¿Cómo actuar ante una agresión sexual?

Claudia Pamela Forestello 18 julio, 2018
Hombres y mujeres, adultos y niños sufren a diario una agresión sexual y muchos no se atreven a hacer la denuncia o no saben los pasos a seguir. Un mal que debemos eliminar entre todos

Una agresión sexual es uno de los actos más humillantes y peligrosos que las personas pueden afrontar en su vida. Lamentablemente, cada día aparecen noticias sobre diversos tipos de ataques de esta índole. No diferencian raza, cultura, edad ni sexo.

Dentro del hogar o en la calle, las agresiones sexuales se adueñan de las emociones más duras. Dejan una sensación de suciedad, desconcierto y asco que, en algunos casos, inmovilizan. Sin embargo, hay que saber muy bien como actuar ante una agresión sexual para evitar que se repita.

Conoce la mejor manera de actuar ante una agresión sexual para el cuidado personal y de futuras víctimas

Antes de dar las pautas de comportamiento cuando se sufre un ataque tan malicioso, es importante una aclaración. Durante la agresión sexual, la víctima se comporta como puede. Hace lo que en ese instante su instinto le dice para sobrevivir. Cualquiera de las reacciones es correcta y no hay normas para ello.

1. No tomar una baño

A pesar de la necesidad imperiosa de quitarse el olor y los fluidos del agresor en su cuerpo, no deben lavarse. Precisamente, allí se encuentran las pruebas más contundentes de lo sufrido.

Es difícil, pero es sumamente necesario para poder accionar judicialmente con ese delicuente que cometió este ataque. Quizá no puedan visualizar nada, pero siempre quedan marcas o rastros de ADN.

2. Hacer la denuncia policial

En todos los tipos de agresión sexual se deben realizar las denuncias correspondientes. No importa si es un conocido el agresor, incluso si es familiar, no puede quedar en un pedido de disculpas. Es un hecho de gravedad que, de no tener consecuencias para el agresor, puede llevarlo a repetir o agravar su violencia.

En lo posible, es necesario pedir ayuda a alguien de confianza y hacer todos los pasos en su compañía. Un apoyo emocional es fundamental en estos casos y no deben sentir vergüenza de lo sucedido.

La denuncia no siempre es fácil.

3. Describir el hecho con detalles

Hacer la denuncia de inmediato favorece a que la memoria no se nuble y esconda algunos detalles. Todos los datos que puedan describir al agresor son muy importantes para dar con su paradero.

No solamente su vestuario, sino aspectos más personales como la altura y otros rasgos que lo destaquen entre otras personas. Tatuajes, cicatrices, acento, color de ojos, etc. Asimismo, determinar con la mayor exactitud posible si ha utilizado elementos u otros objetos.

4. Ir a un centro médico

Asistir con urgencia a un centro médico o a un profesional de confianza para realizar un examen. Tenga lesiones visibles o no, es fundamental que se haga un control y se indiquen las medidas a seguir.

En esta instancia se harán análisis de algunas enfermedades de transmisión sexual y se indica un anticonceptivo especial, si es necesario para la emergencia.

Infórmate: Las diferencias entre abuso sexual y violación

¿A qué se considera una agresión sexual?

Es un acto sexual en el que una de las partes no presta conformidad, no brinda su aceptación. La obligación o sometimiento a través de la fuerza o la utilización de diferentes posiciones de poder.

Entre los casos más comunes de agresión sexual se encuentran:

  • Violación (con o sin penetración)
  • Acoso sexual
  • Abuso

Los manoseos o frases obscenas y famosos piropos también entran en la categoría, por lo que si pasan por esto, deben estar alertas. Siempre contar a alguien lo que padecen, denunciar social y judicialmente para frenar el ataque.

Abuso sexual y violación

Tener ayuda psicológica post ataque sexual

Las víctimas deben tener acceso a una ayuda psicológica con quien poder quitar de su mente y de su cuerpo, todo lo negativo que resultó. Los profesionales tienen las herramientas para que el equilibrio emocional se restablezca.

Una de las consecuencias de los tabúes sociales, es que las víctimas se sientan culpables y se castiguen a sí mismos. Destruyen su autoestima e incluso, caen en fuertes depresiones. Por tal motivo, es fundamental la presencia de un terapeuta por un tiempo.

Es importante conocer: ¿Se puede sufrir acoso sexual por parte de tu propia pareja?

Consideraciones sobre las agresiones sexuales

  • Se considera que el 35% de la población femenina ha sufrido algún tipo de agresión sexual en su vida
  • Los hombres y niños también sufren estos hechos violentos
  • La mayoría no realiza la denuncia por temor, por vergüenza o por incredulidad en la justicia
  • El consumo de alcohol o drogas no minimiza la responsabilidad del atacante
Te puede gustar