Comer pescado puede ayudar a los pacientes con artritis

Juan Camilo Flórez · 4 enero, 2014
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico José Gerardo Rosciano Paganelli el 24 enero, 2019
Los ácidos grasos omega 3 presentes en el pescado tienen propiedades antiinflamatorias y pueden ayudarnos a prevenir enfermedades y a reducir los niveles de triglicéridos y la presión alta

La alimentación desempeña un papel muy importante en el tratamiento de los pacientes con artritis. Si bien es necesario adoptar otros hábitos y terapias, asegurar la absorción de ciertos nutrientes puede favorecer, en cierta medida, el alivio de los síntomas.

¿Por qué razón? Básicamente se debe a que contribuyen a disminuir los niveles de inflamación y, a su vez, el dolor. Además, favorecen las funciones del sistema inmunitario y ayudan a mantener un óptimo nivel de energía. En esta ocasión, te invitamos a descubrir cómo puede ayudar el pescado. Sin embargo, antes que nada, repasamos los aspectos más relevantes sobre esta enfermedad.

¿Qué es la artritis?

La artritis es una enfermedad cuya característica principal es la inflamación de una o más articulaciones. Se distinguen dos formas de artritis: la artrosis y la artritis reumatoide. Ambas se caracterizan por causar dolor y rigidez articular, además de dificultades para ejecutar movimientos.

En la artrosis, el cartílago que recubre los extremos de los huesos se rompe o desgasta, a menudo como consecuencia del debilitamiento que sufre con la edad. En cambio, la artritis reumatoide es un trastorno autoinmunitario que compromete el revestimiento de las articulaciones o membrana sinovial.

Cúrcuma con miel, un remedio milenario

Factores de riesgo

Como ocurre con muchas otras enfermedades, hay algunos factores que aumentan la predisposición a desarrollar alguna forma de artritis. Los más frecuentes son:

  • Genética o antecedentes familiares
  • Tener sobrepeso u obesidad
  • Edad (es más frecuente a partir de los 60 años)
  • Haber tenido lesiones articulares previas
  • Sexo (las mujeres son más propensas)

Descubre: 5 síntomas de un déficit en ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 que debes conocer

Síntomas de la artritis

Los signos y síntomas de la artritis pueden variar en función del tipo de artritis. Asimismo, pueden ser leves o severas, de acuerdo a la zona afectada y al tratamiento que se le brinde. Inclusive, se pueden presentar de manera intermitente o continua. Estos incluyen:

  • Dolor y rigidez
  • Hinchazón
  • Enrojecimiento
  • Disminución de la amplitud de movimiento

¿Cómo puede ayudar el pescado a los pacientes con artritis?

Pescado azul para pacientes con artritis

Se sabe que no existe ningún alimento milagroso para curar enfermedades; sin embargo, muchas investigaciones han servido para determinar que algunos nutrientes pueden favorecer el alivio de los síntomas. Por ejemplo, en el caso de los pacientes con artritis, se han hecho hallazgos sobre los efectos del consumo de pescado.

De acuerdo con los estudios, sus beneficios se deben a su aporte importante de ácidos grasos omega 3. La asimilación de esta grasa saludable puede ayudar a controlar los procesos inflamatorios, disminuyendo la actividad de la enfermedad. En consecuencia, también favorece la disminución de la hinchazón y el dolor.

Para ser más específicos, el DHA (ácido docosahexaenoico) y EPA (ácido eicosapentaenoico) serían los responsables de este beneficio. Ambos actúan contra la inflamación y tienen un efecto positivo sobre las funciones del sistema inmunitario. Por eso, comer pescado puede resultar muy beneficioso para los pacientes con artritis.

Entre otras cosas, el EPA y DHA  pueden ayudar a prevenir ataques cardíacos al evitar la coagulación de la sangre. Inclusive, ayudan a disminuir los niveles de triglicéridos en la sangre y la presión arterial. 

Lee también: El impacto del omega-3 en la hipertensión arterial: tratamiento y efectos secundarios

Recomendaciones para el consumo de pescado

Para que los ácidos grasos omega 3 actúen de manera positiva sobre los pacientes con artritis es necesario ingerir una buena cantidad. Por eso, a nivel general se recomienda consumir pescado por lo menos dos veces a la semana. Ahora bien, actualmente también se sugiere el consumo de este nutriente a través de suplementos como el aceite de pescado.

Por otro lado, es importante tener en cuenta que no todas las variedades de pescado brindan este beneficio. Lo ideal es elegir aquellas que contienen altas cantidades de omega 3. Algunos de las más comunes son:

  • Salmón
  • Sardinas
  • Boquerón
  • Caballa
  • Arenque
  • Jurel

Consultar al médico

Cada caso de artritis tiene sus particularidades; por eso, antes que consumir pescado o sus derivados, es importante consultar al médico. Probablemente el profesional sugiera el consumo de este alimento; no obstante, es quien tiene las facultades para determinar las necesidades nutricionales de cada paciente con artritis.

Asimismo, se debe pedir supervisión médica en caso de optar por tomar omega 3 a través de suplementos de aceite de pescado. Estos pueden tener cierta interacción con algunos medicamentos. 

  • James, M., Proudman, S., & Cleland, L. (2010). Fish oil and rheumatoid arthritis: Past, present and future. In Proceedings of the Nutrition Society. https://doi.org/10.1017/S0029665110001564
  • Covington, M. B. (2004). Omega-3 fatty acids. American Family Physician. https://doi.org/10.1016/B978-0-9531949-3-3.50014-6
  • Simopoulos, A. P. (2002). Omega-3 fatty acids in inflammation and autoimmune diseases. Journal of the American College of Nutrition. https://doi.org/10.1080/07315724.2002.10719248
  • Calder, P. C. (2013). Omega-3 polyunsaturated fatty acids and inflammatory processes: Nutrition or pharmacology? British Journal of Clinical Pharmacology. https://doi.org/10.1111/j.1365-2125.2012.04374.x
  • Norling, L. V., & Perretti, M. (2013). The role of omega-3 derived resolvins in arthritis. Current Opinion in Pharmacology. https://doi.org/10.1016/j.coph.2013.02.003