Comida picante: beneficios y desventajas

Paula Aroca · 18 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 12 noviembre, 2018
Diversos estudios señalan que consumir comida picante con moderación podría ser beneficioso para nuestra salud ayudando, por ejemplo, a estimular el metabolismo. Descubre todo al respecto en este artículo.

Existen algunos mitos en torno a la comida picante. Muchos creen que provoca hemorroides, acidez estomacal o que puede causar contracciones en mujeres embarazadas.

Sin embargo, diversos estudios científicos demuestran que el curry, por ejemplo, podría prevenir enfermedades degenerativas; otros, que el licopeno del pimiento podría ayudar a combatir enfermedades cardiovasculares. ¿Quieres conocer de primera mano los beneficios de la comida picante? Lee este artículo y lo sabrás.

Mitos sobre la comida picante

Un mito bastante extendido es que la comida picante provoca hemorroides. Esto no es cierto. Si una persona tiene hemorroides, debería evitar la comida picante para que su estado no se agravase. Pero, no es el picante en sí el que provoca las hemorroides.

Otra creencia es que el picante podría provocar contracciones en mujeres embarazadas. La verdad es que no hay estudios científicos que lo demuestren. Tampoco se ha probado que exista una relación entre el consumo de picante y los partos prematuros.

Sí puede suceder, en cambio, que el picante reforzara los síntomas de la gastritis o de la acidez estomacal. De ahí que muchas instituciones de la salud recomienden en sus informes evitar las comidas picantes cuando se padece gastritis o úlceras estomacales.

Ahora bien, los resultados de ciertos estudios científicos en roedores indican que la comida picante podría estar protegiendo la mucosa gástrica ante la ya denominada gastritis. Nuevas investigaciones en humanos serían necesarias para probar o desmentir esta información.

No te pierdas: «Albóndigas de avena y queso en salsa picante»

Beneficios de la comida picante para la salud

Los condimentos picantes lo son debido a la capsaicina, la sustancia química que provoca la sensación de quemazón o picor al entrar en contacto con la mucosa bucal.

Algunos estudios in vitro sugieren que este compuesto podría reducir el riesgo de desarrollo de ciertos tumores y que, además, sería antibacterial.

Desde la antigüedad, los condimentos picantes han sido utilizados por la medicina natural. La usaban entonces para estimular la circulación sanguínea, promover la sudoración y mejorar la digestión.

Según una investigación realizada por el CyTA Journal of Food, la comida picante podría estimular el metabolismo. Al aumentar el calor corporal, aceleraría la velocidad con la que el organismo quema calorías.

Por eso, la comida picante podría ayudar a aquellas personas que deseen bajar de peso. Sin embargo, recomendamos consultar primero con el médico antes de llevar a cabo cualquier tipo de dieta relacionada.

Como si  fuera poco, un estudio llevado a cabo en Australia sugiere que la comida picante ayudaría a mejorar los niveles de colesterol en sangre. 

Descubre: «7 beneficios de añadir especias picantes en tus comidas»

Chiles y jalapeños sí, pero con moderación

Chile jalapeño

Podríamos inferir sobre la base de todo lo narrado que los condimentos picantes serían beneficiosos para la salud. No obstante, sería importante consumirlos con moderación. Así lo indica un estudio realizado en México, uno de los países donde se consume mayor cantidad de alimentos con picante.

Ese estudio señala que las personas que consumen diariamente el equivalente tres jalapeños o más, tendrían mayores probabilidades de desarrollar cáncer de estómago.

Si tienes alguna duda respecto a los alimentos picantes, su consumo en general o la ingesta particular que tú realizas de ellos, no lo dudes y acude a tu médico de confianza. Nadie mejor que él podrá asesorarte al respecto.

  • Lv, J., Qi, L., Yu, C., Yang, L., Guo, Y., Chen, Y., … Li, L. (2015). Consumption of spicy foods and total and cause specific mortality: Population based cohort study. BMJ (Online). https://doi.org/10.1136/bmj.h3942
  • Yarbro. C.H.; Margaret Hansen Frogge, M.H., and Goodman, M. (2005). Cancer Nursing: Principles and Practice. Massachusetts: Jones & Bartlett Learning, p. 682.
  • Tewksbury, J.J.; Nabhan, G.P. (2001). “Directed deterrence by capsaicin in chillies”, Nature (412): 403-404.
  • Rev Cub Quim vol.27 no.1 Santiago de Cuba ene.-abr. 2015. Caracterización fitoquímica de la Curcuma longa L. http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2224-54212015000100001
  • SERGAS. Úlcera péptica. https://www.sergas.es/cas/documentaciontecnica/docs/consejossalud2/ulcera.htm
  • Rev. gastroenterol. Perú vol.35 no.2 Lima abr. 2015. Efecto del Capsicum annum L (pucunucho, ají mono) en úlcera gástrica experimental inducida en ratas. http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1022-51292015000200004
  • Polibotánica no.34 México ago. 2012. Efecto antifúngico de capsaicina y extractos de chile piquín (Capsicum annuum l. var aviculare) sobre el crecimiento in vitro de Aspergillus flavus. http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1405-27682012000200009
  • CyTA Journal of Food. (2008). Extracción de capsaicinoides durante la deshidratación osmótica de chile Habanero en salmuera. https://doi.org/10.1080/11358120902989418