Cómo combatir el sobrepeso con limón - Mejor con Salud

Cómo combatir el sobrepeso con limón

Gracias a las propiedades del limón y de otros ingredientes naturales podremos combatir el sobrepeso a la vez que el proporcionamos a nuestro organismo nutrientes para mejorar su salud general

El sobrepeso es una condición que se caracteriza por el aumento de peso corporal y la acumulación de grasa en varias partes del cuerpo.

Se produce por el consumo excesivo de calorías en la dieta y las dificultades del organismo para transformarlas posteriormente en energía.

Este es muy común en las personas sedentarias y que llevan un tipo de alimentación pobre en nutrientes y rica en grasas, azúcares y procesados.

A pesar de que no está catalogado en sí como una enfermedad, sí se considera un peligro para la salud porque predispone al desarrollo de patologías como la diabetes, las dislipidemias o los infartos, entre otros.

Por fortuna es un trastorno reversible que se puede combatir de forma natural a través de la práctica continua de ejercicios, un plan de alimentación balanceado y otros complementos que aumenten el ritmo del metabolismo.

En esta ocasión queremos destacar los beneficios del limón, un fruto cítrico que se ha utilizado desde la antigüedad como ayuda para luchar contra el exceso de peso y otras dolencias que afectan la salud.

En el siguiente espacio podrás descubrir por qué es tan efectivo y cómo se puede preparar para conseguir estas bondades.

¡No te lo pierdas!

Beneficios del limón para combatir el sobrepeso

El limón

El limón es uno de los alimentos más utilizados en los planes de desintoxicación del cuerpo, ya que cuenta con principios activos que limpian las toxinas de la sangre y los órganos excretores.

Desde hace cientos de años ha sido un remedio natural contra el sobrepeso, porque impulsa las funciones del metabolismo y combate los problemas digestivos que impiden adelgazar.

Su alto contenido de fibra mejora el movimiento del intestino y previene trastornos como el estreñimiento, la inflamación y los gases.

Lee también: ¿La miel ayuda a adelgazar?

A pesar de que su sabor es ácido, está catalogado como uno de los mejores alcalinos naturales que se pueden añadir a la dieta.

Sus nutrientes equilibran el pH del cuerpo y reducen el exceso de acidez, la presencia de bacterias dañinas y los problemas inflamatorios.

También es un excelente diurético natural que, además de remover los desechos, controla los líquidos del cuerpo y tonifica los riñones y la vejiga.

Bajarás de peso

Su ácido cítrico potencia la actividad de las enzimas para facilitar la digestión de las grasas, las proteínas y otras sustancias que le causan dificultades al organismo.

Cabe destacar que es una de las mejores fuentes de vitamina C, por lo que es aliado del sistema inmunitario y evita el desarrollo de las infecciones.

Además, es un poderoso antioxidante natural que impide la acumulación de colesterol en las arterias y el daño celular causado por los radicales libres.

Entre otras cosas, aporta nutrientes como:

  • Vitaminas (A, del complejo B, E)
  • Minerales (calcio, potasio, magnesio, hierro)
  • Hidratos de carbono

¿Cómo utilizar el limón para combatir el sobrepeso?

Existen varias recetas para aprovechar los beneficios del limón contra el exceso de peso. Este se puede agregar en muchos platos y también puede darle un sabor cítrico a varias bebidas.

No obstante, en esta ocasión proponemos 3 fórmulas especiales en las que se combina con otros ingredientes adelgazantes para dar mejores resultados.

1. Té de limón y jengibre

Infusión de jengibre y limón

Aunque también es válido tomar agua tibia con limón sola, una buena opción es darle un extra de nutrientes y beneficios con un poco de raíz de jengibre.

Esta especia no solo es un excelente digestivo, sino que ha demostrado ser efectiva en la tarea de acelerar el metabolismo.

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón orgánico
  • 1 cucharadita de raíz de jengibre (5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)
  • 1 cucharada de miel (opcional) (25 g)

¿Qué debes hacer?

  • Pon a calentar el agua y agrégale el jugo de un limón fresco y el jengibre.
  • Déjalo reposar unos minutos, agrégale miel para endulzar y consúmelo con el estómago vacío.
  • Tómalo todos los días, o mínimo tres veces a la semana.

2. Limón con vinagre de manzana

Una combinación de jugo de limón con vinagre de manzana nos ayuda a alcalinizar la sangre y estimular la eliminación de las toxinas.

Ambos alimentos disminuyen la ansiedad por la comida y tienen cualidades diuréticas que apoyan el control de los líquidos y la inflamación.

Ingredientes

  • El jugo de 1 limón orgánico
  • 1 cucharada de vinagre de manzana (10 ml)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Diluye el vinagre de manzana en un vaso de agua tibia y agrégale el jugo de limón.
  • Tómalo en ayunas durante dos semanas, todos los días.
  • Descansa una semana y retómalo.

Visita este artículo: 11 espectaculares beneficios que obtienes con vinagre de manzana

3. Limón con aceite de oliva

Jugo de limón y aceite de oliva

El consumo diario de una cucharada de aceite de oliva virgen extra con limón prolonga la sensación de saciedad, mantiene el colesterol a la raya y estimula el tránsito intestinal.

Gracias a sus propiedades antioxidantes y depurativas es uno de los remedios más populares para combatir la grasa abdominal.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de jugo de limón (5 ml)
  • 1 cucharada de aceite de oliva (16 g)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el jugo de limón fresco con la cucharada de aceite de oliva y consúmelo en ayunas.
  • Espera como mínimo 30 minutos para ingerir otros alimentos.
  • Tómalo todos los días.

Está comprobado que los alimentos alcalinos como el limón tienen más propiedades para ayudarnos a perder peso. Por esto, te invitamos a preparar las recetas mencionadas para que obtengas todos sus beneficios.