Cómo actuar frente a un desmayo

Katherine Flórez · 12 enero, 2020

Un desmayo es un breve pérdida de conciencia debido a la disminución de flujo sanguíneo hacía el cerebro. Este episodio puede durar hasta un par de minutos y la persona suele poder recuperarse de forma rápida y completa. No obstante, en ocasiones un desmayo puede tener determinadas causas, como son: golpes, impresión o una alimentación deficiente.

Cuando una persona se desmaya no sólo puede experimentar pérdida de conciencia. También puede sufrir pérdida del tono muscular y palidez, al igual que puede sentir debilidad y náuseas justo antes del desmayo.

Algunas de las causas más comunes de un desmayo

  • Las emociones fuertes
  • Levantarse de forma brusca
  • La permanencia prolongada en posición de pie
  • La tos o el esfuerzo por evacuar
  • Uso de ciertos medicamentos
  • Nivel bajo de azúcar en sangre

Si tiene antecedentes de desmayos, es mejor seguir las instrucciones dadas por el médico sobre la forma de cómo prevenirlo. Por ejemplo si conoce las diferentes situaciones que le provocan un desmayo, lo más recomendable es evitarlas.

https://www.shutterstock.com/es/image-photo/inappropriate-giving-water-after-fainting-horizontal-212807542?src=ERuNMN380HBzuRS0UXqaCQ-1-15

Medidas al sufrir un desmayo

Algunas recomendaciones para auxiliar a una persona que se ha desmayado son:

  • Ayudar para que la persona desmayada caiga al suelo sin hacerse daño.
  • Colócala bocarriba y con los pies a una altura mayor que la cabeza. De esta forma la sangre circulará más rápido y le llegará más oxígeno al cerebro.
  • Comprueba que sus signos vitales estén de manera normal.
  • Afloja la ropa, cinturones y todo lo que pueda restringir el flujo sanguíneo. Provoca despejar el entorno y refrescar el ambiente.
  • Es necesario mantener a la persona acostada durante —al menos— 10 o 15 minutos o siéntela hacia adelante con la cabeza entre las rodillas.
  • Frotar alcohol en las muñecas (manos), la nuca y, además, refresque la frente; de preferencia no ponga alcohol en la nariz del desmayado, pues esto en vez de favorecerle puede generar que se revienten vasos dentro de la nariz.
  • No es recomendable darle a beber o comer algo, es mejor esperar a que se reponga un poco.
  • Cuando la persona desmayada vuelva en sí, tápelo bien. En ocasiones al desmayo le sigue una sensación de escalofrío, acompañado de temblores.

Si la persona no responde durante varios minutos, será recomendable contactar con los servicios de emergencias.

Desmayo

Si usted es de las personas que se marea con frecuencia, se recomienda que al levantarse espere sentado uno o dos minutos antes de ponerse de pie. En caso de ser por ayuno, tome un vaso de jugo de naranja con azúcar; si es por ejercicio, tome varios vasos de agua al día.

¿Cuándo acudir al médico?

  • Cuando la persona desmayada tarda más de un par de minutos en recuperar la conciencia.
  • Cuando la persona se desmaya demasiado.
  • Cuando se tiene diabetes o se está embarazada.
  • Cuando la persona sangra, está lesionada o al desmayarse se cayó desde una altura considerable.
  • Cuando se presentan convulsiones o si se siente dolor.
  • Cuando le molesta el pecho o pierde la capacidad del habla, de la vista o el movimiento.

A veces el desmayo conlleva complicaciones

Si bien la mayoría de los desmayos son situaciones pasajeras, existen otros que sí pueden tener una complicación. Por eso es necesario acudir al médico cuando esto pase, para que dé un diagnóstico y el tratamiento adecuado.

En algunas ocasiones se podrá solicitar un electroencefalograma, un electrocardiograma o un análisis de sangre. Así se podrá identificar el motivo del desmayo.

Últimos consejos

Se debe tener muy claro que no se puede perder la calma. En el caso de desmayo, ayuda más aquel que guarda calma, que el que más duro hable.

¡No trate de levantar a la persona desmayada! Esto podría generar un maltrato en sus extremidades y, a la hora de despertar, sentirá mucho dolor y maltrato.

Las horas posteriores al desmayo pueden ser muy importantes. Se debe tener la persona en observación, especialmente en el caso de que no se conozca su causa con certeza y pudiera desmayarse nuevamente.

  • Young, G. B. (2014). Syncope. In Encyclopedia of the Neurological Sciences. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-385157-4.00346-8
  • Benditt, D. G., & Goldstein, M. (2002). Fainting. Circulation. https://doi.org/10.1161/01.CIR.0000028398.85327.B4
  • Wong, W. K., Lim, H. L., Loo, C. K., & Lim, W. S. (2010). Home alone faint detection surveillance system using thermal camera. In 2nd International Conference on Computer Research and Development, ICCRD 2010. https://doi.org/10.1109/ICCRD.2010.163
  • DiVasta, A. D., & Alexander, M. E. (2004). Fainting freshmen and sinking sophomores: Cardiovascular issues of the adolescent. Current Opinion in Pediatrics. https://doi.org/10.1097/01.mop.0000133079.40007.62