Cómo aliviar el dolor de piernas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Maricela Jiménez López el 7 noviembre, 2018
El dolor de piernas puede estar motivado por un exceso de ejercicio, por deshidratación de los músculos o bien por un calzado inadecuado. En cada caso, el tratamiento será diferente.

Una de las molestias más comunes, es el dolor en las extremidades inferiores. Hay diferentes maneras de tratar este problema; si te preguntas cómo aliviar el dolor de piernas, considera estos fáciles y prácticos consejos que te ayudarán a responder a esa inquietud.

Las molestias en las piernas pueden estar causadas por diferentes factores. Estos pueden ir desde mantener una mala posición en el trabajo hasta el exceso de ejercicio; sí, aunque parezca algo contradictorio, tanto la quietud como el sobreentrenamiento son perjudiciales.

Ahora bien, no son pocas las personas que se preguntan a diario cómo aliviar el dolor en las piernas. La buena noticia es que no hace falta, en la mayoría de los casos, recurrir a costosos y complejos tratamientos. Prueba primero con las siguientes alternativas; de seguro te ayudarán a calmar los síntomas.

Cómo aliviar el dolor de piernas con cuidados básicos

Hielo para músculos adoloridos por ejercicio

Como se mencionó previamente, las causas del dolor de piernas pueden ser variadas. Por este motivo, hay tratamientos caseros diferentes para cada clase de desencadenante.

Por ejemplo, cuando se trata de dolor muscular por ejercicio excesivo, se puede utilizar una bolsa con hielo envuelta en una toalla y ponerla en el área afectada. Este tratamiento ha de mantenerse por unos 15 minutos en la parte de la pierna que duele; se puede repetir unas 4 veces al día.

Además de esto, puede ser de bastante ayuda poner a descansar las piernas en un lugar alto. Sea cual fuere la posición elegida, la idea es que las piernas queden en una posición más alta que la del corazón; por ejemplo, es bueno tenderse en la cama y colocar unas almohadas bajo las piernas para levantarlas.

Hidratación y estiramiento para los calambres

Otro de los principales dolores que ocurren en las piernas son los calambres. Básicamente, estos consisten en una contracción abrupta del músculo que puede resultar bastante dolorosa y molesta.

Estos dolores musculares pueden ocurrir en medio de la noche y tomar absolutamente por sorpresa a quien los sufre; no obstante, también pueden sentirse después de realizar una sesión de ejercicios.

Los calambres pueden originarse por motivos diversos. Por lo general, están asociados a la deshidratación o la falta de ciertos nutrientes; una vez más, el exceso de exigencia sobre los músculos de las piernas también son un posible factor de origen.

Por lo tanto, para evitar los calambres se recomienda consumir suficiente agua durante el día, de modo que se mantenga el cuerpo con un nivel de hidratación adecuado. Además, se ha de poner atención a los hábitos alimenticios para determinar si hay algunos minerales que no se están consumiendo en las cantidades requeridas por el organismo.

Lee también: Las mejores posturas para entrenar los hombros y abdominales

En el momento en el que ocurre el calambre, es recomendable realizar un estiramiento del músculo que sufre el dolor. Por ejemplo, se debe estirar el pie para elongar el músculo de la pantorrilla, que es el que sufre de calambres con mayor asiduidad.

Pon atención a tus zapatos

Muchas veces, el problema puede estar en los tipos de zapatos que usas. Es posible que haya problemas de desgaste en las suelas o irregularidades en el interior del calzado, lo que provoca que no puedas pararte o caminar de manera adecuada. Por ende, sufrirás de dolores de piernas.

En este caso, la prevención es la mejor herramienta para evitar el problema. Compra zapatos poniendo más atención a la comodidad de tus pies que a las modas; además, deja de usar los zapatos viejos que se han desgastado y no te ofrecen la estabilidad que tus piernas necesitan.

Te puede interesar: 6 posturas de yoga para tonificar glúteos y piernas

Haz ejercicio para fortalecer los músculos

Sin llegar a los excesos que mencionamos antes, es de vital relevancia que dediquemos al menos media hora cada día para la realización de actividad física. Prácticamente todas implican cierta exigencia para las piernas, por lo que su resistencia, fuerza y flexibilidad se verá mejorada.

El desarrollo de los músculos de las extremidades inferiores es clave para evitar el dolor de piernas. Para ello, podemos realizar ejercicios como los siguientes:

  • Sentadillas, en todas sus variantes.
  • Ejercicios con peso en máquinas de gimnasio como la camilla muslera.
  • Caminar, trotar o correr.
  • Salto al cajón.
  • Estocadas.

En última instancia, recuerda que debes consultar con un médico si los dolores persisten, la pierna con dolor se muestra hinchada o con colores fuera del tono natural de tu piel —como tonalidades rojizas o moradas—. No siempre basta con saber cómo aliviar el dolor de las piernas, sino que debemos saber qué lo originó para prevenir complicaciones mayores.

Imagen cortesía de o5com.