¿Cómo actúan las frutas frente a la pérdida de peso?

Okairy Zuñiga · 22 mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva el 4 febrero, 2019
Las frutas poseen una gran cantidad de micronutrientes esenciales para el organismo. Sin embargo, el contenido el azúcares de alguna de ellas hace que sea recomendable su consumo de forma limitada.

Si se está optando por seguir una dieta para lograr la pérdida de peso se debe vigilar muy bien lo que se va a consumir. Siempre es importante contar con la información nutricional adecuada de aquellos alimentos que puedan aportar beneficios al régimen alimenticio, y de aquellos que verdaderamente no son para nada necesarios. 

A continuación, se abordará el grupo de las frutas, esenciales en el plano de una dieta variada y equilibrada. Estos alimentos poseen vitaminas y micronutrientes esenciales para la salud y podemos consumir aquellos que más nos gusten. Sin embargo, algunas frutas le aportarán un valor añadido a la alimentación.

Efecto de las frutas frente a la pérdida de peso

Uva

racimo de uvas
Debe limitarse el consumo de estas frutas frente a la pérdida de peso por su alto contenido en azúcares.

La uva tiene un alto contenido de azúcar y es rica en minerales. Además presenta propiedades que permiten cuidar los huesos y prevenir algunas enfermedades como el Alzheimer y el cáncer de colon. Esto se debe a la presencia de unos fitonutrientes en su composición, los taninos, con marcadas propiedades antioxidantes, tal y como afirma un artículo publicado en la revista «Molecular Neurobiology».

Sin embargo, agregarla a un régimen alimenticio no brindará ningún efecto de pérdida de peso. Más bien dependiendo del tipo de uva cosechada por temporada, se podría ganar algo de grasa corporal. Esto se debe a su escaso contenido en fibra y a su aporte de azúcares simples. En estos casos, es mejor consumirla con moderación.

Chirimoya

Esta fruta frente a la pérdida de peso no tiene una influencia significativa. Su consumo puede hacerse en cualquier momento sin obtener ningún tipo de beneficio corporal extra. Posee un alto contenido de azúcar, es baja en grasa y proteína. Aunque sí aporta minerales como calcio, potasio, hierro, y suficiente contenido de fibra. Esto podría regular el sistema digestivo.

Aguacate

crema de aguacate y aguacates
El agucate aporta importantes grasas saludables para el organismo.

Un fruto muy provechoso y apetitoso para comer. Se suele acompañar en muchos platos de comida, y es muy recomendado que lo consuman personas que tienen problemas o desórdenes metabólicos. 

Comer la mitad de un aguacate al día, equivale a una porción alta de calorías y de grasas para el organismo. No hay estudios que respalden el aumento de peso a causa del aguacate. Pero, debido a su alto contenido de calorías, lo más recomendable resulta moderar su ingesta.

Quizá te interese: 6 beneficios de consumir aguacate en el embarazo

Coco

El coco también posee alta cantidad de calorías y azúcares. Se ha demostrado que el aceite o la leche de coco contiene la misma cantidad de grasa saturada que la que contiene un pedazo equivalente de carne.

 Aunque hay personas y expertos que mencionan los beneficios de estas frutas frente a la pérdida de peso, es necesario regular su consumo. No obstante su ingesta regular puede ofrecer beneficios a nivel cardiovascular, según un artículo publicado en la revista «Nutrition Reviews».

Plátano

El plátano maduro ofrece alto contenido de hierro, potasio y fructosa. Consumir constantemente alimentos que contengan cantidades considerables de fructosa durante un régimen dietético, puede ocasionar cambios en el metabolismo y efectos adversos a los esperados. Este nutriente se asocia con un mayor riesgo de síndrome metabólico, tal y como afirma un estudio publicado en el año 2019.

Sin embargo, ingerir al menos un plátano diario no producirá algún tipo de efecto secundario en nuestro cuerpo.

Más info: Descubre aquí los increíbles beneficios de las hojas de plátano

Mango

Mango rodeado de sus propias hojas.
Esta fruta tropical contiene un elevado número de antioxidantes para la salud, siendo recomendado de entre las frutas frente a la pérdida de peso.

Este fruto posee alto contenido de azúcar y una gran cantidad de nutrientes. Además, es libre de grasas y de colesterol aunque esto no implica que favorezca la pérdida de peso. Su consumo es muy recomendable, pues ayuda a áreas del organismo como los huesos y el sistema digestivo.  También es de ayuda en la prevención de enfermedades como el asma, la diabetes y problemas cardiacos.

La recomendación en este sentido es incluir el mango como parte de una dieta variada. Sin embargo, no deberías basar su consumo en la idea de que te hará perder demasiados kilos. Por el contrario, si lo consumes en exceso, tus niveles de glucosa podrían verse alterados.

El sobrepeso, uno de los enemigos de la salud pública

La obesidad y el sobrepeso son problemas que han trascendido a nivel mundial. Recientes estadísticas hechas por la OMS (Organización Mundial de la Salud) en el 2016, anunciaron que más de 1.9 billones de adultos alrededor del mundo están en una condición de sobrepeso, y dentro de esa cantidad, 650 millones padecen de obesidad.

Lo cual ha creado un estado de alerta en la población mundial, provocando que muchas personas deseen bajar de peso. Sin embargo, para hacerlo, hay que comenzar cuidando la alimentación. Es en este punto donde se suelen crear dilemas acerca de qué es saludable comer, y qué realmente no lo es.

El consumo de frutas resulta importante a la hora de confeccionar una dieta variada. No obstante es necesario aumentar el consumo de aquellas que ofrecen una mayor cantidad de nutrientes y de fibra.

  • Zhao S., Zhang L., Yang C., Li Z., Rong S., Procyanidins and Alzheimer's disease. Mol Neurobiol, 2019. 56 (8): 5556-5567.
  • Eyres L., Eyres MF., Chisholm A., Brown RC., Coconut oil consumption and cardiovascular risk factors in humans. Nutr Rev, 2016. 74 (4): 267-80.
  • Taskinen MR., Packard CJ., Boren J., Dietary fructose and the metabolic syndrome. Nutrients, 2019. 11 (9): 1987.