Cómo alcalinizar tu cuerpo para tener un buen estado de salud

Debemos priorizar el consumo de frutas y verduras y reducir el de proteína animal. Para eliminar el exceso de ácidos, tomaremos, al menos, 2 litros de agua al día

Tu cuerpo se puede desequilibrar cuando tu dieta contiene principalmente alimentos ácidos y tiene una falta de oxígeno, debido a un estilo de vida sedentario. Cuando eso ocurre, la salud se puede resentir y es necesario alcalinizar el organismo para que recupere ese equilibrio perdido.

Para conseguirlo es esencial realizar cambios en nuestros hábitos alimenticios y en la rutina de vida diaria. Esta es la forma más eficaz para alcalinizar rápidamente tu cuerpo. Vamos a conocer más detalles a continuación.

Conocer tu pH

Es crucial mantener un pH entre 7,35 y 7,45, para que tu cuerpo pueda realizar correctamente funciones vitales, como son una adecuada desintoxicación y una absorción correcta de nutrientes.

Para conocer exáctamente tu pH, debes de utilizar tiras reactivas de orina. La medición se debe realizar a primera hora de la mañana y a última hora del día de la siguiente manera:

  • Recoge la orina en un recipiente. Tiene que ser orina a la mitad del flujo para que la recogida de la muestra sea precisa. Es así porque tanto el comienzo como al final del flujo de orina se encuentran diferentes niveles de partículas.
  • Toma una tira reactiva y sumérgela en la orina durante al menos unos cinco segundos, y compáralo con el color que aparece impreso en el rollo de papel.
  • La meta es conseguir unos niveles de entre 7,3 y 7,4.

Lee también: Beneficios de los jugos rojos: alcalinizantes y rejuvenecedores

Dieta para alcalinizar el organismo y equilibrar el pH

Si el resultado de la prueba muestra unos elevados niveles de acidez, puedes ajustar el pH y alcalinizar tu organismo mediante la dieta.

Zumo de zanahoria y tomate para alcalinizar el cuerpo

Prepara zumo de frutas y verduras para el desayuno. Puede ser de zanahorias, apio, col rizada, manzanas y jengibre, ya que las frutas y verduras son los alimentos más alcalinizantes. Tu dieta debe de estar basada en el 80% de frutas y verduras

Además, come verduras de hoja verde y vegetales en el almuerzo. Pueden ser coles de Bruselas al vapor, espinacas, col rizada y brócoli. También puedes comer frijoles u otra legumbre, o arroz integral como fuente de proteínas.

La carne que contiene proteína tiende a ser ácida, por tanto, mejor reducir su consumo. En cambio,  las proteínas de la soja, los frutos secos, las lentejas, los garbanzos y las semillas son menos ácidos que las proteínas animales.

Otro consejo es que bebas por lo menos dos litros de agua durante el día, para eliminar el exceso de ácidos en el cuerpo. Y consume cenas ligeras, como un plato de avena con fruta y pasas.

Te puede interesar: ¿En qué consiste la dieta del pH?

Alimentos que generan ácido

La carne, los productos lácteos y la mayoría de los cereales refinados son alimentos generadores de ácido. Por ello debes tener mucho cuidado si tu pH no está equilibrado.

Pero no tienes que renunciar a estos alimentos por completo. Consume solo carnes magras y limita el consumo de otros alimentos, como los quesos duros, pan, pasta, alimentos salados y refrescos.

Por qué es tan importante regular el pH

Imagen de una dieta alcalina

Cuando se produce un aumento de la acidez en la sangre, es decir si el pH está bajo, estamos ante una acidosis. Esta puede ser de dos tipos:

  • Respiratoria: cuando hay un exceso de dióxido de carbono en el cuerpo porque los pulmones son incapaces de deshacerse de él.
  • Metabólica: aparece cuando los riñones no pueden eliminar suficiente ácido del organismo.

Tratarlas de manera precoz es esencial, ya que pueden desencadenar problemas como cálculos renales, problemas de riñón crónicos o enfermedades óseas.

Pero puede ocurrir lo contrario, es decir, que el pH esté por encima de los niveles aconsejables. Es la alcalosis, que se puede manifestar con náuseas, nerviosismo o espasmos. También es importante tratarla cuanto antes.

Como ves, es importante controlar nuestros niveles de pH. Si está descompensado pueden aparecer problemas como debilitamiento óseo, sobrepeso o problemas de sueño. Para regularlo tenemos un arma eficaz y poderosa: una dieta adecuada.

Imagen cortesía de romanov