Combina semillas de chía con avena y disfrútalo al día siguiente

Carolina Betancourth · 3 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 30 enero, 2019
Además de saciarnos y ayudarnos a perder peso, tanto las semillas de chía como la avena son alimentos muy energéticos que nos ayudarán a empezar el día de la mejor forma

El desayuno es una de las comidas más importantes del día y su calidad es determinante para la salud. Es por ello que incluir semillas de chía en esta comida puede ser una buena opción para comenzar la jornada con energía y entusiasmo.

Pese a esto, existen algunos hábitos que reducen la calidad del desayuno. El afán de salir corriendo al trabajo, la creencia de que omitirlo puede ayudar a perder peso o la falta de hambre son parte de las excusas para no tomarlo cada mañana o simplemente comer cualquier cosa, sin prestar demasiada atención a  lo que se elige.

Por fortuna, cada vez son más los que se preocupan por consumirlo. Sobre todo, es importante cerciorarse de que sea saludable desde el punto de vista nutricional.

A continuación queremos compartir una interesante receta de semillas de chía y avena. Se puede preparar desde el día anterior para dejar a un lado todas esas excusas.

Desayuno saludable de semillas de chía y avena

La combinación de semillas de chía con avena es una receta que está ganando fama. Esto se debe a que ambos ingredientes contienen nutrientes que ayudan a aumentar la energía y mejorar el ritmo del metabolismo.

Algunos lo consideran como un complemento alimenticio para adelgazar, ya que prolonga la sensación de saciedad, es bajo en calorías y mejora la digestión. De esta forma, es una alternativa al típico café con cereales o galletas cargadas de azúcar, que no son la mejor alternativa.

No olvides leer: 8 razones por las que la avena no debe faltar en tu dieta diaria

Beneficios de las semillas de chía

semillas de chía

Las semillas de chía son uno de los populares «superalimentos» por su contenido de vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes.

Son una fuente de ácidos grasos omega 3 y 6. Del mismo modo, contienen el doble de proteínas que otras variedades de semillas. También contienen fibra, por ello su consumo moderado, dentro de una dieta equilibrada, puede contribuir con:

  • La pérdida de peso.
  • Regular el tránsito intestinal.
  • Mejorar el rendimiento físico y mental.
  • Regular los niveles de colesterol y azúcar en la sangre.

Beneficios de la avena

copos de avena

La avena es una fuente de betaglucanos, fibra soluble y polifenoles que estimulan la depuración natural del organismo. De la misma forma, su aporte de fibra contribuye a controlar los niveles de colesterol y la acumulación de desechos en el colon.

Es buena para activar el movimiento intestinal y evitar los episodios de estreñimiento. Además, es uno de los alimentos más saciantes y energéticos que nos ofrece la naturaleza.

Descubre: El plato de Harvard: descubre cómo puede mejorar tu alimentación

Receta de semillas de chía y avena

Receta de semillas de chía y avena

Esta receta contiene nutrientes saludables que permiten empezar la jornada con más energía. Puedes consumirla como parte de tus desayunos o bien, a modo de merienda.

Sin duda, una de las principales ventajas es que se puede preparar la noche anterior y dejar en la nevera para consumirla por la mañana. De esta forma, se puede resolver el problema de no «tener tiempo» para preparar algo saludable y nutritivo.

Ingredientes

  • ½ plátano.
  • 1 ½ vaso de leche semidesnatada (300 ml).
  • 4 cucharadas de semillas de chía (60 g).
  • 2 cucharadas de copos de avena (20 g).

Preparación

  • En primer lugar, mezcla la leche y la miel de abejas en un recipiente.
  • Agrega las semillas de chía y las cucharadas de copos de avena.
  • Revuelve bien para que todo se integre y tápalo.
  • Llévalo al refrigerador durante 60 minutos y, pasado este tiempo, vuelve a mezclar.
  • Observarás que la preparación comienza a hacerse espesa debido a que las semillas absorben agua y forman un gel.
  • Tápalo de nuevo, llévalo al refrigerador y espera hasta la mañana siguiente.

Modo de consumo

  • La cantidad preparada alcanza para dos porciones.
  • Del mismo modo, divídela en tazones y compleméntala con pequeñas rodajas de plátano maduro.
  • De forma opcional la puedes consumir como postre o merienda.
  • Si no te gusta la leche puedes usar una bebida vegetal sin azúcar, o bien, jugo de naranja natural.

Te recomendamos tener en cuenta esta receta, ya que es un buen complemento para mantener una dieta equilibrada.

Marcinek, K., & Krejpcio, Z. (2017). Chia Seeds (Salvia Hispanica): Health Promoting Properties and Therapeutic Applications – a Review. Rocz Panstw Zakl Hig, 68(2), 123–129. Retrieved from http://wydawnictwa.pzh.gov.pl/roczniki_pzh/