Cómo aclarar la piel quemada por el sol

Raquel Lemos Rodríguez · 12 julio, 2019
¿Tu piel está quemada por el sol y quieres aclararla? Existen algunos remedios naturales que te ayudarán a conseguirlo. Aquí te contamos cómo puedes prepararlos en casa.

¿Cuántas veces has tenido la piel quemada por el sol? Aunque creas que esto te permitirá adquirir un bonito bronceado lo antes posible, lo que ocurre en realidad es que tu piel termina con algunas zonas más oscuras que otras. El resultado son parches en lugar de un tono unificado.

Muchas veces, esto no se puede evitar. Por eso, ¿qué puedes hacer cuándo tienes la piel quemada por el sol? A continuación, descubrirás algunas soluciones con remedios naturales que te ayudarán a aclarar la piel.

Aclarar la piel quemada por el sol

Nos gusta incidir en la importancia que tiene que te apliques un buen protector solar que sea adecuado para tu tipo de piel. Esto te ayudará a evitar nuevas quemaduras del sol y, también, acelerará su aclarado si esto ya ha ocurrido.

Exfoliar la piel con azúcar y miel

Exfoliar la piel es una de las mejores maneras de aclararla. Pero, para que esto surta efecto es necesario que se realice la exfoliación diariamente o alternando los días. La mejor forma de hacerlo es con dos ingredientes muy sencillos de conseguir: azúcar y miel.

Te puede interesar: Cómo exfoliar tu piel y mantenerla radiante

Exfoliante de azúcar y miel
El azúcar y la miel son dos ingredientes que ayudan a eliminar las células muertas de la piel.

Tónico elaborado con limón

El limón siempre ha sido un ingrediente que se ha utilizado para aclarar las manchas de la piel. Sin embargo, es importante no exponerse al sol tras utilizarlo como tónico, ya que esto provocaría la aparición de más manchas.

La mejor manera de utilizar un tónico elaborado con limón es por la noche. Tan solo debemos exprimir el zumo de un limón y agregarle un poco de agua. No obstante, existen mascarillas que pueden ser muy efectivas, también, como las que expone el artículo Flora medicinal utilizada en las enfermedades de la piel y la belleza.

Hidratar con aloe vera

Si exfoliamos la piel con azúcar y miel, tras tonificarla con limón tan solo nos queda hidratarla. Porque para que la piel se regenere adecuadamente es importante humectarla de la mejor manera posible. Para ello, contamos con el aloe vera.

El aloe vera es una planta que todos deberíamos tener en nuestro hogar. Ante cualquier quemadura, cortar uno de sus tallos, abrirlo a la mitad y aplicar directamente la gelatina en la zona afectada proporciona un alivio inmediato.

Descubre: 5 mejores beneficios del aloe vera para la salud

Tras realizar la exfoliación rutinaria, aplicar el gel de esta planta permitirá aclarar la piel lo antes posible. Para ello, debemos ser constantes y permitir que el aloe vera actúe toda la noche (durante el día puede resultar una solución pringosa).

Planta de aloe vera
El aloe vera regenera la piel, hidratándola y calmándola. Su aplicación constante acelera la recuperación ante quemaduras solares.

La prevención para evitar aclarar la piel quemada por el sol

A pesar de todas estas soluciones, queremos volver a incidir en la importancia de no exponerse al sol de forma indebida. A veces no basta solo con echarse protector solar, sino que debemos responder a preguntas como ¿lo reponemos a lo largo del día o utilizo un factor de protección adecuado para mi piel?

Asimismo, no nos podemos olvidar de otros elementos que nos protegen del sol. Por ejemplo, las gafas, utilizar un sombrero, una especie de chal fresco para cubrir los hombros… En definitiva, complementos que evitarán la piel quemada por el sol.

La piel quemada por el sol no solo provoca manchas indeseables, sino que nos hace vulnerables de sufrir cáncer de piel. Por eso, protegerse es muy importante. Ya que tenemos tantas opciones a nuestro alrededor para hacerlo ¿por qué no utilizarlas?

No salgamos nunca a la calle sin protector solar, en la playa o la piscina utilicemos una sombrilla y no nos olvidemos de las gafas de sol. Prevenir es el mejor de los remedios.

  • Castañeda Gameros, Paola, & Eljure Téllez, Juliana. (2016). El cáncer de piel, un problema actual. Revista de la Facultad de Medicina (México)59(2), 6-14. Recuperado en 28 de junio de 2019, de http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0026-17422016000200006&lng=es&tlng=es.
  • Rodríguez Domínguez, Ileana, Santana Gutiérrez, Odalis, Recio López, Orlando, & Fuentes Naranjo, Marilín. (2006). Beneficios del Aloe Vera l. (sábila) en las afecciones de la piel. Revista Cubana de Enfermería22(3) Recuperado en 28 de junio de 2019, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0864-03192006000300004&lng=es&tlng=es.
  • Suárez, S., & Jazmín, D. (2015). Plan para elaboración y comercialización de una crema corporal aclaradora, que contenga dióxido de titanio y extracto de limón, para mujeres que presenten hiperpigmentación, en la ciudad de Guayaquil (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil. Facultad de Ciencias Químicas).