Cómo adelgazar sin esperar un milagro

Perder peso es un proceso metodológico que debe realizarse sin esperar un milagro. La buena alimentación garantiza que pierdas esos kilos de más sin comprometer tu salud física.

En la actualidad, el aspecto físico ha cobrado gran importancia. Muchas personas se someten a arriesgadas cirugías o empiezan a seguir recetas milagrosas solo para adelgazar en pocos días y obtener un cuerpo esbelto de medidas perfectas. Pero la pregunta es: ¿son estas técnicas saludables? La respuesta es un contundente no.

Lamentablemente, algunas dietas milagrosas que prometen ayudar a que las personas adelgacen realmente solo fomentan su pérdida de peso (masa corporal). Por otro lado, dejan intactas sus reversas de grasa acumulada en el tejido adiposo. Esto ocasiona flacidez y en algunos casos graves problemas de desnutrición.

Rebajar es un proceso que debe realizarse a través de métodos que garanticen la buena alimentación del individuo, así como la activación de todos sus músculos mediante el ejercicio. Solo así podremos obtener resultados saludables y duraderos.

Es por eso que el día de hoy te traemos los tips que debes seguir para adoptar hábitos de vida sanos que te ayuden a disminuir esos kilitos de más. Todo sin comprometer tu salud física y mental.

Recomendaciones para adelgazar

Para adelgazar es necesario adoptar un nuevo estilo de vida. Sin embargo, cuando se impone de golpe una dieta rígida, o una rutina de ejercicios pesada, suele volverse tan tedioso para el individuo que termina abandonándola.

Dieta para adelgazar.

Es por eso que los especialistas recomiendan ir incorporando poco a poco los cambios saludables en nuestra rutina diaria. Así lograrás un mejor acoplamiento. Además, esto nos da mayores posibilidades de que los cambios se conviertan en hábitos constantes.  Entre los pasos que debes seguir están los siguientes.

1. Mantén tu cuerpo activo

Mantener nuestros músculos activos es el mejor mecanismo para quemar la grasa acumulada.  Por ello, los entrenadores recomiendan realizar 30 minutos de ejercicio diario. Ya sea a través de caminatas, trotes, bicicletas, entre otros.

Además, un estudio realizado en la Universidad de Harvard, en Estados Unidos, demostró que mantener una rutina de ejercicios puede llegar a controlar los niveles de saciedad del organismo. Esto, complementado con una alimentación equilibrada, es la clave para conseguir un peso ideal de forma saludable.

De acuerdo con el coautor del estudio, Miguel Alonso Alonso, la actividad física parece tener una función facilitadora de conductas alimentarias que encaminan a seguir una dieta sana.

Leer también: 5 sencillos ejercicios para sacar músculos en las piernas

2. Aliméntate saludablemente

Mantén una alimentación balanceada en donde se congreguen de forma proporcional todos los nutrientes que nuestro organismo requiere para funcionar correctamente. Esto es:

  • Frutas y verduras
  • Cereales y legumbres
  • Carbohidratos
  • Lácteos
  • Grasas buenas
  • Proteínas contenidas en las carnes, pescado y huevos

Además, asegúrate de ingerir al menos los tres platos fuertes del día (desayuno, almuerzo y cena). Ahora bien, si no lo haces se generará en tu organismo una sensación de hambre excesiva que podría traducirse en un efecto rebote.

Ensalada sana de aguacate.

Por último, evita el consumo excesivo de azúcares, alcohol, frituras o comida chatarra que pueden transformarse en grasa acumulada.

3. Disfruta de lo que comes

Comer despacio, en un periodo de 20 y 30 minutos, nos ayudará a disminuir los antojos que surgen durante el día. Al mismo tiempo nos permite controlar mejor las porciones que consumimos. También favorece el proceso digestivo y nos hace ser más conscientes de las cosas que ingerimos: sus sabores, texturas, y olores.

Cuando comes rápido tu estómago se llena antes de que la información gástrica pueda generarse oportunamente. Sin exagerar, puede que incluso desbordes la capacidad de tu estómago. Dicho esto, puede que el famoso “mastica cada bocado 20 veces” sea cierto. Recuerda: masticar muy bien los alimentos genera efectos positivos en tu organismo.

Te interesa leer: 6 alimentos perfectos para quemar grasas

4. Hidrátate bien

Es ampliamente conocido que el consumo de agua es importante para el organismo. Esto se debe a que ayuda a regular la temperatura, libera las toxinas y mantiene los niveles de líquidos necesarios.

Sin embargo, muy pocas personas conocen que este líquido milagroso también te puede ayudar a controlar el apetito y a eliminar los kilos de más.

Esta información es avalada por Nicola Sorrentino, nutricionista italiano y profesor de Higiene Nutricional en la Universidad de Pavia, quien escribió el libro “La dieta del agua”.

Mujer bebiendo agua.

Allí explica que tomar entre ocho y diez vasos de agua al día contribuye a que nuestro metabolismo se acelere en un 90%, aumentando la velocidad en la que quemamos las calorías diarias.

5. Cero estrés

Mantener un ritmo de vida acelerado podría estar convirtiéndose en tu condena, cuando de rebajar se trata.

Un estudio realizado en el Instituto Clínico del Laboratorio de Medicina de la Universidad Médica de Viena demostró que, cuando una persona padece de estrés, segrega más hormonas de glucocorticoides que cumplen una función importante para regular el exceso de peso.

Esto no solo pone en riesgo tu salud. Además, el estrés puede contribuir a que se forme una grasa extra que se acumula en tu abdomen. La recomendación en este caso es hacer ejercicio y liberarte de ese malestar que se acumulado en tu organismo.

Estas recomendaciones te permitirán adelgazar de una manera eficaz y natural. Recuerda que se trata de un procedimiento que debes manejar de forma controlada. Hacerlo de forma inadecuada pudiera traer problemas en tu salud. Si tienes dudas, consulta con un especialista.

Te puede gustar