4 comidas que se deben evitar para cuidar la salud

Dado que suelen ser ricos en grasas y su aporte vitamínico es prácticamente nulo deberíamos optar por eliminarlos de nuestra dieta y considerar otras opciones más sanas

Ser precavidos con lo que comemos no es una tarea fácil de realizar. La mayoría de comidas que son de poco valor nutricional o cargadas con excesos de grasa o azúcar muchas veces son bastante apetitosas, lo cual requiere que estemos vigilantes con nuestros hábitos alimenticios. Pon atención a estas 4 comidas que se deben evitar para que seas más consciente de los elementos nocivos que le podrías agregar a tu cuerpo con los malos hábitos alimenticios.

Donas o rosquillas fritas

Las donas o rosquillas fritas, que algunos también llaman dónuts, generalmente se preparan friéndolas sumergidas en grasa y agregándoles azúcar para acentuar su dulzura. La cantidad de grasa saturada contenida en una dona es bastante alta, debido a su proceso de fritura. Además, su aporte de vitaminas es muy bajo o nulo. Trata de reemplazar este tipo de comidas, que usualmente se ingieren entre el desayuno y el almuerzo, o entre éste último y la cena, con una fruta o con una tostada de pan integral.

Soda

La soda, en general, contiene cantidades elevadas de azúcar, proveniente principalmente del alto porcentaje de almíbar del maíz rico en fructuosa, el cual ha sido asociado con la incidencia de obesidad. Además, la soda no es una proveedora significativa de nutrientes, por lo que tomarla es exponerse a consumir sus calorías sin un importante aporte nutricional. Como posiblemente ya lo hayas escuchado, trata de tomar agua, jugo o leche como alternativas.

Helados o crema helada

Este es uno de esos aperitivos que se nos hace más difícil consumir con verdadera moderación o evitarlo del todo. Su dulzura y la variedad de sabores en que los podemos conseguir, hacen que los helados estén presentes en muchos hogares. Sin embargo, este es uno de los postres con los que hay que tener mucho cuidado, especialmente por su alto contenido de grasas saturadas, azúcar y colesterol.

Bocadillos salados

El problema con los bocadillos salados, entre los cuales podemos incluir los chips de tortilla, los pretzels y los chips de papa, no es sólo su muy alto contenido de sodio, sino también que usualmente se comen en grandes cantidades antes de almorzar o cenar; por ejemplo, mientras llega el plato principal o una bebida en los restaurantes o bares. Sabemos que el consumo desmedido de sal no es recomendable, sobre todo para personas con presión arterial alta, pues puede afectar el corazón y los riñones.

Imagen cortesía de Evan-Amos.

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar