¿Cómo afecta el ciclo menstrual a la piel?

18 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
Saber cómo afecta el ciclo menstrual a la piel es importante para que las mujeres puedan cuidarse adecuadamente en cada momento. En este artículo te explicamos qué cambios suceden en el cutis por influencia de las hormonas femeninas.

Muchas mujeres se preguntan cómo afecta el ciclo menstrual a la piel. Algunas, porque lo suponen y otras, porque se dan cuenta de los cambios que les suceden en diferentes momentos del mes, sin razón aparente.

En el ciclo menstrual femenino intervienen varias hormonas, principalmente estrógenos y progesterona. La variabilidad de cada una de ellas en un mes repercute en diferentes órganos femeninos. Entre los órganos afectados está la piel.

Los estrógenos y la progesterona son capaces de modificar el grado de hidratación dérmica. Así, también pueden aumentar o disminuir la sensibilidad de los receptores de la piel. Para saber cómo afecta el ciclo menstrual a la piel habría que analizar por separado cada hormona.

Los estrógenos estimulan la producción de colágeno. El colágeno es una fibra que otorga resistencia y turgencia a la piel. La caída de los estrógenos en la menopausia explica, en parte, la mayor aparición de arrugas en las mujeres con más de cuarenta años.

Los estrógenos también hidratan la piel. Un alto nivel de estas hormonas se asocia a un alto contenido de ácido hialurónico en el cutis, que es retenedor de agua. También el estrógeno facilita la cicatrización.

Por otro lado, la progesterona se ha vinculado a la producción de la grasa de la piel, lo que lubricaría la epidermis. En concordancia con ello, también aumenta la vascularización de los órganos, incrementando el flujo sanguíneo a las células.

Cómo afecta el ciclo menstrual a la piel en cada fase

Veamos, entonces, qué sucede específicamente en cada fase y cómo afecta el ciclo menstrual a la piel en cada momento. Recordemos que el ciclo se denomina así porque atraviesa diferentes etapas en el transcurso de unos veintiocho días aproximadamente.

Fase menstrual

Esta es la fase con la que termina un ciclo e inicia otro. Es el momento del sangrado menstrual que se calcula normal con una duración de alrededor de cinco días. En este momento, tanto los estrógenos como la progesterona están en niveles mínimos.

La piel tiende a la sequedad, lógicamente. Ante la baja presencia hormonal, se reduce la hidratación en las células dérmicas. Con la sequedad, viene la sensibilidad y el aumento de la posibilidad de rajaduras y lesiones en la piel.

Junto a la poca humedad, debemos mencionar la poca grasitud. Las glándulas sebáceas disminuyen su actividad, afectando a la lubricación. Es otro efecto más que se suma en el riesgo de lesiones y rajaduras en la piel.

Pre-fertilidad

Posteriormente a la culminación de la menstruación, se inicia el incremento progresivo de las hormonas en el cuerpo femenino. De todas maneras, no se alcanzan niveles suficientes para modificar las condiciones de la piel.

Estos cinco días del ciclo menstrual comparten el estado de la piel con la fase menstrual. En algunas mujeres, la fase menstrual es más larga y se solapa con el periodo de pre-fertilidad.

arrugas piel ojo

Sigue leyendo: Envejecimiento de la piel, ¿por qué ocurre?

Periodo fértil

Ponemos como marca aproximada al día diez del ciclo. Es cuando los estrógenos se incrementan de forma notable y se sostienen en ascenso para alcanzar su pico en el día catorce. Esto determina la fertilidad, es decir, posibilidad de embarazo.

Con estrógenos en buena cantidad la piel, se hidrata y se pone turgente. El ácido hialurónico retiene agua y el colágeno otorga resistencia al tejido. Es el mejor momento de la piel en todo el ciclo menstrual. La capacidad de regeneración está en su máximo.

Post-fertilidad o etapa lútea

Una vez producida la ovulación, los estrógenos iniciarán su descenso manteniendo su actividad. El objetivo es seguir reteniendo agua para el momento de sequedad que sobrevendrá en el periodo menstrual.

En paralelo, la caída de los estrógenos se compensa hormonalmente con el aumento de la progesterona. Esta hormona se produce en vistas a la posibilidad de un embarazo, bajando sus niveles sobre el día veintiocho si no se concretó una gesta.

El aumento de la progesterona estimula las glándulas sebáceas que favorecerán el acné clásico del último periodo del ciclo menstrual. Las mujeres que saben cómo afecta el ciclo menstrual a la piel entienden que es el momento de mayor grasitud de la piel.

calendario menstruación

Sigue descubriendo: Signos y síntomas de altos niveles de estrógenos

Las patologías de la piel y el ciclo menstrual

Más allá de los cambios propios de cada etapa del ciclo, sabemos también cómo afecta el ciclo menstrual a la piel que ya padece enfermedades. Las mujeres con patologías dérmicas también notan cambios puntuales en los síntomas durante el mes.

En el eccema, por ejemplo, las pacientes tienen peores síntomas durante la fase lútea. Padecen más picazón y enrojecimiento los días previos al inicio de la menstruación, mejorando inmediatamente después de concretarse el sangrado.

Por otro lado, las mujeres con psoriasis pueden registrar mayores signos de la enfermedad en días donde el estrógeno hace sus picos. Por dicha razón, se han experimentado terapias anti-estrogénicas para aquellas que sufren grandes exacerbaciones.

Finalmente, el acné tiene su clásico periodo de agravamiento en la fase lútea. Como vimos previamente, el aumento de la progesterona incrementa la actividad de las glándulas sebáceas intensificando la grasitud de la piel.

  • Jiménez, MJ Rodríguez, and N. Curell Aguilá. "El ciclo menstrual y sus alteraciones." Pediatria integral 21 (2017): 304-311.
  • Hernández, Ingrid S., and Jaime Piquero Martín. "Menopausia y piel." Dermatología Venezolana 33.1 (1995).
  • González, Ayezel Muñoz. "Menopausia y piel." Dermatología Venezolana 49.3 y 4 (2011).