¿Cómo aliviar la comezón?

Una de las formas más rápidas de aliviar la comezón es aplicar una compresa fría o un hielo en la zona en la que tenemos comezón.

La comezón, también conocida como picazón o picor, es una sensación que se puede sentir en cualquier parte de la piel y que resulta incómoda. Sus causas son muy diversas pero, independientemente del caso, la reacción inmediata es rascarse.

Sin embargo, rascar la piel puede resultar contraproducente, ya que el roce de la uña, al rascar con intensidad, puede arañar la piel y, por ende, lastimarla. Para ayudarte, a continuación te comentamos cómo puedes aliviar la comezón de diversas maneras.

¿Qué puede causar comezón?

La comezón es un síntoma que puede haber sido provocado por diversas causas, tales como: la picadura de un insecto, el propio sudor de la piel, algún tipo de alergia o irritación, pero también, puede estar causada por un mal cuidado de la piel. En este sentido, una causa común de comezón viene a ser la resequedad. 

Por otra parte, la comezón puede ser un síntoma de alguna infección, una alteración del metabolismo (como la diabetes) o la somatización de algún malestar de orden psicológico (como la ansiedad, el estrés, el trastorno de dermatilomanía, entre otros).

El contacto con algunas hierbas, plantas, el cambio de clima, el consumo de algunos alimentos como mariscos, frutos secos o frituras y la sobreexposición solar pueden llegar a causar, en algunos casos, comezón.

Otras causas pueden ser los trastornos cutáneos, tales como: la psoriasis, la dermatitis, la sarna, la caspa o la urticaria. Hay que recordar que existen algunas enfermedades, como la varicela, que también incluyen este síntoma.

Síntomas que pueden acompañarla

  • Inflamación.
  • Hormigueo.
  • Dolor de la zona afectada.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Adormecimiento de la zona.
  • Lesiones varias: ampollas, heridas.

Cuando nos rascamos con demasiado vigor, la comezón puede convertirse en dolor. Por ello, no se recomienda rascarse con las uñas sino frotar con la yema de los dedos. De esta manera, sentiremos alivio y evitaremos el enrojecimiento y la aparición de otros síntomas.

Remedios caseros para la comezón

Tónicos y baños

  • Date un baño de inmersión con agua caliente y una taza de bicarbonato de sodio.
  • Aplica leche de magnesio o agua de hamamelis en el área afectada y, en pocos minutos, las molestias desaparecerán. Repite si es necesario.
  • Otro baño de inmersión muy bueno para aliviar la comezón consiste en llenar la bañera con agua caliente y un litro de agua de azahar. Funciona, sobre todo, para la urticaria. Si la comezón se da sólo en una parte del cuerpo, moja una mota de algodón en el agua de azahar y aplícala sobre la zona afectada.

Bebidas

  • Hierve dos cucharadas de tilo, valeriana, verbena, lavanda o manzanilla en una taza de agua, durante 5 minutos. Bebe como acompañamiento de una comida. Estas infusiones tienen efecto  sedante, con lo cual, son muy buenas para promover la tranquilidad en caso de ansiedad y estrés.
  • Macera durante toda la noche 1 cucharada de raíz de zarzaparrilla en un litro de agua. A la mañana siguiente hierve por 20 minutos y bebe 1 cucharada cada día, en ayunas preferentemente.
  • Hierve un puñado de ortiga, otro de salvia y otro de toronjil en un litro de agua. Bebe tres tazas al día hasta que cese la comezón.

Otros remedios atópicos

  • Aplica el gel de aloe vera o sábila directamente en la zona afectada.
  • Corta una cebolla grande en rodajas y aplica sobre la piel, fijando con una gasa o venda. Si es una zona amplia, frota la cebolla en la piel, sin presionar, por algunos minutos.
  • Aplica una bolsa de hielo o compresa fría en la zona que sientes comezón. Otra opción es frotar directamente un cubo de hielo. Esto no se recomienda para los casos de urticaria o picor por alergia al frío. De esta manera se contraen los vasos sanguíneos de la superficie dérmica y disminuye la cantidad de histaminas irritantes que se están produciendo.
  • Envuelve en una tela fina 1 taza de maicena y varias flores de manzanilla molidas o maceradas. Sumerge en la bañera o recipiente y luego aplica en la zona afectada.
  • Hierve algunas cucharadas de avena en copos hasta que se forme una pasta. Deja que se enfríe y aplica en las áreas que te pican. Coloca una venda o gasa.

Siempre y cuando la causa de la comezón no sea una enfermedad, se puede recurrir a ciertos remedios caseros para aliviarla. Sin embargo, es necesario consultar siempre con el médico antes de aplicarlos. 

En su mayoría, los remedios caseros están preparados con ingredientes naturales inocuos, pero si la persona es propensa a padecer alergias, estos remedios no serán convenientes.