¿Cómo aliviar el molesto dolor de muelas?

Elena Martínez Blasco·
19 Septiembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
02 Enero, 2019
Una alimentación sana y equilibrada también puede resultar beneficiosa para aliviar el dolor de muelas y reducir la inflamación. Evitaremos el consumo de lácteos, pan y azúcar blanco
 

El dolor de muelas puede llegar a ser insoportable para muchas personas. Lo peor es que muchos de nosotros no conocemos demasiadas alternativas naturales a los analgésicos y antiinflamatorios de farmacia, de los cuales no conviene abusar.

Te explicamos cómo preparar enjuagues caseros que podrían ayudar a calmar el dolor, así como alimentos, dentífricos caseros y otros consejos que también pueden ser de ayuda para tratar naturalmente el dolor de muelas.

Cómo tratar el dolor de muelas

1. Enjuague bucal de clavo de olor

clavo de olor En busca del sol

Recomendamos evitar los colutorios que se venden, ya que contienen alcohol y otras sustancias demasiado agresivas para el pH de nuestra boca.

En cambio, podemos hacer enjuagues con infusión tibia de clavo de olor dos o tres veces al día, después del cepillado.

El clavo de olor ha sido usado tradicionalmente para el dolor de muelas, como muestra este estudio, debido a que actúa como un analgésico, anestesiando ligeramente la zona dolorida.  No recomendamos este remedio para niños ni mujeres embarazadas, ya que es tóxico.

No obstante, este método puede ser la solución al problema, pero no sería la definitiva, ya que habría que acudir, en primera instancia, al médico para que nos de un diagnóstico y tratamiento adecuados antes de hacer cualquier cambio en nuestro hábitos de vida.

 

2. Enjuague bucal de agua de mar

Aunque no hay estudios científicos que demuestren esta información, hay una creencia popular que dice que otra opción para hacer enjuagues naturales es usar agua de mar, que es alcalinizante y remineralizante, en la proporción de una parte de agua marina por dos partes y media de agua natural.

Si vivimos en una zona con mar podemos recogerla nosotros mismos, a primera hora de la mañana, fuera de la temporada de baño, sumergiendo una botella hasta debajo de todo para evitar la capa superior. También la podemos comprar en dietéticas o herbolarios, o bien usar agua natural con sal marina o sal del Himalaya diluida.

No obstante, desde aquí recomendamos encarecidamente acudir al profesional sanitario correspondiente antes de realizar cualquier cambio en nuestros hábitos de vida para que nos de un tratamiento acorde a nuestras dolencias.

3. Enjuague bucal de Flores de Bach

En las farmacias y herbolarios encontraremos un preparado de Flores de Bach llamado rescate, que es precisamente para usar en momento de crisis, como puede ser un dolor de muelas. Para preparar el enjuague pondremos 4 gotas en un vaso de agua e iremos enjuagando y bebiendo a lo largo del día. Podemos repetirlo hasta notar mejoría.

Si bien es cierto que las Flores de Bach se pueden utilizar para que el paciente se relaje, no hay estudios científicos que demuestren que ello es efectivo, por lo que recomendamos consultar al médico antes de realizar cualquier cambio en nuestros hábitos de vida.

 

4. Sauce, el analgésico natural

sauce MeganEHansen

El sauce es conocido por sus principios analgésicos, a partir de los cuales la farmacopea descubrió la aspirina, tal y como muestra este estudio publicado en la Revista Médica de la Universidad Veracruzana. Lo podremos comprar en herbolarios y parafarmacias.

5. Crema externa antiinflamatoria

Mientras realizamos tratamientos internos también podemos aplicarnos externamente, justo en la zona de la cara correspondiente a la muela afectada, alguna crema natural con efectos antiinflamatorios, como puede ser alguna a base de arcilla o árnica. Masajearemos con suavidad y repetiremos varias veces al día.

6. Aplicación de frío

Un remedio que no falla y alivia mucho es el de aplicar frío. Podemos usar algún alimento congelado o bien un poco de hielo pero siempre cubierto por un paño. Lo aplicaremos directamente en la cara durante al menos media hora.

7. Alimentación contra el dolor

semillas de calabaza Food Thinkers
 

Nuestra alimentación debe ser rica en los siguientes alimentos, los cuales ayudan a reducir la inflamación y el dolor debido a sus propiedades:

  • Fruta fresca y de temporada.
  • Verduras y ensaladas.
  • Legumbres.
  • Cereal integral (arroz, mijo, quinoa, avena, etc.).
  • Frutos y frutas secas.
  • Semillas (de girasol, de sésamo, de calabaza).

Asimismo evitaremos principalmente alimentos que acidifican la boca y por lo tanto tienden a empeorar el dolor y la inflamación:

  • Leche y derivados lácteos.
  • Pan (sí que podemos comer pan dextrinado).
  • Azúcar blanco.

8. Higiene oral

Es fundamental limpiar bien los restos de comida que pueden quedar en las cavidades de la boca, para no agravar la inflamación ni dar pie a infecciones.

Para ello, podemos usar diariamente el hilo o seda dental, pero con mucho cuidado para no provocar el sangrado de las encías. Después cepillaremos también con cuidado los dientes, en todas las direcciones, e intentando llegar a todos los rincones de la boca.

Podemos usar dentífricos suaves, a poder ser ecológicos, que no contengan sodium lauryl sulfate, que es una sustancia demasiado abrasiva para nuestra boca.

9. Un dentífrico casero

Podemos preparar nuestro propio dentífrico natural mezclando los siguientes ingredientes:

  • Tres cucharadas soperas de arcilla blanca de uso interno.
  • Agua mineral.
  • Sal marina bien diluida en el agua.
  • 2 gotas de aceite esencial de orégano o limón.

Mezclamos bien los ingredientes con una cuchara de palo y guardamos la pasta resultante en un tarro de vidro.

 

Si bien no hay investigaciones científicas que demuestren que esto es efectivo, lo que recomendamos desde aquí es acudir al especialista sanitario correspondiente para que nos proporcione un diagnóstico y tratamiento adecuados a nuestras necesidades. 

Imágenes por cortesía de MeganEHansen, En busca del sol y Food Thinkers

  • Montes, M. (2010). Placa Bacteriana. Servicio de Odontología. https://doi.org/10.1177/014272379101103201
  • González, J. A., & Cruz-Sánchez, M. Á. (2011). Mantis religiosas (Mantodea) y dolor de muelas.
  • Wikipedia, la enciclopedia libre. (Consulta 2018). DOLOR. Online [https://es.wikipedia.org/wiki/Dolor].
  • Mehta NR, Scrivani SJ, Spierings ELH. (2014). Dental and facial pain. In: Benzon, HT, Rathmell JP, Wu CL, Turk DC, Argoff CE, Hurley RW, eds. Practical Management of Pain. 5th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Mosby; 2014:chap 31.
  • Benko KR. (2019). Emergency dental procedures. In: Roberts JR, Custalow CB, Thomsen TW, eds. Roberts and Hedges' Clinical Procedures in Emergency Medicine and Acute Care. 7th ed. Philadelphia, PA: Elsevier; 2019:chap 64.
  • Travers JB, Travers SP, Christian JM. (2015). Physiology of the oral cavity. In: Flint PW, Haughey BH, Lund V, et al, eds. Cummings Otolaryngology: Head and Neck Surgery. 6th ed. Philadelphia, PA: Elsevier Saunders; 2015:chap 88.