Cómo combatir los cálculos biliares con 5 remedios naturales

Carolina Betancourth 22 junio, 2017
La combinación de aceite de oliva y jugo de limón es un remedio tradicional muy efectivo para desintoxicar el hígado, así como para descomponer las piedras de la vesícula

Los cálculos biliares son unos depósitos duros que se forman en la vesícula biliar debido a la acumulación excesiva de colesterol o bilirrubina.

Es un trastorno común en la población, que afecta con frecuencia a las mujeres y personas con sobrepeso, sobre todo a partir de los 40 años.

En función del tamaño, estas durezas pueden bloquear el conducto que drena la vesícula, y ocasionar fuertes dolores abdominales, además de otras complicaciones que afectan la calidad de vida.

Si bien los síntomas pueden manifestarse de diferentes formas en cada caso, es primordial brindarles una atención oportuna antes de que aumenten de tamaño.

Por fortuna, los médicos pueden detectarlos mediante radiografías, lo cual permite identificar cuál es el tratamiento más adecuado.

Además, cuando su tamaño no es tan grande, se pueden combatir de forma natural gracias a las propiedades de algunos alimentos que promueven su  descomposición.

A continuación queremos compartir 5 buenos remedios que puedes tener en cuenta en caso de llegar a padecer este problema.

¡Apunta!

1. Infusión de menta

Té de menta

La menta es una hierba con propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a controlar los síntomas causados por los cálculos biliares.

Uno de sus activos, el terpeno, ayuda a disolver las sustancias que forman estos cristales, por lo que evita que generen obstrucciones en los conductos.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hojas de menta (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)
  • 1 cucharadita de miel (7,5 g)

Preparación

  • Pon a hervir una taza de agua y, cuando llegue a ebullición, agrégale las hojas de menta.
  • Espera que repose 10 minutos, pásala por un colador y endúlzala con miel.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión en ayunas y repite la ingesta 2 o 3 veces al día.
  • Toma el remedio durante 3 semanas seguidas.

2. Infusión de diente de león

Las propiedades diuréticas del diente de león son un gran apoyo para el tratamiento de las piedras biliares y el hígado graso.

Sus activos naturales favorecen el metabolismo de las grasas y, a su vez, controlan la acumulación de colesterol y bilis.

Ingredientes

  • 1 cucharada de diente de león (10 g)
  • 1 taza de agua (250 ml)

Preparación

  • Agrega el diente de león en una taza de agua hirviendo, tápalo, y espera que repose 10 minutos.

Modo de consumo

  • Ingiere la bebida 2 o 3 veces al día, por un periodo de 2 semanas.

3. Aceite de oliva y zumo de limón

Jugo de limón y aceite de oliva

La cura de aceite de oliva con limón se ha utilizado desde la antigüedad como complemento natural para hacerle frente a los cálculos biliares.

Su alto contenido de vitamina C, ácidos grasos esenciales y minerales promueve la desintoxicación del hígado y regula los niveles de colesterol.

También cuenta con una sustancia conocida como limonoide que, tras ser absorbida, promueve la descomposición de las piedras en la vesícula.

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)
  • 1 cucharada de jugo de limón (10 ml)

Preparación

  • Combina el aceite de oliva con el jugo de limón.

Modo de consumo

  • Ingiere el remedio todos los días en ayunas, mínimo durante 3 semanas.

4. Agua de alcachofas

Las alcachofas tienen la capacidad de descomponer las piedras biliares mientras reducen los niveles de colesterol y lípidos en los tejidos hepáticos.

Cuenta con un activo conocido como cinarina, cuya asimilación fortalece la vesícula biliar, a la vez que facilita la eliminación del exceso de bilis.

Ingredientes

  • 1 alcachofa
  • 3 tazas de agua (750 ml)

Preparación

  • Corta la alcachofa en varios trozos y ponla a hervir con el agua.
  • Déjala a fuego bajo durante 3 minutos y, luego, espera que repose a una temperatura apta para su consumo.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de agua de alcachofas en ayunas y repite su consumo antes de cada comida principal.
  • Tómala durante 2 semanas seguidas.

5. Infusión de hojas de aguacate

infusion-aguacate

La bebida natural de hojas de aguacate es un antiguo remedio natural que facilita la descomposición de los cálculos biliares para disminuir el dolor y las dificultades digestivas que ocasionan.

Ingredientes

  • 3 cucharadas de hojas de aguacate picadas (30 g)
  • 2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

  • Pon a hervir el agua y, cuando esté bien caliente, agrégale las hojas de aguacate picadas.
  • Espera que repose unos 10 minutos, pásala por un colador y consúmela.

Modo de consumo

  • Ingiere una taza de infusión en ayunas y repite el tratamiento a media tarde.
  • Tómala durante 2 o 3 semanas seguidas.

Ten  en cuenta que además de los remedios aquí citados, es primordial mejorar la dieta y los hábitos de vida para combatir esta condición.

Una alimentación baja en grasas y controlada en calorías es clave para obtener buenos resultados con estos tratamientos.

 

 

 

Te puede gustar