Cómo actuar frente a las alergias

Nuria · 17 mayo, 2013
Es muy importante controlar los síntomas de la alergia y ponerlos en conocimiento del especialista para que nos recete un tratamiento adecuado para nuestro caso

Las alergias constituyen la respuesta de nuestro sistema inmunitario frente a lo que éste considera un peligro para nuestra salud.

Cualquier persona puede desarrollar una alergia en un momento dado, y el ritmo de vida que llevamos hace que cada día existan más personas con alergias, y que cada día se contraigan más.

¿Qué Son Realmente?

Las alergias no son otra cosa que una respuesta que nuestro sistema inmunitario reconoce como peligro para nuestro organismo. Las alergias pueden aparecer por muchos motivos, pero a veces, estar mucho tiempo expuesto a un agente externo hace que se acabe volviendo nocivo para nuestro cuerpo. En muchos casos, tampoco hay una explicación del por qué contraemos estas alergias y, en otros casos, puede ser que estemos predestinados a ello genéticamente.

Tipos De Alergias

Hay muchas alergias, desde las más conocidas, como pueden ser la alergia a las picadas de los insectos o las alergias al polvo, hasta las más desconocidas, como pueden ser la alergia  a los colores, al agua o al sol. Para cada una de ellas, el cuidado que debemos tener debe ser diferente, pero básicamente deberemos evitar exponernos a lo que nos produce la alergia.

Esta es la única manera de evitar los síntomas, así como la toma de medicamentos para ellos. Sin embargo, esto no hace que la alergia desparezca, sino que simplemente calma los síntomas para que estos no se desarrollen más.

Síntomas de las alergias

Los síntomas de las alergias pueden ser muchos y muy variados. Existen los síntomas que se conocen como leves, pues en algunos casos incluso podemos no darnos cuenta de ellos. Estos síntomas pueden ser escozor, enrojecimiento de la piel, fiebre muy leve e hinchazón.

Los síntomas raras veces requieren de medicamentos, aunque sí es posible que necesitemos un antihistamínico para reducir el escozor. De los síntomas leves, pasamos a los síntomas moderados. Estos pueden necesitar ya de atención médica y casi nunca pasan desapercibidos.

Suelen aparecer después de los síntomas leves, pero en algunas personas y tipos de alergias pueden ser los primeros que veamos. Entre ellos podemos encontrar los vómitos moderados, fiebre más elevada, dificultad para respirar, hinchazón y escozor que no desaparecen, enrojecimiento constante de la piel e hinchazón en el cuello.

En estos casos, es mejor consultar a un especialista para evitar llegar a los síntomas graves, que son los que pueden hacer peligrar la vida de la persona que los está sufriendo. Los síntomas graves son el estado de shock, anafiláctica, vómitos constantes, pérdida del conocimiento y pérdida de la memoria, entre otros.

Las alergias no se pueden curar, pero si notamos que tenemos síntomas similares, lo mejor es acudir al médico para que este pueda evaluar nuestro caso y hacernos las pruebas necesarias para controlar los síntomas que tengamos de la alergia, para así evitar poner nuestra vida en peligro.