Comer tomate ayuda a bajar de peso

Aunque no lo creas, la mejor forma de consumir tomate es cocinado, ya que de esta forma nuestro cuerpo absorbe mejor el licopeno, que nos ayuda a transformar las grasas en energía.

Más allá de ser muy sabroso, es una de las hortalizas más consumidas de todo el mundo y el encargado de brindar un tono rojo a tus platos. Este ingrediente indispensable en la cocina, tiene en su interior muchas virtudes para tu organismo. Y lo bueno es que lo puedes consumir de diferentes maneras y que el tomate te puede ayudar a adelgazar.

El tomate: fuente de propiedades terapéuticas

Este vegetal se puede comer crudo, en salsas, frito, en zumos, tostado, cocido, o como se te ocurra. Es muy delicioso y a su vez, refrescante y nutritivo. Según varias investigaciones, previene el infarto y el cáncer. Además, es bueno para combatir otras enfermedades.

Es excelente para:

  • La reducción del colesterol.
  • Combatir las infecciones.
  • Eliminar el ácido úrico.
  • Fortalecer el sistema inmune.
  • Aliviar el dolor de las articulaciones.
  • En casos de artritis y artrosis.

Te puede interesar: Por qué son importantes los antioxidantes.

Algunos de los ejemplos de los beneficios terapéuticos del tomate pueden ser:

  • Depurativo:  Disminuye el colesterol en la sangre y favorece la eliminación de toxinas.
  • Antioxidante: Colabora en la eliminación de los radicales libres.
  • Anticancerígeno: Por lo antes mencionado el tomate podría llegar a prevenir la aparición de algunos cánceres.
  • Reductor de la presión arterial: Muy recomendado para aquellos que sufren de hipertensión.
  • Hidratante: Gracias a su pulpa es útil su aplicación para tratar la sequedad de la piel, en especial del rostro.
  • Cicatrizante: En especial en las heridas más superficiales.

Datos nutricionales del tomate

El tomate es rico en:

  • Vitaminas A, B, C, PP y K.
  • Fósforo.
  • Calcio.
  • Zinc.
  • Magnesio.
  • Potasio.
  • Sodio.
  • Manganeso.
  • Bioflavonoides.
  • Licopeno.

Además, tiene propiedades antioxidantes y con una pieza de este vegetal (mediano, de 150 gramos), consumirás unicamente 35 calorías y 0% colesterol, sodio y grasa saturada.

Ten en cuenta que estas ventajas del tomate las puedes aprovechar si lo consumes procesado y cocinado, porque nuestro cuerpo absorbe mejor el licopeno que si es al natural o en zumos. Cuando los vayas a comprar, coge los que están entre verdes y rojos, porque pueden seguir madurando si los almacenas correctamente.

También debes leer: 5 consejos culinarios para potenciar el valor nutritivo de las hortalizas.

menta-y-tomate

¿Comer tomate ayuda a bajar de peso?

Según aquellos que la han probado, esta dieta te ayudará a eliminar 2 kg en tres días, mientras desintoxicas el cuerpo. Es recomendado para los que fuman, los que beben mucho café, los que sufren de celulitis y los que quieren adelgazar un poco.

Recuerda que no sólo sirve para esto, si no que también te ayuda a eliminar toxinas y evitar enfermedades. Debes acompañar la dieta con dos litros de agua por día, una caminata de una hora y ejercicio aeróbico.

Dieta:

  1. En ayunas bebe un zumo de tomates frescos (se le puede añadir una hoja de menta).
  2. En el desayuno, come dos tomates hervidos con romero.
  3. Para el almuerzo, ensalada de tomates con brotes de soja y pimientos marrones, aceite de oliva y limón.
  4. En la merienda: zumo de tomate fresco.
  5. Cena nuevamente una ensalada igual a la del mediodía.
  6. Antes de acostarte, un zumo.

Para cuando te ataca el hambre, licua medio limón, una zanahoria, cinco hojas de menta, medio tomate y dos vasos de agua mineral.

 

Ahora que ya eres consciente de todos los beneficios que esta hortaliza puede ofrecerte, no esperes más para aprovecharte de todos ellos y cuidar así tu salud de una manera sabrosa.