Comer nueces previene las enfermedades del corazón

Es conveniente consumir nueces con mesura puesto que, si bien son saludables para nuestra salud cardíaca, son ricas en grasas, por lo que pueden favorecer el aumento de peso

A menudo hemos hablado de las numerosas propiedades de los frutos secos, que además de ser muy nutritivos nos ayudan a prevenir muchos problemas de salud.

Los frutos secos, especialmente las nueces, nos ayudan a prevenir las enfermedades del corazón y por lo tanto a reducir el riesgo de mortalidad a las personas que las padezcan o bien tengan antecedentes familiares. Explicamos sus beneficios y diferentes maneras muy originales de comer nueces cada día sin aburrirnos.

Valores nutricionales

Las nueces nos aportan:

  • Proteínas
  • Vitamina A
  • Vitaminas del grupo B
  • Vitamina C
  • Vitamina E
  • Aminoácidos como la lecitina
  • Acidos grasos Omega-3
  • Minerales como el potasio, el magnesio, el cobre y el calcio
  • Fibra

Las nueces tienen un alto nivel de antioxidantes que ayudan a la regeneración celular y a prevenir el envejecimiento y muchas enfermedades.

Las nueces y el corazón

Los ácidos grasos que contienen las nueces, como son el ácido oleico, el ácido linoleico y el ácido alfa-linoleico, más conocidos como ácidos Omega-3, nos ayudan a bajar los niveles de colesterol en sangre, sobre todo los de LDL-colesterol (colesterol “malo”), contribuyendo así a minimizar el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como infarto o angina de pecho. Además, estos ácidos grasos evitan la formación de coágulos, mejorando la fluidificación de la sangre.

Comer nueces disminuye las probabilidades de desarrollar alteraciones del ritmo y la frecuencia cardíaca, sobre todo en personas que son propensas a ello o han padecido alguna cardiopatía isquémica.

Además, las nueces ayudan a bajar la hipertensión arterial y a controlar los niveles de glucemia, por lo que gracias a todas estas propiedades estos frutos secos son ideales para tener un corazón fuerte y saludable.

frutos secos steffenz

El funcionamiento del sistema circulatorio

El sistema circulatorio tiene como objetivos fundamentales llevar los alimentos y el oxígeno a las células, así como recoger los desechos metabólicos que se eliminan posteriormente por los riñones, en la orina, y por el aire mediante los pulmones. De tal manera que es primordial para el buen funcionamiento del cuerpo, y en esta ocasión podremos verlo más detalladamente en el siguiente vídeo.

Cómo las tomamos

La manera más saludable de comer un fruto seco es cuando no ha sido tostado, frito ni salado. En el caso de las nueces, además, podemos comprarlas con cáscara, ya que tienen un sabor más intenso, conservan mejor su propiedades y no hay tanto riesgo de que estén envejecidas.

Hay varias maneras de comer nueces diariamente y sin aburrirnos:

  • Directamente, mezcladas con las ensaladas, yogur, cereales, guarniciones, etc.
  • Preparar un pesto con nueces, mezclándolas con hojas frescas de albahaca, aceite de oliva, ajo y queso parmesano. Lo batiremos bien hasta conseguir una pasta que podremos mezclar con pasta, arroz, etc.
  • Aceite de nuez de primera presión en frío, que consumiremos siempre en su estado crudo
  • Bebida de nuez: pondremos un puñado de nueces en remojo durante varias horas. Después lo batiremos bien con agua, lo dejaremos macerar un poco más, lo filtraremos y endulzaremos con un poco de miel. La fibra que sobre podemos usarla para hacer galletas o untarla en un poco de pan, con miel, cacao y canela.

nueces galletas Andurinha

  • También podemos moler las nueces y usarlas para acompañar postres y desayunos, especialmente para las personas a las que les cueste consumirlas o bien para hacer más nutritivas las comidas para los niños.

Conservaremos las nueces bien cerradas en un bote de cristal, en un lugar fresco y oscuro, ya que se enrancian con facilidad.

¿Qué tipo de nuez?

Hay diferentes tipos de nueces, como las de macadamia, las de cajú, las americanas y las de Brasil, aunque las más conocidas son las californianas. Cada una de ellas tiene diferentes valores nutricionales, pero todas son igual de beneficiosas para la salud. Simplemente cambian las proporciones de minerales, vitaminas, entre otros.

Cuidado con el sobrepeso y los cálculos

Las nueces contienen también un alto porcentaje de grasas, que aunque son beneficiosas, conviene no abusar de ellas cuando se sufre sobrepeso. Dicen que la medida ideal es la que cabe en un puñado, es decir, 4 o 5 nueces diarias. Las tomaremos preferiblemente a lo largo de la mañana, ya que las grasas que comemos por la noche es una energía que generalmente no gastamos ya ese día y por lo tanto se almacena.

Para hacernos una idea, un puñado de nueces de unos 40 gramos proporcionan aproximadamente 3,8 gramos de omega-3 y 6,5 gramos de proteínas.

Por otro lado, las personas con tendencia a desarrollar piedras en riñón o vesícula, deberán moderar su consumo, pues son muy ricas en oxalatos.

Imágenes por cortesía de Andurinha, steffenz y xtinabot

Categorías: Naturopatía Etiquetas:
Te puede gustar