Comer en platos plásticos atenta contra tu salud.

La melanina es una resina empleada para la fabricación de muebles y en la industria del plástico que puede suponer un riesgo para la salud, y que podría liberarse al contacto con el calor u otras condiciones.

Los platos plásticos han sido por mucho tiempo la maravilla de los hogares, son ideales para reuniones y fiestas, e incluso para dar de comer a los bebés en ellos, ya que son tan prácticos que si por error el bebé palmotea y arroja el plato al suelo no pasará nada.

Algunos de los platos que son reutilizables son aptos para usarlos en el microondas o en el lavavajillas, además son muy duraderos y bastante resistentes, sin embargo, desde su creación, han existido dudas y se han levantado sospechas sobre la relación existente de practicidad con seguridad y salubridad.

En la Universidad Médica de Kaohsiung – Taiwán, un equipo de expertos sobre el tema realizó una prueba sobre los platos desechables o las vajillas de melamina, y determinaron que el uso prolongado de estos artículos para servir alimentos calientes puede aumentar la posibilidad de contraer una enfermedad muy conocida, los cálculos renales.

¿Son, entonces, perjudiciales los platos de plástico?

El equipo encargado de la investigación y el doctor Chia – Fang Wu, estudiaron a un grupo de doce personas, se dividieron en subgrupos de seis y a cada grupo se le asignó una tarea diferente. El experimento consistió en que uno de los grupos consumiera fideos calientes servidos en un plato plástico, y el otro grupo debía hacer lo mismo pero tomando los fideos desde un plato de porcelana. Pasadas doce horas, el equipo de científicos examinó las muestras de orina de cada uno de los grupos, y los resultados dieron a conocer los niveles tan elevados de melamina que contenía las muestras de orina de los participantes del grupo al que se les pidió consumir los fideos en un pato plástico, mientras que el otro grupo tenía sus niveles de melamina totalmente bajos.

Fideos calientes

¿Afecta la temperatura?

El equipo de investigadores determino que si se consumen alimentos con temperaturas muy altas sobre estos recipientes, lo más probable es que las personas que utilicen estos artículos sean más propensas a desarrollar cálculos renales, no obstante, los utensilios viejos o de baja calidad hechos de plástico o melamina también pueden perjudicar a las personas con esta enfermedad.

Un artículo publicado por la revista JAMA Internal Medicine, asegura que dichos utensilios de baja calidad pueden liberar enormes cantidades de esta sustancia que puede encontrarse en varios de los productos que están hechos de plástico, especialmente diseñados para la utilización de estos en labores de la cocina y demás actividades relacionadas con esta.

La descarga de melamina no sólo se activa al contacto con el calor, también se activa al servir alimentos ácidos en esto recipientes, aunque no todos los productos a base de plástico tienen la misma marca, por lo que no se ha determinado si todos por completo producen el mismo problema, o simplemente sólo los de mala calidad pueden hacer esto.

Categorías: Buenos hábitosCuriosidades Etiquetas:
Te puede gustar