¿Cómo aliviar el dolor de piernas en el embarazo? 5 consejos

Daniela Castro 22 agosto, 2018
El ejercicio físico ayuda a fortalecer los músculos y reactivar la circulación para disminuir el dolor de piernas durante el embarazo. Descubre otros hábitos saludables contra este síntoma.

La práctica de algunos ejercicios y hábitos saludables puede ayudar a aliviar el dolor de piernas en el embarazo. Este síntoma, que tiende a empeorar en el último trimestre, suele ser producto de la retención de líquidos y las dificultades circulatorias propias de esta etapa.

Se describe como una sensación de tensión en la parte inferior del cuerpo, a menudo acompañada con calambres u hormigueo. También produce inflamación, pesadez y otras incomodidades que pueden afectar la capacidad de movimiento.

Si bien los síntomas disminuyen con un poco de reposo, en general es más aconsejable hacer estiramientos y actividades físicas de bajo impacto. ¿Te aqueja este problema? En el siguiente espacio te compartimos 5 buenas recomendaciones para controlarlo.

¿Por qué se produce el dolor de piernas en el embarazo?

El cuerpo sufre muchos cambios a lo largo de la gestación; sin embargo, una de las partes que más resultan afectadas son las piernas. Debido a los cambios de peso que van ocurriendo conforme avanzan los meses, la presión sobre esta zona aumenta.

Además, el crecimiento del bebé va comprimiendo algunos de los vasos sanguíneos que se dirigen a las piernas, lo cual detona la tensión. De hecho, esto puede causar deformaciones o inflamación en las venas, provocando esas odiadas arañitas y varices.

Otra causa relacionada con esta condición es la retención de líquidos. Esta última interfiere en el flujo de la sangre y produce una hinchazón notoria en las extremidades. También aumenta la recurrencia de calambres y dificulta la relajación muscular.

Lee este artículo: Mitigar los dolores durante las primeras semanas de embarazo

Consejos para aliviar el dolor de piernas en el embarazo

Aunque la intensidad del dolor de piernas en el embarazo puede variar en cada mujer, hay algunos consejos generales que ayudan a minimizarlo. Lo ideal es practicarlos desde el inicio del embarazo, inclusive cuando no hay señales de dolor o cansancio. ¡Toma nota!

1. Hacer ejercicio físico

El ejercicio físico tiene muchos beneficios para las mujeres en estado de gestación. Si bien se debe adaptar a su condición, su práctica diaria disminuye el dolor de piernas y mejora el estado físico. A su vez, ayuda a regular el peso corporal y fortalece los músculos.

Gracias a esto, aumenta la resistencia del suelo pélvico y disminuye el riesgo de partos prematuros, cesáreas y desgarros. Por supuesto, mantiene activa la circulación y disminuye la sensación de pesadez y tensión sobre las piernas. Algunos recomendados son:

  • Posturas de yoga para embarazadas
  • Ejercicios de pilates
  • Estiramientos en esterilla
  • Caminar a paso moderado
  • Practicar natación
  • Ejercicios de Kegel

2. Adoptar una buena alimentación

La idea de “comer por dos” en el embarazo ya es cosa del pasado. En lugar de esto, se viene recomendando la adopción de una alimentación completa y balanceada, con un aporte calórico y nutricional adaptado a las necesidades de la madre.

Con el fin de disminuir los dolores en las piernas se recomienda el consumo abundante de frutas, vegetales y alimentos con grasas saludables. Gracias a sus vitaminas, minerales y omega 3, la sangre fluye sin dificultad y evita la tensión de las extremidades.

3. Consumir abundante agua

Beber agua durante el embarazo.

Uno de los mejores hábitos para aliviar el dolor de piernas en el embarazo es el consumo diario de agua y líquidos saludables. Aunque muchas lo ignoran, este tipo de bebidas combate la inflamación y reactiva la circulación.

Además, es clave para un óptimo trabajo digestivo, lo cual reduce otras molestias como el estreñimiento. Lo idóneo es ingerir entre 8 y 10 vasos de agua al día, ya sea por sí solos o en infusiones frutales, caldos, etc.

¿Lo sabías? Cómo usar clavo de olor en remedios para mejorar la digestión

4. Poner las piernas en alto

El cansancio en las piernas puede resultar del esfuerzo físico y la presión causada por el peso del embarazo. Para combatirlo de forma natural en cuestión de minutos, tan solo basta con elevar las piernas en el sofá o sobre un banco pequeño.

Este simple gesto facilita el retorno de la sangre hacia el corazón y relaja los músculos tensionados. También es importante corregir la postura y evitar cruzar las piernas por tiempo prolongado.

5. Aplicar un masaje

Los masajes relajantes son una de las mejores terapias para aliviar el dolor de piernas en el embarazo. No solo eliminan la sensación de cansancio, sino que estimulan la circulación y el sistema linfático para evitar la retención de líquidos y prevenir la hinchazón.

Cabe destacar que son una buena opción terapéutica para mejorar la salud mental, ya que combaten el estrés y ayudan a manejar la ansiedad. Se pueden aplicar con un aceite relajante para obtener mejores resultados.

En resumen, hacer ejercicio físico regular y mantener una buena nutrición son las claves para evitar el dolor de piernas en el embarazo. Es muy importante que cada madre lo practique desde los primeros meses, ya que así no se sufren tantas dificultades en la última etapa.

Te puede gustar