¿Cómo afecta la gripe al cuerpo?

3 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Leonardo Biolatto
Con los estudios científicos hemos avanzado en conocer cómo afecta la gripe al cuerpo. La mayoría hemos sufrido alguna vez la enfermedad y sabemos que no es agradable. En este artículo vamos a conocer dónde se originan los síntomas gripales.

La gripe es una enfermedad viral, sobre todo estacional. Muchos la hemos padecido alguna vez y conocemos cómo afecta la gripe al cuerpo por la experiencia. Ahora bien, hay mecanismos que se activan frente a la infección y que son los culpables de la sintomatología.

Clásicamente, los signos de la gripe son la fiebre, el dolor de cabeza, los dolores musculares y el cansancio. Cuando evoluciona normalmente sin complicaciones se resuelven todos ellos sin dejar secuelas.

Pero algunos casos de gripe son más severos. Cuando el virus se instala en organismos debilitados por inmunodepresión, por edades extremas o por la presencia de otra patología de base, es posible la evolución hasta la muerte.

También debemos tener en claro que, cuando nos referimos a una gripe, no es lo mismo que los resfriados. El resfriado es mucho más leve y las consecuencias son menores y superficiales. Es distinto cómo afecta la gripe al cuerpo, ya que la agresión es mayor.

El virus de la gripe tiene efectos sociales, además. Cuatro de cada diez personas con cuadro gripal se ausentan de su trabajo durante el padecimiento, y casi la totalidad se recluye disminuyendo actividades deportivas y sociales.

Entre los síntomas que perciben los individuos, según distintas encuestas, el más molesto es la sensación de cansancio. Casi la mitad de los engripados asegura que transcurre el periodo aletargado. Si bien el cansancio es lo más notorio y molesto, veremos que se produce por culpa de la fiebre y los dolores musculares. Detrás de ello está la inflamación de los tejidos.

El proceso microscópico de la gripe

Los signos y síntomas que se manifiestan externamente por la enfermedad son la expresión de cómo afecta la gripe al cuerpo en lo microscópico. Diversos mecanismos celulares explican que tengamos fiebre, cefalea y mialgias.

Una vez que el virus gripal ingresó al organismo, ya sabe que posee unas ocho horas para replicarse antes que lo detecte el sistema inmune humano. Su puerta de ingreso es la vía respiratoria y se asienta en células epiteliales del pulmón.

Al penetrar las células humanas, el virus se apropia de las organelas de las células que producen proteínas; y pone esas organelas a trabajar en su beneficio. En definitiva, se aprovecha de lo que ya posee el huésped para multiplicarse y sobrevivir. Posteriormente, las nuevas copias virales buscan otras células para infectar.

Cuando el sistema inmune del ser humano se activa para combatir al virus de la gripe, se desencadenan varias reacciones. Estas reacciones establecerán los síntomas conocidos de la gripe y son la explicación sobre cómo afecta la gripe al cuerpo.

Lo primero en activarse para la defensa son los glóbulos blancos. Estas células constituirán la primera línea para la activación posterior de las sustancias mediadoras de la inflamación: las citoquinas.

Las citoquinas pueden entenderse como pequeñas hormonas que transportan un mensaje en el sistema inmunitario. Su misión es provocar la activación de órganos y tejidos para eliminar al virus del cuerpo cuanto antes.

Sistema inmune
El sistema inmune detiene la enfermedad, pero también es quien genera los síntomas de la gripe

Sigue leyendo: El sistema inmune: nuestro ejército contra las enfermedades

Cómo afecta la gripe al cuerpo: fiebre

Al hablar sobre cómo afecta la gripe al cuerpo, tenemos que referirnos indefectiblemente a la fiebre. La patología transcurre con fiebre, y es uno de sus signos característicos.

La fiebre se produce cuando el hipotálamo da la orden de levantar la temperatura corporal. Esa orden es emitida porque el hipotálamo percibe la presencia de sustancias que llamamos pirógenas. Entre las sustancias pirógenas, tenemos a los componentes de las bacterias y de los virus y a las citoquinas.

Al elevar la temperatura corporal, nuestros glóbulos blancos se hacen más eficientes. En realidad, la fiebre es un mecanismo de defensa, más que una consecuencia patológica. Además, a altas temperaturas, los microorganismos encuentran más dificultosa su reproducción.

Cómo afecta la gripe al cuerpo: cefalea

No está totalmente claro el proceso que explica cómo afecta la gripe al cuerpo para producir cefalea. Se entiende que, al haber fiebre, es lógico el dolor de cabeza; esto no es algo propio solo del síndrome gripal.

Las citoquinas también se han asociado a la cefalea. Una en particular, que se llama interleucina-1, es una citoquina inflamatoria, al igual que el interferón.

Tanto las citoquinas como la temperatura elevada llevan a la vasodilatación. Los vasos del cuerpo se agrandan y ese flujo sanguíneo podría explicar el dolor de cabeza con un mecanismo intrínseco parecido al que explica las migrañas.

Hombre con gripe
La fiebre y el dolor de cabeza son dos síntomas clásicos de la gripe

Sigue descubriendo: 10 mitos sobre la gripe infantil

Cómo afecta la gripe al cuerpo: dolores musculares

Finalmente, las mialgias también son características de la gripe. Estudios científicos han hallado una explicación genética para este dolor muscular gripal y también está, por supuesto, la acción de las citoquinas.

Durante la infección, nuestro cuerpo aumenta la expresión de determinados genes que son promotores de la destrucción de los miocitos. Los miocitos son las células del tejido muscular.

Al mismo tiempo, las citoquinas inflamatorias ordenan a los músculos inflamarse para combatir al virus. La inflamación de los músculos es dolorosa y los agota, ya que los recursos celulares están empecinados en la lucha contra el virus. De allí proviene el gran cansancio que los enfermos de gripe relatan.

En conclusión

Sabemos bastante sobre los mecanismos que explican cómo afecta la gripe al cuerpo, pero aún hay mucho más por investigar. Lo cierto es que, al padecer la infección, sentimos fiebre, cefalea y dolores musculares.

Los síntomas son una expresión de que nuestro sistema inmune está combatiendo al virus. A la par, debemos poner de nuestra parte para acelerar el proceso, con el descanso adecuado y la consulta médica oportuna.

  • Nicholson, K. G. "Clinical features of influenza." Seminars in respiratory infections. Vol. 7. No. 1. 1992.
  • Stöhr, Klaus. "Influenza—WHO cares." The Lancet infectious diseases 2.9 (2002): 517.
  • Bouvier, Nicole M., and Peter Palese. "The biology of influenza viruses." Vaccine 26 (2008): D49-D53.