la acción negativa de los ácidos estomacales, evitando síntomas como el dolor y la inflamación.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

  • Exprime el zumo de medio limón y mézclalo en un vaso de agua con el bicarbonato de sodio.
  • Deja que pase el efecto efervescente y consúmelo.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida después de cada comida principal.
  • Evita tomarla en exceso, ya que puede causar efectos contraproducentes.

3. Infusión de canela

remedio de canela

La canela es una especia con antiinflamatorios y antioxidantes que benefician la salud digestiva.

Sus compuestos favorecen la descomposición de las grasas y toxinas, impidiendo la formación excesiva de gases.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de canela (5 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Pon a calentar una taza de agua y, cuando hierva, retírala del fuego y agrégale la canela.
  • Deja que repose 15 minutos y cuélala.

Modo de consumo

  • Toma la infusión cuando te aquejen las flatulencias.
  • Evita tomar más de 3 tazas al día.

¿Quieres conocer más? Lee: Las 10 increíbles propiedades de la canela para la salud

4. Infusión de cardamomo

Las propiedades antiinflamatorias y digestivas del cardamomo hacen que sea una buena alternativa para el alivio de las flatulencias.

Sus activos reducen la formación de gases en el intestino y, a su vez, impulsan la eliminación de los desechos retenidos.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de cardamomo (2 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Añade el cardamomo en una taza de agua hirviendo, tápalo y deja que repose 15 minutos.
  • Luego, filtra la bebida con un colador y bébela.

Modo de consumo

  • Ingiere la infusión a sorbos, cada vez que tengas gases y sientas inflamación.
  • De forma opcional lo puedes consumir como preventivo antes de cada comida principal.

5. Agua de boldo

Más aplicaciones del té de boldo

El boldo es una planta digestiva y antioxidante que, por su poder carminativo, controla las flatulencias y los desbalances en la flora bacteriana del intestino.

Se conoce por sus múltiples beneficios para la salud hepática, ya que ayuda a expulsar las toxinas que se retienen en sus tejidos.

A su vez, es un gran aliado de los procesos digestivos, ya que favorece la descomposición de algunas sustancias de desecho.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de boldo (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Vierte las hojas de boldo en una taza de agua hirviendo, tápala y deja que repose 15 minutos.
  • Luego, filtra el líquido con un colador y sírvelo.

Modo de consumo

  • Toma una taza de infusión de boldo a media mañana y, en caso de inflamación y gases, repite su consumo después de cada comida principal.

¿Te sientes pesado y las comidas te provocan flatulencias? Prepara alguno de los remedios mencionados y dile adiós a estas molestias digestivas.

Por supuesto, para facilitar su alivio, procura llevar una alimentación saludable y ligera.