Cómo afecta el azúcar al organismo: todo lo que debes saber

5 agosto, 2018
Aunque se trata de una sustancia necesaria para el organismo, lo cierto es que el consumo excesivo de azúcar puede afectar al funcionamiento de diferentes órganos y derivar en problemas de salud importantes.

El azúcar constituye una sustancia esencial para la vida, además de ser parte de los alimentos más placenteros; sin embargo, este compuesto es un arma de doble filo, ante el cual has de tener juicio. Por ello hoy te traemos todo lo que debes tomar en cuenta respecto a lo que representa el azúcar para tu adecuado funcionamiento.

En este artículo podrás conocer cómo repercute el consumo de azúcar en el mantenimiento de una vida sana. En primer lugar, debes saber que la misma está en tu cuerpo en forma de glucosa.

La glucosa constituye la principal fuente de energía del cuerpo, pues mantiene las funciones vitales como la regulación de la temperatura, la respiración o los latidos del corazón, entre otros. En sí, esta molécula es la encargada de dar energía a todo tu cuerpo. Así, tal cual como la gasolina permite el movimiento a un auto, la glucosa lo permite al organismo.

Esta no es más que un azúcar simple que se encuentra en la sangre. Puedes obtener la misma a través de los alimentos, específicamente los carbohidratos. Este tipo de sustancias están presentes en las harinas, frutas, en el arroz y, por supuesto, los dulces.

Cuando comes, los alimentos son descompuestos en sustancias utilizables para el organismo. Los carbohidratos se transforman entonces en la glucosa; esta posteriormente se transformará en glucógeno, que será una reserva energética que se almacenará en el hígado.

¿Cómo afecta el azúcar al organismo?

Tu páncreas recibe las señales de que se ha ingerido un alimento y produce insulina, hormona que hará más sensibles a las células para que puedan captar la glucosa. Es el puente que permite el paso de la glucosa.

Esto evidencia que consumir carbohidratos es crucial para que puedas mantener tu cuerpo activo y vital, pero debes hacerlo en cantidades adecuadas. No es ningún secreto lo delicioso que resultan los dulces, las pizzas, la pasta y muchas otras comidas con alto contenido de hidratos de carbono.

Debes recordar que estos últimos se traducen en cantidades ingentes de azúcar. Esto representa a su vez un daño a tu propio cuerpo, un arma letal; el exceso de glucosa en la sangre, denominado hiperglucemia, no implica que vayas a tener un organismo más lleno de energía.

Descubre: 6 consejos para evitar la diabetes tipo 2

Consecuencias del exceso de azúcar en sangre

Este excedente es generador de enfermedades como la diabetes tipo 2, donde el páncreas aun produce insulina pero las células son incapaces de captarlas y se hacen resistentes a esta hormona. ¿Qué implica esto? Tu cuerpo será incapaz de absorber la glucosa y estarás fatigado.

Además, el exceso de azúcar tiene un efecto particular: la sangre se torna ácida, no dulce. Esto causa deficiencia en la labor de los distintos sistemas que conforman tu organismo. También puede generar distintas infecciones, causando una afección llamada cetoacidosis.

Igualmente, existen otra serie de daños generados por el exceso de glucosa:

  • Aumento de peso, pues el hígado transforma este exceso en grasa en tejido adiposo, pudiendo causar incluso obesidad.
  • El cerebro, el órgano maestro, se ve gravemente afectado por la sangre ácida, pues reduce su plasticidad.

Contrario a lo que puedas creer, ralentiza sus funciones, puede perjudicarlo al punto de llegar a un estado de coma.

  • Como los riñones se encargan de filtrar aquello que perjudica tu organismo, hay una sobrecarga de trabajo para los mismos. Esta podría traducirse posteriormente en una falla renal si esto se hace repetitivo.

Este proceso genera una sed insaciable, así como ganas muy frecuentes de orinar, los signos más representativos de la hiperglucemia.

Lee: ¿Por qué siempre tengo ganas de orinar?

  • Tus tejidos en general estarían en peligro, pues este cuadro acelera el proceso de oxidación de las células.
  • Un efecto que poco es nombrado tiene que ver con el impacto a nivel emocional, justamente por toda esa alteración en el funcionamiento del cerebro. Puedes tornarte altamente irritable y molesto ante el aumento de glucemia.

Recuerda que tu organismo siempre busca el equilibrio. Un desbalance implica un atentado a tu bienestar. Comer en proporciones adecuadas y realizar ejercicio es la clave para que goces de una vida sana y longeva.

Te puede gustar